Análisis del rival: el resurgir del Barcelona
Foto: La Liga. 

Este martes 29 de diciembre de 2020, la Sociedad Deportiva Eibar reanudará su participación en La Liga cuando visite el Camp Nou ante Barcelona. Los de José Luis Mendilibar, vienen de caer 2-1 frente al Alavés en Mendizorroza, mientras que los de la ciudad condal superaron 0-3 al Real Valladolid a domicilio, en la que fueron las últimas presentaciones de ambos representativos. Adentrándonos en lo que será este duelo importante para ambos, detallaremos los aspectos futbolísticos y tácticos del conjunto que conduce técnicamente Ronald Koeman.

A diferencia de lo que venía realizando en los últimos compromisos, el holandés posicionaba tácticamente a sus dirigidos en un esquema de 3-4-2-1 en territorio valliosoletano. En él, se encontró a Marc André Ter Stegen. Por delante del cancerbero teutón estuvieron Ronald Araujo (líbero), teniendo a su derecha a Óscar Miguenza y en la izquierda a Clément Lenglet.  La línea de centrocampistas tuvo a cuatro integrantes, siendo la sala de máquinas a cargo de Miralem Pjanic (centro-derecha) y Frenkie De Jong (centro-izquierda). A los costados, dos laterales-volantes: Serginio Dest (derecha) y Jordi Alba (izquierda). Por delante, dos organizadores como Lionel Messi (derecha) y Pedri (izquierda) para abastecer a la referencia de área: Martin Brathwaite.

La conducción y ruptura, los centrales

En cuanto al juego, tener tres zagueros en su línea defensiva le da la posibilidad dos movimientos. En primer lugar, de salir jugando por dentro como opción de pase hacia el doble pivote y, en segundo lugar, que los laterales se posicionen alto, tomándoles en carrera hacia atrás a los jugadores rivales de banda (volantes/laterales). De la misma manera, cuando el eje se conecta entre sí, uno de los tres centrales (preferiblemente los de los costados) pueden añadirse a la medular como un tercer volante (interior). De estos defensas, el que posee mayor ductilidad para conducir y romper líneas es Lenglet. A su vez, además de la importancia en la salida de balón, los tres integrantes de la retaguardia le añaden potencial en el juego aéreo (tanto en primeras como en segundas acciones). Asimismo, el ex del Sevilla una vez que no encuentra pase interior, tiene la opción del pase largo en diagonal.

Sin cobertura de la profundidad de banda. Fuente: Fullmatchsports.co
Sin cobertura de la profundidad de banda. Fuente: Fullmatchsports.co

Por otra parte, en el aspecto defensivo, una vez que le toman las espaldas a los volantes de banda, tanto Lenglet como Miguenza quedan más pegados a la raya como ocasionales laterales. Regresando a la vocación ofensiva, cuando el balón se limpia, Messi se cierra y Dest se encuentra en el extremo, quien irrumpe como lateral es Miguenza. Una de las debilidades, se encuentra en los seguimientos de los balones en profundidad, cuando el rival establece conexiones entre el lateral y el extremo, el lateral-volante no sigue la pared y el integrante del doble pivote no llega a tiempo para evitar este movimiento. También, cuando se cuelan por dentro, existe superposición o alteración en los marcajes, por lo que los centrales pueden aparecer por delante de los mediocampistas de adentro. O sino, cuando están fijos los centrales de afuera y rompen por dentro, estos no pueden salir porque si acercara el segunda línea y saliera el defensa central, quedaría en inferioridad numérica.

De Jong, Messi y compañía

Una de las características distintivas que poseen tanto los hombres del medio (parte interior del mediocampo) y sus dos organizadores/falsos extremos, es la capacidad de ubicarse en diferentes demarcaciones del terreno de juego. Por ejemplo: De Jong puede ocuparse del primer pase, como así también, asociarse con Messi o Pedri cuando Braithwaite cuando éste se desplaza a banda, ocupar cualquiera de los costados o culminar de atacante. Por su parte, Pedri que comienza de extremo, puede desplazarse al doble pivote, ser mediocentro ofensivo o esperar una presión elevada por parte del rival para recibir el balón largo para sortear dicho hostigamiento.

Messi y Pedri por dentro, mientras Braithwaite de extremo. Fuente: Fullmatchsports.co
Messi y Pedri por dentro, mientras Braithwaite de extremo. Fuente: Fullmatchsports.co

Lo mismo sucede con Messi. Una vez que Pjanic retrocede al primer pase, el oriundo de Rosario se ubica como interior para entenderse de maravillas con Pedri. También, ser el primer pase y De Jong más interior. A estas variantes, el argentino añade sus movimientos en círculo oscilando de extremo, mediocentro, punta, doble pivote, izquierda, centro, derecha, tirarse al alteral para liberar más hacia adentro a Pedri y que este junto a De Jong actúen de organizadores. O bien, dejar a que Braithwaite realice este movimiento (tirarse a banda) para irse de nueve. De la misma manera, el argentino, se inmiscuye por dentro para tocar y recibir a espaldas del volante y que éste, resuelva mano a mano frente al lateral rival. A todos estos atributos, el eje de la zona de máquinas le añade su punto de apoyo para las conexiones con los laterales, conducciones para el juego limpio y que el equipo se conecte tanto en defensa como en ataque. De los dos, quien más se adelanta y más conduce es De Jong. En tanto cuando Pjanic (a construir) retrocede, se forma un triple organizador con Messi (derecha), Pedri (centro) y De Jong (izquierda).

Alba y Dest, equipo amplio

Posicionar el equipo en demarcaciones altas que con una presión sólo se encuentran los centrales en la zona del círculo central, tiene sus puntos positivos y negativos. Entre estos últimos, puede que ante un mal movimiento queden expuestos los tres zagueros sin lograr los laterales-volantes cumplir su vocación defensiva. En cuanto a esta línea de la retaguardia, en posición de retroceso se forma una defensiva de cinco integrantes, que en progresión presenta un equilibrio en las bandas laterales: cuando uno se adelanta, el otro permanece en posición defensiva. Por otra parte, los puntos más destacables irrumpen en ofensiva. En la izquierda, son más ocasionales las diagonales que trazan entre lateral-volante (Alba pegado a raya) y Pedri (más por dentro) en un dos contra dos. Por su parte, en la derecha se utiliza más a Messi por dentro (mediocentro) y que De Jong se desplace a esas ubicaciones para permitir la conexión.

Presión al rival mano a mano en todo el campo. Fuente: Fullmatchsports.co
Presión al rival mano a mano en todo el campo. Fuente: Fullmatchsports.co

El juego aéreo es una de sus cartas para romper la portería rival. Uno de esos ensayos fue la liberación de la frontal del área a jugada de córner, dejando el camino allanado a merced del remate directo de Pjanic. Otro, las segundas jugadas de balón parado para los centrales, deplazando a la defensa rival y que estos lleguen en carrera. En estas situaciones puede aprovechar a De Jong quien posee un lanzamiento en movimiento para encontrar en el área menor a Lenglet, Araujo o Miguenza.

VAVEL Logo