El momento de los menos habituales

El Barça ha conseguido pasar a la siguiente ronda de la Copa del Rey tras vencer en el Camp Nou al Real Murcia con un global de 8-0.

El momento de los menos habituales
Jasper Cillessen y Thomas Vermaelen al inicio del partido. Foto: Noelia Déniz, VAVEL.com
FC Barcelona
5 0
Real Murcia
FC Barcelona: Cillessen; Semedo (José Arnáiz, min. 62), Piqué (David Costas, min. 57), Vermaelen, Digne; Denis, Oriol Busquets (Sergi Roberto, min. 62), Aleñá; Aleix Vidal, Alcácer y Deulofeu.
Real Murcia: Santomé; Orfila, Fede Vega, Mateos (Armando, min. 64), Melgar; Llorente, David Sánchez (Santi Jara, min. 68), Juanma; Nadjib, Renato (Pedro, min. 60), Molinero.
MARCADOR: 1-0, Paco Alcácer (min. 16); 2-0, Gerard Piqué (min. 57); 3-0, Aleix Vidal (min. 60), 4-0, Denis Suárez (min. 74), 5-0, José Arnáiz (min. 79)
ÁRBITRO: El colegiado Javier Alberola Rojas no ha amonestado a nadie.
INCIDENCIAS: Vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey delante de 64.391 espectadores.

El FC Barcelona ha firmado su pase a los octavos de final de la Copa de Rey tras derrotar al Real Murcia. Con un resultado de 0-3 favorable en el partido a domicilio, los de Ernesto Valverde lo tenían todo de cara. Un ticket para octavos conseguido en un día muy señalado para el club, que celebra hoy su 118 cumpleaños (29/11/1899). El conjunto azulgrana ha presentado un once lleno de futbolistas poco habituales: Jasper Cillessen, Denis Suárez, Gerard Deulofeu, Paco Alcácer, Lucas Digne, Aleix Vidal, Thomas Vermaelen, Carles Aleñá y Oriol Busquets (estos dos últimos del filial).

Han empezado en el banquillo Ortolá, portero del Barça B; Paulinho; Sergi Roberto, que ha recibido hoy mismo el alta médica; José Arnáiz, quien ya marcó en la ida de la eliminatoria; y David Costas.

Un primer tiempo teñido de azulgrana

El equipo dirigido por Ernesto Valverde ha empezado dominando los primeros 45 minutos. Los visitantes apenas tocaban balón y los futbolistas culés les robaban el esférico con facilidad. Carles Aleñá, Gerard Deulofeu, Oriol Busquets y Vermaelen han intentado buscar el gol, aunque no han visto portería. Tras numerosas llegadas del Barça, ha sido una vez más Paco Alcácer quien ha conseguido el 1-0 después de un balón rechazado que ha llegado hasta el fondo de la red. Un tanto que otorgaba al Barça lo que se estaba mereciendo pero dejaba al equipo murciano descolocado y obligado a reconstruir sus líneas.

Los futbolistas culés celebrando el tanto de Paco Alcácer. Foto: Noelia Déniz.
Los futbolistas culés celebrando el tanto de Paco Alcácer. Foto: Noelia Déniz (VAVEL)

El Real Murcia no perdía la esperanza y Renato ha tenido la ocasión más peligrosa para los visitantes aunque esta ha sido cortada por el buen posicionamiento de la defensa del FC Barcelona.

Gerard Deulofeu ha tenido un primer tiempo un poco inestable. Incapaz de ver portería, el de Riudarenes no ha encontrado su sitio en el césped del Camp Nou. No se ha mostrado acertado con su puntería a la vez que ha perdido algún balón por la línea de fuera al querer intentar un autopase.

La segunda mitad ha seguido el mismo guión

Los segundos 45 minutos han empezado con los mismos 22 futbolistas que iniciaron el encuentro. El Barça volvía a ser el dominante del partido y no dejaba hueco alguno para el Murcia. El segundo gol del partido ha sido a cargo del hoy capitán del Barça Gerard Piqué segundos antes de ser sustituido por David Costas. Una jugada que venía de un disparo al palo de Gerard Deulofeu, que fracasaba un vez más a la hora de buscar un gol que le diera confianza al ‘16’ del Barça.

El ataque incesable del Barça ha hecho retrasar las líneas del rival, que ha empezado a jugar más retrasado de lo que le hubiera gustado. El tercer gol no tardaría en llegar. A la que se ha cumplido la hora de partido, Nelson Semedo, apurado en la línea de fondo, ha podido sacar un centro que no ha desaprovechado el dorsal 22 del Barça para sumar su primer gol de la temporada. Un Aleix Vidal que ha ido de menos a más, pasando desapercibido en el primer tiempo y marcando tan solo unos minutos después.

Aleix Vidal durante el partido ante el Murcia. Foto: Noelia Déniz, VAVEL.com
Aleix Vidal durante el partido ante el Murcia. Foto: Noelia Déniz, VAVEL.com

Tan solo unos segundos después del 3-0, el asistente del gol, Semedo, se ha sentado en el banquillo para dejar minutos a José Arnáiz, un futbolista del Barça B que ya marcó en la ida a domicilio y lo ha vuelto a hacer esta noche en el Camp Nou.

Denis Suárez también ha querido dejar su huella. El gallego ha demostrado su calidad volviendo a marcar otro gol que significaba el 4-0 a favor del Barça. El dorsal ‘6’ ha conseguido superar la defensa murciana y el portero Santomé no ha podido detener el cuero.

Denis Suárez no deja de sorprender. Foto: Noelia Déniz, VAVEL.com
Denis Suárez no deja de sorprender. Foto: Noelia Déniz, VAVEL.com

Los futbolistas del Barça B han querido reivindicarse haciendo un enorme partido. Carles Aleñá ha jugado los 90 minutos de forma excelente aunque sin ver portería, al igual que David Costas y Oriol Busquets. Quien si lo ha hecho por segunda vez consecutiva en esta eliminatoria ha sido José Arnáiz, con el número 37 en la espalda, que ha anotado el 5-0 que anulaba de manera casi definitiva las opciones del Real Murcia.

Un partido muy relajado para el portero holandés del Barça, que ha sido un espectador más del encuentro. Se ha pasado la mayor parte del partido fuera de su área, adelantado, para ver el partido desde cerca. Cinco goles en todo el encuentro que le han caído lejos. 

Gerard Deulofeu ha insistido de manera persistente en colar el balón dentro de la portería defendida por Santomé, cosa que no ha conseguido. Cada vez más egoísta, probando jugadas individuales que eran detenidas por el portero visitante, salían por la línea de fondo o bien se encontraban con el palo. Sin duda, no ha sido la noche soñada para Deulofeu, que sigue intentando hacerse con el gol.

Ernesto Valverde ha mostrado después de esta eliminatoria que confía en los futbolistas de la cantera azulgrana. La incógnita será ver si las cosas van a ser parecidas a medida que avance la temporada.