Agur Europa
Morcillo con el balón tras una jugada de ataque del Athletic Club
Web: Athletic Club

El Athletic Club sabía que por este partido pasaban las últimas esperanzas de alcanzar el tren de Europa, y aunque ganaran necesitaban un milagro, ellos ganarlo todo, y que los otros equipos implicados perdieran puntos a diestro y siniestro.

Los entrenadores no presentaron ninguna sorpresa en los onces iniciales, y aparte de las múltiples lesiones de los bilbaínos, Marcelino quería plantear un partido similar al del Atlético de Madrid.

Morcillo, con un zurdazo desde la frontal, abrió el marcador, poniéndola lejos del alcance de Masip. El Valladolid, ya rozando el último cuarto de hora empató el partido con un cabezazo de Orellana, que solo mide 1,69 metros, para batir a Unai Simón y desatar la locura. No hay excusa, el tamaño no importa. Los defensas del Athletic Club se lo tendrán que mirar y remirar.

El Athletic se echó al ataque y volvió a adelantarse. Pase de la muerte de Williams y remate de Raúl García en el área pequeña. Ahí ya se las prometieron felices los de Marcelino, pero Weissman, chutando con la diestra un centro desde la derecha, enturbió la noche y realizó el tiro de gracia.

Fue la tarde en la que el Athletic dijo adiós a Europa, ya imposible de alcanzar. Y en la que los hermanos Williams compartieron césped por primera vez el pequeño Nico, de 18 años, debutó con el primer equipo y en torno a 20 minutos al lado de su hermano Iñaki. Pasó desapercibido, pero de bien seguro que esta tarde noche no la va a olvidar nunca.

Cayeron los leones, eso sí, y que como el tren europeo se marcha, el Valladolid sale del descenso y mete al Elche. Hoy el león estuvo en sus filas. Y responde al nombre de Weissman.

De cara al final de temporada, con la permanencia asegurada y los objetivos inasequibles, podría ser una gran oportunidad para los jóvenes canteranos, los cuales podrían optar a unos valiosos minutos.

VAVEL Logo