La lucha se convierte en sinónimo de victoria para el Betis Deportivo (2-3)
Twitter Kike Hermoso (@kikegh23)

El Betis Deportivo visitaba el Artés Carrasco, para medirse al Lorca Deportiva en la que sería la jornada doce de la competición de bronce del fútbol español.

No le había dado casi tiempo al filial verdiblanco a saltar al campo cuando ya había encajado el primer gol del partido. El conjunto local consiguió abrir el marcador con un tanto en propia puerta del bético Kike Hermoso, cuando apenas habían transcurrido los dos primeros minutos del encuentro.

Fue el mismo Kike Hermoso, el que protagonizara, segundos después del primer tanto local, una de las mejores ocasiones del partido. Y es que, tras un balón peinado por Luis Martínez, consiguió empalmar de chilena un tiro que terminaría sacando Carlos Molina bajo palos.

Continuaba la primera mitad y el plan de partido era muy claro: un Betis Deportivo que se hacía dueño de la posesión, como nos trae acostumbrados, y un Lorca Deportiva, que tras haber puesto por delante en el marcador, juntaría sus líneas y defenderían en busca de una contra que les permitiera aumentar la ventaja.

Pese a tener aparentemente controlado el ritmo del partido, Luis Martínez vería la primera tarjeta amarilla del partido para el conjunto verdiblanco, tras una fuerte entrada sobre Dani Vega. El central bético se vio obligado a ir al suelo para frenar una de las contras del conjunto lorquino.

Se habían jugado ya 40 minutos cuando, un Betis que no conseguía hacer efectiva su posesión y ya tenía a varios jugadores calentando, veía como el delantero bético de moda, Raúl García, erraba un mano a mano frente a Carlos Molina.

Esta no sería la última ocasión de la primera mitad. Y es que, segundos antes de que el colegiado hiciera sonar su silbato señalando el descanso, Calderón mandaba, por encima de la portería, la que sería la tercera ocasión clara del partido.

Tras el descanso, el conjunto de Manel Ruano comenzaría la segunda mitad con dos cambios en su alineación. Entrarían Callejón y Ángel Baena, para reforzar el ataque verdiblanco, y se retirarían Kike Hermoso y Bandaogo. 

No tardaron en hacer notar su presencia los jugadores de refresco. De hecho, no llevaban apenas cuatro minutos en el terreno de juego, cuando Ángel Baena se sacara de la manga un centro que se culminaría con un testarazo de Calderón para igualar el marcador. Este  tanto se convertiría en el segundo en dos partidos del extremo de la localidad de Paradas.

Los cambios hicieron efecto en el partido. Así, el filial verdiblanco, que en la primera mitad estaba teniendo más problemas para llegar a la portería, fue encontrando cada vez más huecos en la defensa local. El segundo tanto no se haría de rogar y llegaría de la mano del killer verdiblanco por excelencia, Raúl García de Haro. El delantero almeriense remataría de cabeza un centro milimétrico de Calderón, para conseguir así certificar la remontada de los de Heliópolis.

También contaría con minutos el nuevo fichaje de la cantera verdiblanca. Isra Cano, que llegaría el pasado viernes procedente del Linares Deportivo, sería el encargado de sustituir a Julio Alonso en el minuto 68'.

Esto no había terminado y, de nuevo, pese a tener controlado el encuentro, el filial bético vería como, en su segunda ocasión del partido, el Lorca Deportiva conseguiría empatar el partido. Corría el minuto 74' cuando, a través de un córner, Carrasco haría el 2 a 2.

El Betis no se rendía y Manel Ruano ponía toda la carne en el asador y llamaba a Mohamed Mizzian. El delantero marroquí entraría sustituyendo a David Ramos. El Betis Deportivo jugaría los últimos diez minutos con cuatro delanteros en el once.

Le faltó atrevimiento a Mizzian cuando, pese a tener posibilidad clara de disparo, prefirió intentar un pase a Raúl García, que no consiguió rematar y acabó en córner tras un tiro de Isra Cano.

El Betis seguiría intentándolo sin cesar. Esta vez sería mediante varios centros laterales de Ángel Baena, que no consiguieron rematar los delanteros verdiblancos.

Se acercaba ya el minuto 90' de partido cuando, tras un centro  desde el lateral que no conseguía rematar Mizzian,  Isra Cano tocara el balón lo suficiente para que el delantero marroquí rebañara la pelota para conseguir el tanto que les daría la victoria a los visitantes.

Carlos Marín vería en los últimos estragos del partido la tarjeta amarilla, tras tomarse su tiempo para sacar de portería, en busca de rascar el máximo de tiempo posible al reloj.

El Betis conseguía, con estos tres puntos afianzarse en la parte alta de la tabla. Tras esta victoria frente al Lorca Deportiva, se colocaría segundo en la clasificación. Una jornada más sin conocer la derrota y ya van once.

VAVEL Logo