Análisis post: pinchazo merengue
Benzema fue incapaz de abrir la lata bética. // Foto: Real Madrid.

Los blancos sumaron su cuarto partido seguido sin encajar gol, pero al igual que la noche del Coliseum, acusaron de forma grave la falta de pegada. El Real Madrid ha vuelto a mostrar esa sensación predominante de los últimos encuentros; parece estar encarando el final de temporada con muy poca gasolina en el depósito.

Las sorpresas de Zizou

Zidane tuvo muy en cuenta el partido del martes, la ida de la semifinal de la UEFA Champions League ante el Chelsea, y envió al campo un once bastante diferente al esperado. Parece que el francés tiene como máxima el sorprendernos cada día con alguna innovación. Contrario a lo esperado, el Madrid salió de inicio con una línea de cuatro en defensa, no de cinco como se esperaba, y la sorpresa fue ver Nacho en el lateral izquierdo en lugar de un Marcelo que venía siendo titular en las dos últimas citas.

La revolución francesa llegó a todas las líneas. En el centro del campo, con Kroos y Valverde fuera de la lista, los acompañantes de Casemiro eran Modric e Isco y arriba junto a Benzema se situaba Asensio y Rodrygo que sentó a Vinícius, uno de los futbolistas más en forma de este Madrid en fechas recientes.

Quinto empate bético al hilo

El Betis de Pellegrini, que venía de cuatro empates consecutivos y que no había perdido en sus tres últimas visitas al Madrid, salió a plantar cara a los blancos con absoluta seriedad. Los verdiblancos, por expulsión, no podían contar con su hombre más talentoso, Fekir, pero eso no arredró al Betis, que empujó al Madrid en los primeros minutos hasta encerrarlo en su área.

El Betis atacaba por los costados, con el veterano Joaquín por la derecha y un sobresaliente Diego Lainez que hizo un partido punzante por la izquierda.

Benzema y la única del Madrid en el primer tiempo.

Borja Iglesias no encontró la forma de zafarse de los centrales, Varane y Militão bien compenetrados, fueron impenetrables por alto y el brasileño sigue cumpliendo de forma destacada.

El dominio del Betis fue mermando de a poco a medida que Modric se hizo cada vez más presente en el partido. Pasada la primera media hora, el Madrid dio señales de peligro con un remate de Benzema que atrapó el portero chileno Bravo y ese fue todo el peligro que los blancos supieron generar en los primeros 45 minutos.

Un cambio de actitud sin dividendos

Tras la charla de Zidane en el descanso el Madrid acusó un cambio de chip y salió mucho más agresivo que en el comienzo de las hostilidades.

El Betis no se amedrentó con el cambio de actitud merengue, los equipos de Pellegrini siempre juegan con el arco rival en la mira y por ello el partido ganó en cuanto a progresiones de área a área, pero con muy pocas ocasiones claras de gol.

La ocasión más clara de la segunda mitad, llegó con un centro chut de Rodrygo que se envenenó y estuvo a punto de terminar en gol, pero se estrelló en el larguero. El Betis también tuvo la suya, tras un gran pase de Canales a Iglesias, pero Courtois sostuvo el cero en su arco.

Datos estadísticos

  • El Real Madrid no ha ganando uno solo de sus últimos cuatro partidos en casa ante el Real Betis Balompié (2 empates y 2 derrotas), siendo esta su peor racha como local ante los verdiblancos en la competición y su peor racha actual en casa ante cualquier equipo de la máxima categoría.  
  • Solo el PSG (22) ha rematado más veces al poste que el Real Madrid (20) en las 5 grandes ligas de Europa en lo que va de temporada.
VAVEL Logo