El Lugo deja muy tocado al Sanse
Foto: La Liga

Parecía una tarde idónea para que el filial txuri-urdin levantase la cabeza de una vez por todas y pudiese ver la salvación más cerca. Buen ambiente, buena hora, sol… todo hacía indicar que podíamos estar ante la quinta victoria de la temporada del conjunto donostiarra, pero las cosas no han ido tan bien como se esperaba

  • Buen inicio del Sanse

El partido empezaba como seguramente había planeado Xabi Alonso. El balón y las ocasiones eran para el filial donostiarra, que buscaba el primero con un participativo Robert Navarro. La primera gran ocasión la tuvo Julen Lobete, pero el delantero de Lezo no pudo definir bien a escasos cinco metros de la portería lucense. 

Pocos minutos después, en el minuto 17,  Robert Navarro tuvo la ocasión más clara de la primera mitad para el equipo de Xabi Alonso al quedarse solo delante de un Whalley que estuvo providencial en el mano a mano. Los locales estaban siendo muy superior al conjunto gallego, que apenas pudo acercarse al área de Andoni Zubiaurre. 

El balón era del conjunto local, que con un gran Beñat Turrientes en el medio lograban mover el balón de lado a lado buscando un espacio que casi no existía en la defensa del Lugo. El peso del ataque donostiarra lo llevaba el lateral zurdo Ander Martín, que con sus incorporaciones durante casi todo el partido hacía mucho peligro.

Foto: Real Sociedad
Foto: Real Sociedad
  • La polémica

Cuando más estaba sufriendo el equipo de Rubén Albés, el colegiado del encuentro señaló un riguroso penalti a favor del Lugo por mano de Clemente. La jugada fue revisada en el VAR, pero el árbitro no cambió su decisión inicial. Manu Barreiro transformó el penalti, y puso por delante a los suyos a 15 minutos del descanso. 

A partir de ese momento, el partido se emparejó algo más, y los visitantes se sentían bastante más cómodos. A pesar de ello, los locales siguieron jugando a su fútbol para buscar el empate, que estuvo cerca en el 42’ tras estrellarse en el larguero un buen remate de cabeza de Jon Ander Olasagasti. La Real B lo intentaba, pero se notaba el nerviosismo del equipo por la mala dinámica que llevan. Poco más ocurrió en la primera parte, y llegamos al descanso con 0-1 en el marcador.

 

  • Un quiero y no puedo

El segundo acto fue un monólogo total de los “potrillos”, pero sin crear demasiado peligro. La primera ocasión de esta segunda parte fue de Roberto López tras un disparo centrado desde la frontal del área. Los minutos pasaban, y el Lugo se sentía cada vez mejor. En la otra cara de la moneda estaba el Sanse, que veía cómo se esfumaban sus posibilidades de acercarse a la salvación. Xabi Alonso necesitaba mover el árbol, y el tolosarra introdujo a Álex Sola y Alkain.

Pero tras varios intentos, y en gran parte por la aparición de Xeber Alkain en la segunda parte, llegó el gol de Karrikaburu en el minuto 72 que puso las tablas en el marcador. Una gran contra de los donostiarras que culminó el delantero navarro con un gol de “9” puro. El Sanse creía en la remontada y se volcó al ataque, dejando en ocasiones muchos huecos atrás para las contras de los gallegos. 

Los locales apretaron, pero les faltó algo más de claridad en tres cuartos de campo para culminar las jugadas. No sucedió mucho más en el encuentro, y acabó con 1-1 en el marcador, un resultado insuficiente para la Real B que se mantiene a nueve puntos de la salvación. Por su parte, el Lugo, suma un valioso empate que le hace seguir con su buena dinámica acercándose así a los puestos de playoff.

Foto: Real Sociedad
Foto: Real Sociedad
VAVEL Logo