El Real Madrid asalta LaLiga ante un Athletic con 10
Raúl García, expulsado en el inicio de partido, disputando una pelota con Carvajal. / Foto: Athletic Club

15 de diciembre. La ciudad de Madrid amanece con una lona gigante con fines publicitarios en un edificio cercano al Estadio Santiago Bernabéu. El cartel predica “Ganas de volver a veros” junto a una foto de Joan Laporta, candidato a la presidencia del FC Barcelona en referencia a su rivalidad con el Real Madrid.

Pero, si de verdad este martes alguien tenía ganas de reencontrarse con el conjunto blanco, ese era Raúl García. Conocido en la capital por su pasado colchonero y por su mordacidad frente a los merengues, solo le bastaron siete minutos de juego para mostrar su ‘intensidad’ en la presión del Athletic Club, viendo la cartulina amarilla tras dos entradas seguidas a Modric y Kroos. En el minuto 13, tras reclamar un dudoso penalti sobre Williams, el navarro  acometió otra dura entrada sobre el mediocentro alemán, que le llevaría a ser expulsado por doble amarilla, hecho que parecía cambiar el resto del partido, aunque el Athletic no se echó atrás.

  • Polémica primera mitad

De un posible penalti sobre Iñaki Williams, protestado con vehemencia por los de Garitano, el Athletic pasó a verse con 10 jugadores en el campo tras la temprana expulsión de Raúl García. Los primeros minutos fueron para los vascos, con una clara ocasión de De Marcos en el minuto 4 pero, desde la expulsión de ‘Rulo’, el Real Madrid pudo ir avanzando líneas bajo la batuta de un gran Luka Modric. En un equipo tímido de cara a puerta, Toni Kroos supo aprovechar la última oportunidad del primer período para colocar el 1-0 en el marcador, con un potente tiro raso desde la frontal de área.

  • El Athletic, con las ideas fijas

Aun con un futbolista menos, el equipo vasco salió con un planteamiento claro: la tenacidad en la presión y la insistencia en su polivalente banda derecha, formada por Ander Capa y Óscar de Marcos. Así llegó el tanto del empate. Una combinación entre ambos, acabó con la asistencia del “cuatricentenario” De Marcos para el remate de Capa, atajado por Courtois, pero que no fue suficiente y el propio Capa aprovechó su propio rechace para hacer el 1-1 en el 52’ de partido. Con el empate en el marcador, los de Garitano intentaron amarrar el resultado a toda costa, aunque se tuvieron que enfrentar a unos duros envites del conjunto blanco.

  • Un Madrid volcado

Tras verse apurado para superar la fase de grupos de la Champions, el Real de Madrid enlazó una buena racha de resultados, acabando primeros en Europa y ganando el derbi liguero ante el Atlético de Madrid. Con el empate de Capa, los de Zidane han vuelto a apelar a colgar balones al área hasta que, en el minuto 74, Karim Benzema cazaba un centro lateral de Dani Carvajal para volver a ponerse por delante en el marcador. Con este, es el tercer gol seguido de Benzema de cabeza, que hasta ahora estaba siendo más destacable por su contribución en el juego de creación que de cara a puerta.

  • Minutos finales

Ante la gran adversidad de verse con un 2-1 y con uno menos en los últimos quince minutos, Gaizka Garitano reformuló su exitosa banda derecha dando entrada a Muniaín y Lekue por De Marcos y Capa. El conjunto rojiblanco tuvo una clarísima ocasión en los pies de Mikel Vesga en el minuto 91, pero un sólido Courtois pudo rechazar el balón. Tras el contragolpe de esa acción, Karim Benzema conseguía hacer el 3-1, acercando al Madrid al liderato de LaLiga y dejando mermado a un Athletic que no consigue estar más allá de 3 puntos por encima del descenso y tendrá que remontar esta dura situación en las próximas jornadas.

VAVEL Logo