Gareth Bale, gracias y adiós
Fuente: LaLiga Santander

Es una pena decirlo. Y duele. Pero Gareth Bale no está a la altura de ser un jugador del Real Madrid. El conjunto blanco no merece tener futbolistas de esta clase en su plantilla porque ni el Madrid es un 'club de comedias' ni se le falta el respeto. Y el 'expresso' de Gales lo está haciendo.

  • Gareth Bale y el Real Madrid

No todo iba a ser crítica en este artículo, por lo que conviene repasar lo que ha dado el extremo al Real Madrid a lo largo de su etapa como madridista (que aún lo continúa siendo). Allá por 2014 llegaba un futbolista prometedor procedente del Tottenham Spurs con un futuro promisorio para el club merengue. Han sido muchos buenos momentos los que le ha dado Gareth Bale al Madrid desde que debutó aquella noche de septiembre haciendo su primer gol como madridista al Villarreal CF en El Madrigal. Y han sido también muchas lesiones las que han hecho entrar en duda a los aficionados blancos sobre el aporte de este jugador al resto del equipo. Si bien es cierto que la sombra de Cristiano Ronaldo a su lado empañaba su buen hacer en tiempos anteriores pero cuando se produjo la salida del luso, no fue capaz de tomar el mando del equipo y ser un futbolista trascendente para el Real Madrid.

Repasamos algunos de los mejores momentos de Bale como jugador del Real Madrid:

Gol en la final de Copa de 2014

Si alguien no recuerda este gol, que le pregunte a Marc Bartra. En su primera temporada como merengue, Gareth Bale anotó un auténtico golazo en la final de la Copa del Rey en Mestalla, humillando al joven defensor catalán con una carrera memorable por la banda izquierda de la cual todo el fútbol español (e internacional) es testigo. Un gol para darle el triunfo al Real Madrid en la final.

Gol en la final de Lisboa de 2014

Aún en sus inicios como jugador blanco, el expresso de Cardiff regalaba otro gol importante a los hinchas madridistas en la tan conocida final de Lisboa. Tras el empate milagroso de Sergio Ramos en el descuento, era Bale quien se encargaba de deshacer las tablas en el marcador de la prórroga.

Importante en la Undécima

También fue decisivo en la noche de la 11ª Copa de Europa en 2016 frente al Atlético de Madrid marcando uno de los penaltis de la tanda. En la eliminatoria anterior, en semifinales contra el Manchester City, también ayudó al equipo a pasar de ronda con su gol.

Golazo en la final de Kiev

Seguro que uno de los mejores goles de su carrera. En 2016 frente al Liverpool en la final de la Champions de 2016, Gareth enganchó una chilena monumental para poner el marcador a favor del equipo blanco. Más tarde, cerraría la final con otro tanto convirtiéndose en el héroe de la décimo tercera Copa de Europa del Real Madrid.

  • Sí... pero no; gracias y adiós

Los momentos que el futbolista madridista ha dejado en la retina de los aficionados blancos son muchos... y muy importantes. Pero no todo vale para convencer a los aficionados. En los últimos meses (aunque también a lo largo de su etapa como blanco), Gareth Bale ha dejado detalles muy feos con su equipo, con su empresa, la que le da de comer. De los más recientes, la petición de no ir convocado a Manchester cuando su equipo se jugaba el pase a cuartos de final. Imagina decirle a tu jefe de trabajo que no quieres ir a trabajar al día siguiente... Exactamente lo que Gareth ha dado a entender a la afición blanca. Están hartos. Y no es para menos: pancartas que anteponían el golf (su hobbie) al Real Madrid, mascarilla tapando su visión mientras estaba en el banquillo en un partido de Liga, usando sus manos como prismáticos, etc. Y no solo eso, cada vez más muestra su indisciplina y su poco aporte al Real Madrid. 

Un jugador que no siente el Real Madrid ni lo da todo por el escudo, no merece formar parte de él. Y sí, parece que en la vida todo es un ciclo. Y si es así, el ciclo de Gareth Bale y el Real Madrid se puede dar por terminado. La relación está totalmente destruida y lo único que beneficiaría a ambos sería que sus caminos se separasen. O un inesperado giro de 360º... que ya parece muy complicado.

VAVEL Logo