Carlo Ancelotti: muchos peligros y una fortaleza
@realmadrid

Duelo de envergadura el que se espera en el Santiago Bernabéu. El Real Madrid visitará a un Barcelona cuyo crecimiento está siendo exponencial. Con Xavi a los mandos todas las piezas parecen haber encontrado su sitio dentro del campo, todo rueda como debería y parecen haber dejado atrás todos los problemas ofensivos que tuvieron con Koeman.

Dembelé y su emparejamiento

Ousmane Dembelé es un predicador en el desierto, uno de esos jugadores que en ocasiones parecen jugar un partido diferente al resto, aislado del mundo y yendo a la guerra por su cuenta. Todo esto es una realidad, pero es igual de compatible con el jugadorazo que es el francés, que ente su irregularidad ha encontrado un sistema que le permite brillar con luz propia.

Uno de los grandes éxitos de Xavi está siendo saber potenciar a una de las estrellas, repartiéndose muy bien los minutos con Adama y sumando al equipo, ya sea como titular o como revulsivo. Es el gran beneficiado de la baja de Mendy, pues enfrente tendrá a un Nacho, alejado de su posición natural y sin el rodaje necesario.

@FCBarcelona
@FCBarcelona

Tendrá que aparecer Vinícius en escena para hacer un poco más igualado el emparejamiento, con continuas ayudas a Nacho, realizando un gran recorrido y exprimiéndose al máximo en defensa. Esta es la opción más sencilla, pero también casi la única viable, pues alejar a Alaba del foco central para que ayuda al canterano madridista se antoja muy complicado, teniendo en cuenta la superioridad con la que pisa el Barça área contrario, con hasta dos interiores sumándose a Ferrán y Aubameyang.

Batalla en el centro del campo

El Barça de la superioridad, así se podría definir al equipo que ha conformado Xavi Hernández, que está siendo capaz no solo de sacar lo mejor de todos sus jugadores, sino de conseguir que el rendimiento global sea maravilloso, con una fluidez que se echaba de menos en Canaletas y una alegría y verticalidad a la hora de atacar.

Uno de los puntos más reforzados en el del centro del campo, donde Jordi Alba y Dani Alves son dos piezas más que se suman a Busquets, Pedri y De Jong, permitiendo liberar a estos dos últimos, y con el primero como tercer central a la hora de sacar el balón. No hay nada que hable mejor que las cifras, y estas respaldan el planteamiento de Xavi, pues todos los interiores han anotado desde que se sentara en el banquillo, haciendo patente esa llegada desde segunda línea.

@FCBarcelona
@FCBarcelona

Dani Alves es el hombre clave que explica todo este sistema, pues el pie del brasileño se une a su inteligencia para distribuir el balón, ubicado totalmente en posición de centrocampista, ayudando también a que Dembelé pueda tener la banda libre para hacer de las suyas, equilibrando a todo el equipo.

Fortalezas del Madrid

Con todo esto, tiene que buscar Carlo Ancelotti la manera de sacar el mejor once de cara al encuentro, de sumar los tres puntos que sin ser necesarios, sí que serían otro buen golpe en la mesa para la conquista del campeonato liguero. No puede equivocarse el italiano en su planteamiento, como hiciera ante el Athletic en la Copa del Rey o como en la ida del Parque de los Príncipes.

Ya lo viene haciendo en los últimos encuentros, pero debe seguir haciéndolo: es fundamental que el Madrid salga a presionar. Ha quedado claro que cuando el equipo blanco solo se defiende, el resultado no termina de ser el esperado, pues tratar de aguantar los noventa minutos para únicamente buscar el contraataque con Benzema y Vinícius no termina de ser efectivo, pese a las victorias en la Supercopa.

Tendrá que explotar Ancelotti las ventajas de Vinícius, eso sí, pero no solo a la contra, sino en su superioridad con Dani Alves, quien no podrá aguantar el ritmo de su compatriota los 90 minutos. A partir de ahí, buscar las combinaciones de Benzema y las distribuciones de Modrić y Kroos, confiando la defensa en Militão, prácticamente insuperable en campo abierto.

@Getty Images
@Getty Images

La fortaleza defensiva posicionalmente la tendrá que aportar Casemiro. El brasileño es fundamental para que la dupla Ferrán-Aubameyang no incida tanto sobre los centrales, sobre todo los desmarques del español y la posterior llegada del interior que toque. La concentración del brasileño es fundamental para aportar solidez y librar de problemas a sus dos compañeros.

Duelo en las porterías

Hay un factor que se escapa de todo lo táctico, de todos los análisis previos que se puedan hacer y de cualquier tipo de lógica, y es el de la portería. A priori, tal y como manda la temporada, Courtois llega en un mejor momento que Ter Stegen. El alemán apenas ha podido sumar a su equipo a lo largo de la temporada, pues sus paradas no han llegado cuando debían, y sus intervenciones han sido escasas.

@Getty Images
@Getty Images

El equipo que tenga a su portero más enchufado puede salir vencedor del duelo. Se enfrentar el que es ahora mismo el número uno del mundo, con el que lo ha sido a lo largo de muchos años. Se enfrentan dos dinámicas opuestas, la grandeza de uno, consagrado en noches como la del PSG, contra los miedos del otro, sumido en mil dudas, inquietudes que asoman en la cabeza de cualquier guardameta al que no le salen bien las cosas. Cualquier cosa puede pasar, porque si algo ha demostrado el fútbol a lo largo de toda su historia, es que no hay ninguna regla escrita, que a la hora de saltar al campo no importa nada, y que tener o no una noche grande, en ocasiones puede ser parte del azar.

VAVEL Logo