Arnáiz, un seguro en Copa del Rey

El jugador del Barça B, José Arnáiz, es un seguro de vida para Valverde en Copa del Rey, puesto que ha conseguido marcar en todos los encuentros que ha disputado.

Arnáiz, un seguro en Copa del Rey
FOTO: Noelia Déniz - VAVEL

A José Arnáiz no le faltarán elogios en estos meses en el Barcelona y es que, fichado para dar contundencia en el filial, el jugador se está curtiendo de buenos partidos con el primer equipo que dirige Ernesto Valverde.

Es cierto que llegaba del Valladolid con cierta experiencia, tras 41 partidos y 12 goles, pero el de Talavera de la Reina no se esperaba que su llegada a Barcelona fuera a ser tan explosiva. Con el filial de Gerard López se ha convertido en el auténtico referente, al lado de Aleñá, generando y culminando la mayoría de las acciones que crean.

Con el primer equipo ha sido un indiscutible en Copa del Rey: disputó el doble encuentro de dieciseisavos ante el Real Murcia y este jueves se enfrentó al Celta en la ida de los octavos. Sin Messi o Suárez al lado, que le hubieran guiado el camino, el ex del Valladolid se ha creado por sí solo un buen camino.

Nunca falla: a gol por partido

En Copa es un seguro de vida en la delantera: acostumbrado a jugar en la línea de medios o por el extremo derecho, el joven del B no ha dejado portería a cero.

Arnáiz ha anotado en los tres encuentros de Copa que ha jugado

En tres encuentros, tres goles, y ninguno de ellos fácil. Cierto es que el de Balaídos sirvió para dar alas al equipo, tras rematar un buen centro desde la izquierda de André Gomes, que vio bien colocado a Arnáiz. El equipo regresó a la Ciudad Condal con el 1-1 en el marcador, obligando por completo a los de Unzué a tener que anotar en el Camp Nou si quieren seguir avanzando en Copa del Rey.

Pero cerca del minuto 70 tuvo que dejar el terreno de juego al sentir molestias musculares, siendo sustituido por Ousmane Dembélé, que regresaba al Barcelona cuatro meses después de una grave lesión.

Peleando por las oportunidades

Lo sabía cuando decidió fichar por el club, y es que la pelea por subir al primer equipo es dura: Carles Aleñá lleva dos años intentando ganarse un hueco y ahora la competencia llega con Arnáiz.

Se les pide que irrumpan con valentía y que aporten esa chispa que a los de la primera plantilla les pueda faltar, y nadie puede decirle al toledano que no lo esté consiguiendo. Tras cinco meses en la casa, Arnáiz ya se ha ganado el respeto de Valverde, que puede volver a confiar en él en la vuelta de octavos, el próximo jueves a las 21:30 horas en el Camp Nou.