Evaluación de la plantilla del CD Tenerife 2019/2020
Foto: LaLiga 

Tras terminar la temporada 2019/2020, y con la mente ya puesta en la próxima temporada, llegó la hora de repasar uno por uno la temporada del CD Tenerife y puntuar a sus protagonistas principales del 1 al 10.

(0-4): Suspenso; (5): Suficiente; (6): Bien; (7-8): Notable; (9-10): Sobresaliente.

Adrián Ortolá (7): Buena temporada del guardameta alicantino, que llegó a la isla tras un año en el ostracismo en el Deportivo de La Coruña. Ortolá cumplió con su papel de portero titular, realizando partidos de mucho mérito. Tan solo perdió la titularidad por lesión. Disputó 37 partidos ligueros, 36 como titular.

Luis Pérez (8): El lateral sevillano, cuajó una gran temporada en su último año en la isla, siendo un auténtico martillo pilón por su banda. Su poderoso físico y sus incorporaciones al ataque, fueron durante muchos encuentros lo más destacado del equipo. Indiscutible durante toda la temporada. Tras no renovar, se marcha al Real Valladolid, de Primera División. Disputó 36 partidos ligueros, 35 como titular.

Álex Muñoz (8): El zaguero fue, sin duda, una de las revelaciones del equipo. Llegó a la isla como central, pero acabó convirtiéndose en un fijo en el lateral izquierdo, adaptándose a la perfección y siendo uno de los mejores de la categoría en esa posición. Mostró un gran nivel, tanto defensiva como ofensivamente, consiguiendo goles, dando asistencias y provocando incluso penaltis. Gran temporada la suya. Disputó 38 partidos ligueros, 36 como titular y anotó dos goles.

Iker Undabarrena (5): El centrocampista vasco, tuvo muy pocas oportunidades en su segundo año en la isla, debido al gran nivel mostrando por sus compañeros Luis Milla y Aitor Sanz, durante todo el curso. Cumplió con su rol secundario, y solo salió de inicio cuando sus compañeros no estaban disponibles. Muy poco protagonismo. Disputó 19 partidos ligueros, 4 como titular.

Alberto Jiménez (6): Temporada muy irregular del futbolista majorero, que combinó actuaciones brillantes, con actuaciones en las que no estuvo acertado, sobre todo en el inicio. Cuando mejor nivel estaba mostrando, llegó el parón y ya no volvió a ser el mismo, incluso perdió la titularidad en detrimento de Lluís López. Renovado hasta 2023. Disputó 33 partidos, 31 como titular.

Luis Milla (9): La temporada del centrocampista madrileño ha sido espectacular, especialmente tras el parón. El liderazgo, la calidad y el despliegue físico mostrado por Luis Milla durante este curso, hace que varios equipos de Primera División hayan puesto sus miras sobre él. Su cláusula de 5 millones de euros, parece baja, dado el nivel exhibido por el centrocampista. Además, fue el segundo máximo goleador del equipo. Sobresaliente. Disputó 35 partidos ligueros, 33 como titular y anotó ocho goles.

José Naranjo (3): Una de las decepciones del curso. El onubense, en su segunda temporada en la isla, volvió a defraudar, a pesar de contar con varias oportunidades para ganarse la confianza del entrenador y la afición. Se marchó cedido a las filas del AEK Larnaca chipriota en el mercado invernal. Disputó 10 partidos ligueros, 5 como titular.

Javi Muñoz (5): Llegó en el mercado invernal, procedente del Alavés, de Primera División, para ser un jugador importante, pero a pesar de ser utilizado en todas las demarcaciones del centro del campo, no alcanzó el nivel esperado, a pesar de jugar bastante tras el parón. Disputó 13 partidos ligueros, 4 como titular.

Borja Lasso (7): El centrocampista sevillano estaba cuajando una gran temporada, siendo el mejor hasta que una salvaje entrada de Myakushko en diciembre, puso fin a su notable curso. Hasta entonces, Borja Lasso estaba a gran nivel, aportando calidad y goles al cuadro blanquiazul. Disputó 19 partidos ligueros, 18 como titular y anotó cuatro goles.

Dani Gómez (7): En su primer año en el fútbol profesional, el delantero madrileño cedido por el Real Madrid, cumplió con creces y se convirtió en el máximo goleador del conjunto blanquiazul. Le costó entrar en el equipo titular, pero la llegada de Rubén Baraja, le vino como anillo al dedo. Siempre que marcó, el CD Tenerife ganó. Disputó 38 partidos ligueros, 26 como titular y anotó nueve goles.

Suso Santana (6): La temporada del lagunero fue de más a menos y terminó perdiendo protagonismo. Fue uno de los que se echó el equipo a la espalda cuando peor iban las cosas, pero acabó perdiendo su puesto en favor de Shaq Moore. Debido a la falta de minutos, acabó perdiendo su chispa habitual. El compromiso del capitán, está fuera de duda. Disputó 29 partidos ligueros, 14 como titular y anotó cinco goles.

Álex Bermejo (7): Otra de las revelaciones del curso. El centrocampista catalán, demostró un gran nivel, a pesar de sus problemas físicos y de proceder de la categoría de bronce. Fue utilizado en banda izquierda y de segundo punta, donde mostró su mejor rendimiento. Gran futuro por delante. Disputó 28 partidos ligueros, 16 como titular y anotó seis goles, alguno de ellos importante, como el conseguido en Almería.

Nahuel Leiva (4): Llegó para ser importante en la isla y decepcionó en su primer curso. Nunca llegó a su mejor nivel, y cuando estaba comenzando a despertar, se lesionó, después de anotar el gol de la victoria frente al Girona. Tuvo numerosas oportunidades, pero no pudo rendir el nivel esperado. Disputó 26 partidos ligueros, 19 como titular y anotó un gol.

Carlos Ruiz (6): El veterano central granadino comenzó teniendo protagonismo, pero lo fue perdiendo poco a poco. Cumplió cuando tuvo oportunidades y desapareció de las alineaciones tras su expulsión en el derbi ante Las Palmas. Su presencia en el vestuario, importante. Disputó 18 partidos ligueros, 17 como titular.

Mauro dos Santos (s.c.): Su presencia en el equipo fue testimonial, donde no contó para Aritz López Garai, y terminó saliendo en el mercado invernal rumbo al Albirex Niigata japonés. Disputó un partido liguero, en el que jugó tan solo diecinueve minutos.

Lluís López (7): El central catalán, fue uno de los refuerzos invernales del conjunto blanquiazul y esperó paciente su oportunidad. Una vez la tuvo, tras el parón, se convirtió un fijo en los esquemas de Rubén Baraja, incluso jugando algún partido de lateral derecho. Disputó 9 partidos ligueros, todos ellos como titular.

Aitor Sanz (8): Se agotan los calificativos para describir al centrocampista madrileño. Después de estar casi una temporada y media en el dique seco, Aitor Sanz hizo una grandísima temporada, siendo un fijo en los esquemas del cuadro blanquiazul. Su pareja con Luis Milla, fue de lo mejor de la categoría. Su temporada merece un monumento. Disputó 39 partidos ligueros, 36 como titular y anotó dos goles.

Robert Mazán (4): El eslovaco llegó a la isla cedido por el Celta de Vigo y comenzó siendo fijo en el once inicial, asentándose en el lateral izquierdo. Pero poco a poco, su nivel fue bajando, hasta desaparecer incluso de las convocatorias. Se marchó antes de llegar a la última jornada. Disputó 11 partidos ligueros, todos como titular y anotó un gol.

Isma López (3): Tras llegar la pasada campaña, en el mercado invernal, el navarro estaba llamado a ser uno de los hombres importantes y apenas tuvo participación. Primero a la sombra de Mazán y luego a la sombra de Álex Muñoz. Disputó 8 partidos ligueros, 6 como titular.

Joselu Moreno (6): El delantero onubense, llegó a la isla en el mercado invernal procedente del Real Oviedo, y se convirtió en un fijo en los esquemas de Rubén Baraja, formando pareja con Dani Gómez. Fue el complemento perfecto del delantero madrileño, aportando mucho trabajo a la parcela ofensiva. Disputó 17 partidos ligueros, 15 como titular y anotó dos goles.

Ramón Miérez (3): Otro de los fiascos de la temporada. El delantero argentino, llegó cedido por el Alavés para ser una de las referencias ofensivas y no cuajó. En los primeros compases de la temporada dispuso de minutos, pero tras el parón llegó muy mal físicamente. Difícil que a este nivel pueda jugar en Primera División. Disputó 20 partidos ligueros, 6 como titular y anotó un gol.

Shaq Moore (7): El estadounidense comenzó el curso a la sombra de Luis Pérez, pero acabó siendo uno de los jugadores más importantes, reconvertido al extremo derecho. Tras el parón, fue una de las revelaciones del curso y se convirtió en pieza fundamental. Gran evolución. Disputó 26 partidos ligueros, 19 como titular y anotó un gol.

Filip Malbasic (5): Otro de los que estaba llamado a ser fundamental este curso y se marchó en el mercado invernal por la puerta de atrás. Comenzó a buen nivel, pero se fue diluyendo con el paso de los encuentros, hasta marcharse al Cádiz. Tras el ascenso gaditano, deja una casi un millón de euros en las arcas blanquiazules. El serbio disputó 21 partidos ligueros, 18 como titular y anotó cuatro goles.

Nikola Sipcic (7): Su rendimiento fue de menos a más, al igual que el del equipo y se convirtió en una de las gratas sorpresas de la temporada. Comenzó con muchas dudas, lo que le llevó al ostracismo, desapareciendo incluso de las convocatorias, pero la llegada de Rubén Baraja cambió su situación de forma radical, convirtiéndose en un fijo en el centro de la zaga y ofreciendo un gran nivel. Disputó 25 partidos ligueros, 24 como titular y anotó tres goles.

Daniel Lasure (4): El aragonés llegó en el mercado invernal, cedido por el Real Zaragoza, y su aportación fue muy pobre. Rubén Baraja le utilizó en varias ocasiones como extremo izquierdo, a pesar de ser lateral y no cuajó. Disputó 12 partidos ligueros, 7 como titular.

Dani Hernández (5): El hispano-venezolano fue suplente por primera vez, tras su llegada a la isla, y cumplió con su rol de actor secundario. Tuvo que defender la portería tras la lesión de Ortolá y cumplió su cometido. Disputó 6 partidos ligueros, todos ellos como titular.

Javi Alonso (6): El joven centrocampista tuvo minutos con la primera plantilla del equipo blanquiazul, y demostró ser una alternativa para la medular en los próximos años. Buen nivel del canterano. Disputó 7 partidos ligueros, 4 como titular.

Elliot Gómez (6): Otro canterano que tuvo minutos y los aprovechó para hacerse un hueco en la primera plantilla. El futbolista tuvo protagonismo en la banda izquierda y aportó varias asistencias de gol. La próxima temporada tiene que ser la de su consagración. Disputó 9 partidos ligueros, 3 como titular.

Jorge Padilla (6): En edad juvenil, el canterano blanquiazul ocupó durante varias jornadas la delantera hasta que llegó Joselu. Grata sorpresa, demostrando condiciones para tener más oportunidades en el primer equipo. Su juventud y su desparpajo atisba un gran delantero. Disputó 10 partidos ligueros, 4 como titular y anotó un gol.

Aritz López Garai (4): Llegó a la isla, con una propuesta de fútbol de posesión que no terminó de cuajar. Comenzó bien, con buenos números, pero los fallos defensivos y la escasa eficacia de cara a portería, acabó por condenar al técnico vasco, que fue cesado tras la disputa de la jornada dieciséis, con tres victorias, seis empates y siete derrotas.

Rubén Baraja (9): Sin duda, la llegada del técnico, marcó un antes y un después en el conjunto blanquiazul. El técnico vallisoletano, llegó a la isla con el equipo en muy mala dinámica y consiguió revertir la situación, hasta llegar a soñar con la opción de disputar el playoff de ascenso. Los blanquiazules, fueron el mejor equipo de la segunda vuelta. No continuará la próxima temporada. Diez victorias, siete empates y sietes derrotas.

VAVEL Logo