Claudio Bravo,  MVP del Betis - Athletic
Imagen: LaLiga

El Betis consiguió amarrar el empate en un partido que se lo había puesto difícil tras la temprana expulsión de Nabil Fekir en el minuto 10. El francés llegó muy tarde en una ocasión que tras ser revisada en el VAR le acabó por costar la roja directa.

Papeleta difícil la que tenían los verdiblancos tras la expulsión de su compañero. Pese a que ninguno destacó en exceso si tenemos que hablar de algún papel destacado ese sería el de Claudio Bravo. El portero chileno se mostró seguro bajo palos generando así confianza en sus compañeros.

No es la primera vez en la que el guardameta bético aporta seguridad a su equipo en los momentos más complicados. De hecho el chileno se ha hecho con el puesto titular en la portería verdiblanca tras sus buenas actuaciones.

Pese a que en el último partido, frente al Valencia, generó ciertas dudas en el primer gol de los valencianistas, el chileno nos volvió a recordar a aquel que realizó un muy buen partido frente al Atlético de Madrid hace dos jornadas,  cuando realizó numerosas paradas en los últimos minutos del encuentro.

Aunque empezó la temporada siendo titular indiscutible también le tocó estar un tramo de la temporada fuera del 11 de Manuel Pellegrini. Y es que tras varias lesiones y actuaciones de Joel Robles que hizo que este adquiriera confianza, Claudio Bravo le costó volver a entrar en el 11 titular.

Aún así una vez ha vuelto a entrar en los planes de Pellegrini, el chileno ha vuelto a ser ese que se había ganado la confianza de los béticos, convirtiéndose así en indiscutible en el 11 de los verdiblancos. De hecho ya se hablaba en los últimos días de su continuidad en la próxima temporada. Y es que el guardameta chileno llegó a la capital hispalense tras firmar un contrato por dos temporadas siendo esta su primera.          

VAVEL Logo