Una semana complicada para el conjunto madrileño que acumula una gran racha de lesionados y que era el principal problema para un equipo al que se le exige en cada enfrentamiento. Ya sea: liga, Champions o Copa del Rey.

Ante esta situación fueron muchos los que se preguntaron como sería la combinación en titularidad de Brahim Díaz y Joselu Mato que generaban muchas dudas a los fanáticos que no divisaban una buena zaga de ataque ante un equipo que se defiende y repliega bien atrás.

La magia de Rodrygo Goes

El brasileño acumulaba molestias en la rodilla debido al parón de selecciones en el que había disputado partidos junto a su país que son clasificatorios para la Copa América que se disputará el próximo verano del año 2024.

Citas importantes para un jugador que era duda en el encuentro ante el Cádiz y que se veía obligado a tener que jugar por la baja a última hora de Brahim Díaz que trastocaba todos los planes del equipo. A pesar de ello, fue la gran revolución dentro del campo siendo capaz de romper las líneas defensivas y dejar dos goles mágicos.

Una responsabillidad que asume en el momento más importante de la temporada. Tras superar una mala racha que estuvo precedida por el fallo de un penalti importante, asume la necesidad de echarse el equipo a la espalda en cuanto a necesidad goleadora.

Son muchos los jugadores que no tienen la oportunidad de tener hueco en la primera plantilla y que están luchando por obtener una titularidad que puede significar un paso importante dentro de su carrera deportiva. 

A la caza del liderato

Ante el pinchazo del FC Barcelona en el campo del Rayo Vallecano, era muy importante sumar tres puntos que saquen mucha más distancia en la tabla de la clasificación a sus rivales más directos. Un empate que sabe a gloria en el ala madridista.

Por otra parte, el conjunto catalán del Girona FC también sumaba un nuevo empate ante un aguerrido Athletic Club que plantaba cara y con un zarpazo de Iñaki Williams ponía en tablas el marcador suponiendo que el líder no mantenga su primera plaza.

Con el conjunto blanco superando una larga racha de lesionados se da inicio a un camino muy deseado por parte del staff técnico. Ahora mismo, con el acecho del Atlético de Madrid que tiene un partido menos, el equipo líder depende de sí mismo para ganar la liguilla de invierno.

Algo que le dio muchos ánimos y alegrías a Xavi Hernández durante el año pasado pero que ahora no ve una solución a corto plazo a sus jugadores. La baja de jugadores importantes condiciona el juego de la plantilla pero no así la forma de competir en cada partido.

Semana clave 

Tras la victoria ante el Cádiz, el Real Madrid pudo hacer los deberes y repetir el resultado del primer partido pero ahora en casa con el Napoles. Un resultado favorable que los deja como invictos y un año más clasificados como primeros de grupo. Después de que solo reste una jornada para dar inicio al camino de los octavos de final en la Champions League.

Es importante ganar todos los partidos para el bienestar del equipo que se ha visto envuelto en polémicas externas por la forma de trabajo físico entre los jugadores. El calambre de Rodrygo Goes y el tobillo de Jude Bellingham dejan al conjunto blanco en una situación muy tensa para los próximos partidos.

Un calendario muy apretado que mezcla diferentes competiciones y en las que el Real Madrid por activa y por pasiva está completando con muy buenos resultados. La tendencia debe prolongarse y estar listos en 2024 de volver a luchar por los principales objetivos de la temporada.

VAVEL Logo
Sobre el autor