Carlos Bacca, pólvora cafetera para Robert Moreno
Carlos Bacca celebra uno de sus últimos goles como groguet. Foto: Villarreal CF. 

La inesperada salida de Soldado obligó al Granada CF a buscar sustituto en el mercado. Un rastreo que ha sido rápido y certero para cerrar la llegada de un futbolista con años de bagaje en La Liga. Carlos Bacca llega a Los Cármenes para aportar esa experiencia necesaria a un vestuario que perdió un líder, pero que acaba de ganar, a su manera, a otro.

Notables cifras goleadoras

Si en algo ha destacado durante toda su carrera el cafetero es en hacer goles. Es una evidencia. Desde que juega en las grandes ligas europeas, es decir, desde que aterrizó en Sevilla en la temporada 13-14, ha tenido registros fantásticos. Como hispalense anotó 49 goles en dos campañas; 34 hizo en Milan en el mismo periodo de tiempo, y 43 ha anotado como groguet en cuatro temporadas.

Muy a tener en cuenta sus registros de este último curso en La Cerámica. A la sombra de Gerard Moreno, Alcácer, y en ocasiones de Fer Niño, Bacca ha conseguido acabar su etapa en Villarreal con 9 dianas en su haber, o lo que es lo mismo, ha anotado un gol cada 160 minutos. El gol continúa entre ceja y ceja del colombiano.

Buen juego de espaldas, excelente atacando el espacio

Si nos centramos en lo que puede aportar Bacca al juego del Granada de Robert Moreno aparecen dos posibles escenarios. El apoyo al pie o la ruptura a la espalda de la zaga rival. El ariete puede venir a recibir el esférico para dar continuidad al juego, aspecto en el que puede ser una solución ante presiones elevadas del rival. Pero en lo que destaca verdaderamente Carlos Bacca es rompiendo al espacio.

El colombiano se pasa los 90 minutos de partido tirando desmarques a la espalda de centrales, le den el balón o no se lo den. Ahí gana mucha importancia el hecho de tener grandes pasadores para que el colombiano pueda aprovecharse de ellos y plantarse cara a cara ante el arquero rival.

Trabajo defensivo incansable

En un equipo como el de Robert Moreno, donde se presupone que la presión alta será importantísima, será fundamental la aportación defensiva del delantero. Carlos Bacca usa la agresividad con la que traza desmarques para ejercer ese pressing en salida de esférico rival. El cafetero es el primero en iniciar las tareas defensivas de su equipo, y si el balón le ha superado, no tarda en realizar ese retorno defensivo. Solidaridad al servicio del equipo.

En definitiva, Carlos Bacca tiene pólvora, sigue con la puntería intacta, pero posee muchas otras cualidades. La afición en Los Cármenes verá en él a ese jugador capaz de asociarse cuando sus compañeros le necesitan, y disfrutará con sus agresivos desmarques a la espalda de zagas adelantadas. Granada firma gol, pero también un ariete hambriento de seguir haciendo historia en España.

VAVEL Logo