La contracrónica: Marc Martínez, mano de santo
Marc Martínez para el penalti decisivo. Fuente: F.C Cartagena 

Segunda final de ascenso al fútbol profesional en Málaga, esta vez fue el turno del F.C Cartagena y Atlético Baleares, en un partido muy tenso donde reinó la táctica sobre la técnica. En un lado el Cartagena ,con condición de local, de blanquinegro y al otro el Atlético Baleares que vistió de amarillo, ambos equipos brindaron un partido muy tenso de principio a fin.

Por parte de los cartageneros, Borja Jiménez apostó por un 4-3-3 con alguna sopresa en el once, en portería el portero menos goleado del Grupo IV, Marc Martínez, defensa de cuatro para Forniés, Andujar, Alex Martín y Johanneson. En el centro del campo el técnico de Ávila, apostó por la veteranía de su capitán, Cordero como pivote acompañado de Carrasquilla y Lucas de Vega y en ataque, Cayarga, William y en punta Vinicius Tanque.

A la otra mitad del verde, Mandiola apostó por un 4-2-3-1. Manu Herrera, como es normal, en portería, defensa para Peris, Orfila, Villapalos y Borja San Emeterio. El centro del campo fue para Shashoua y Rovirola ocupando el doble pivote, línea de tres para Ortiz, Iturraspe y Canario y en punta de ataque Tony Gabarre.

El encuentro empezó con ambos equipos teniéndose mucho respeto, ninguno de los dos quería tirar por al borda el trabajo de toda una temporada en lo que en principio serían noventa minutos. Las ocasiones tardaron en llegar y fueron escasas por parte de ambos equipos. La primera del encuentro pero sin crear mucho peligro salió de las botas de Jorge Ortiz desde la frontal del área, que sin problema atajó Marc Martínez. Minutos después Vinicius Tanque tuvo la suya y casi decanta el marcador del lado albinegro pero Manu Herrera sacó a córner la más peligrosa del encuentro hasta el momento. Pasaron los minutos y ambos equipos tuvieron llegadas tímidas pero sin ocasionar un grave peligro a los porteros, mientras tanto el protagonista del encuentro era la dureza que tenía el At. Baleares con los jugadores del Éfese a pesar de que el colegiado tan solo sacara una tarjeta durante la primera mitad que acabó sin goles y con ambos conjuntos teniéndose mucho respeto.

Pausa de hidratación. Fuente: F.C Cartagena
Pausa de hidratación. Fuente: F.C Cartagena

La segunda comenzó con la misma tónica, pero con la diferencia que los baleares iban ganando metros a un Cartagena que se había sentido dominador. El equipo de las Islas Baleares tuvo la primera en las botas de Gabarre, pero se volvió a topar con Marc Martínez que ya estaba empezando a coger la condición de héroe en el encuentro.

No le gustó a Borja el rumbo que llevaba el partido, a pesar de que William de Camargo estaba dejando alguna que otra jugada digna de súper clase, por eso movió piezas en el centro del campo y en la banda, metiendo a Verza y Manu Viana por Carraquilla y Cayarga. Con los cambios el Cartagena empezó a ganar metro y Lucas de Vega comenzó a tener más peso en la faceta ofensiva.

Poco más se vio hasta el comienzo de la prórroga que nos dejó una de las imágenes de los Play Off, el entrenador del Atletico Baleares se guardó un cambió para sacar al portero suplente, mientras que el Cartagena usó su banquillo para buscar el gol y con ello el pase a segunda con cambios como Elady o Pablo Caballero. Finalmente el encuentro se decidió desde los once metros.

Empezó tirando el Atletico Baleares y cumpliendo, Lekic, que no perdió los nervios, hizo el primero, puso el empate Verza de forma soberbia con un tiro centrado para engañar al meta. Le siguió Peris que clavó el penal en la mismísima escuadra, Elady volvería a dar aire al Cartagena a pesar de aumentar la tensión con esa especie de paradiña que dejó congelado a más de uno, Alberto Gil anotó el 2-3 seguido de Lucas de Vega que también hizo lo propio. Le llegó el turno a Shashoua que lanzó a las nubes, Caballero no desaprovechó el fallo del mediocentro y en el siguiente un estratosférico Marc Martínez pondría punto y final a la travesía de 8 años en segunda b parando el último lanzamiento.

  • Y Marc Martínez se hizo enorme

El meta del Cartagena volvió a ser clave, como lo venía siendo, toda la temporada, el portero catalán, llegó ser el menos goleado de Europa durante un tramo de la temporada pues Marc Martínez venía de recibir tan solo 19 goles en liga, con paradas que le han valido puntos al Cartagena y han hecho que el conjunto albinegro esté hoy en la categoría de plata del fútbol español.

  • Ocho años después, el Éfese vuelve a Segunda

Foto de familia post partido. Fuente F.C Cartagena
Foto de familia post partido. Fuente F.C Cartagena

Años convulsos desde que el conjunto albinegro volviera a la categoría de plata del fútbol español. Desde su descenso en el año 2012 hasta que tocara fondo en 2015 y comenzara a asomar la cabeza por los Play Off de ascenso el conjunto albinegro ha visto de todo, un equipo en quiebra, al borde de tercera, jugando por la salvación cambios en la presidencia algunos algo convulsos, al menos hasta la llegada de Belmonte y Breis, bautizada como la dupla ‘Doble B’ que arrancaron con un proyecto difícil pero ilusionante para volver al futbol profesional, siempre con el apoyo de la afición y el respaldo a los jugadores que han vestido la elástica cartagenera. Varios Play Off en el camino, finales agónicas, injusticias aparte, el Cartagena volvió en la noche del 20 de julio de 2020 al fútbol profesional.

VAVEL Logo