El pasado 6 de febrero se disputó la ida de las semifinales de la Copa del Rey en Son Moix. Los protagonistas de aquella noche sin goles se volverán a ver las caras en Palma, menos de dos semanas antes de disputar la vuelta de la eliminatoria y la que decidirá quién de los dos disputa la final del 6 de abril en La Cartuja. Oportunidad histórica para el conjunto bermellón, que no disputa una final del torneo copero desde que la ganaron en 2003. Los donostiarras, por su parte, pueden volver a una final cuatro años después y sueñan con disfrutarla con su afición, posibilidad que la pandemia les arrebató en 2020 y 2021.

Sin embargo, sin quitarle la importancia que tiene a la Copa del Rey, el partido más relevante es el de Liga. Ambos necesitan ganar para seguir luchando por sus objetivos. El Mallorca está a seis puntos del descenso, ventaja que podría parecer suficiente, pero todavía queda mucho y los de Aguirre deben seguir remando hacia su meta. Lo mismo ocurre con la Real. Séptimos a un punto del Betis, los de Imanol tienen que pasar página de lo ocurrido en París y tratar de conseguir los tres puntos.

Situación de los equipos

La Real llega al encuentro tras recibir un duro golpe de realidad en Champions. El conjunto txuriurdin firmó un gran partido, aguantando a los de Luis Enrique en el primer tiempo y acercándose a la portería de Donnarumma. Merino tuvo la más clara al filo de descanso, pero estrelló el balón contra el larguero. El conjunto parisino aprovechó los fallos visitantes para marcar dos goles y poner el 2-0 final en el electrónico. Esto significa que los de Imanol llevan 5 partidos sin ver puerta, algo preocupante para cualquier equipo, pero más aún para uno que aspira a entrar en competiciones europeas. Las lesiones y la falta de efectividad de sus delanteros están costando muchos puntos a los donostiarras, que quieren recuperar la pólvora antes de que sea demasiado tarde.  Imanol no podrá contar con Odriozola y Becker que se unen a la lista de bajas junto a los lesionados a largo plazo, Aihen y Carlos Fernández. Oyarzabal sigue siendo duda después de viajar a París y entrenar con el grupo, pero finalmente no estuvo ni en el banquillo.

André Silva busca rematar el centro de Merino / Foto: Real Sociedad
André Silva busca rematar el centro de Merino. / Foto: Real Sociedad

Los bermellones quieren seguir sumando después de la victoria contra el Rayo Vallecano. Están siendo capaces de convertir su estadio en un fortín del que sea difícil salir con los tres puntos. Solo dos equipos conocen la victoria esta temporada en Son Moix, Villarreal y Betis. Los locales afrontan el encuentro con una sola baja, la de Pablo Maffeo, y con la firme idea de dar el primer golpe, antes del encuentro más importante para ambos en lo que llevamos de temporada.

Enfrentamientos anteriores

El encuentro del domingo 18 será el tercero entre ambos equipos. Los dos anteriores se saldaron con victoria realista y empate. El primero, el de liga, acabó con un 1-0 gracias al gol de Brais Méndez. El segundo, el de copa, terminó con un empate a 0 en el que, hubo ocasiones en las dos áreas, pero ningún jugador fue capaz de romper la igualdad en el marcador.

Brais rematando de cabeza contra el Mallorca. / Foto: Real Sociedad
Brais rematando de cabeza contra el Mallorca. / Foto: Real Sociedad

Estos resultados favorecen más a los visitantes que a los locales porque, ya son, 10 partidos en los que el Mallorca no es capaz de ganar a la Real. La última vez fue en septiembre de 2012. Aquella vez, un gol de Casadesús fue suficiente para vencer a los donostiarras.

Alineaciones probables

RCD Mallorca:  Rajkovic; Gio González, Valjent, Raíllo, Nastasic, Jaume Costa; Antonio Sánchez, Samu Costa, Dani Rodríguez; Muriqi, Larin.

Real Sociedad: Remiro; Aramburu, Le Normand, Zubeldia, Galán; Zubimendi, Merino, Brais Méndez; Take Kubo, Barrene, Sadiq.