Ángel Correa, del último del Calderón al puntín
Ángel Correa celebra su gol anotado este domingo ante el Cádiz / Foto: Atlético de Madrid

Todos recordarán la travesía por la que anduvo Ángel en su llegada a Europa en el verano de 2014, cuando se le detectó una afección cardíaca por la que tuvo que ser operado en Nueva York y por la que tuvo que estar apartado de los terrenos de juego durante la temporada 14/15, a pesar de firmar por los colchoneros tras la satisfactoria operación, por un montante de 5,5 millones de euros por el 90% de los derechos sobre el jugador.

Desde ahí, el resto es historia viva del Atlético de Madrid, con goles recordados por todos y convirtiéndose en uno de los jugadores más importantes de la plantilla dirigida por Diego Pablo Simeone.

Un jugador siempre importante

Desde que debutó con gol y asistencia ante el Eibar en la 15/16, Ángel Correa ha disputado un total de 299 partidos, con un balance de 50 goles y 50 asistencias, subiendo en importancia cada temporada y siendo siempre uno de los jugadores más fiables en cuanto a aportación ofensiva, con sus características arrancadas e inesperados giros que rompen defensas.

Una de las virtudes de los goles de Correa es su oportunismo para desatascar partidos, siendo la mitad de ellos para abrir el marcador en momentos tensos para su equipo.

Uno de los goles más recordados en la memoria de los atléticos es aquel que anotó en el minuto 89' del último partido oficial disputado por los rojiblancos a la orilla del Manzanares ante el Athletic Club, siendo este el último que se anotó en el ya desaparecido Vicente Calderón.

Foto: Atlético de Madrid
Foto: Atlético de Madrid     

El puntín de oro

El rosarino ha mantenido su cifra goleadora a lo largo de las temporadas, pero fue especialmente clave durante la temporada de la consecución del título liguero 20/21. El argentino se erigió en el tramo final de la temporada como el jugador clave, anotando 5 goles en los últimos 8 partidos de la temporada rojiblanca, entre ellos el increíble puntín que comenzó la remontada de los de Simeone en la final de Pucela.

Foto: Atlético de Madrid
Foto: Atlético de Madrid      

Correa, que a punto estuvo de salir en verano en dirección a Milán, se sobrepuso, calló a todos sus críticos con sus actuaciones en el campo y fue clave cuando solo su técnico contaba con él. El "10" es sin duda un ejemplo de superación en todos los sentidos, con una operación de corazón a sus espaldas y siendo el eterno infravalorado aunque, sin duda, se ha ganado el cariño de todos trabajando en silencio y soportando todo para poder triunfar en el equipo de sus amores.

VAVEL Logo