Darwin Machís, viajes de ida y vuelta a Granada

El extremo venezolano ha regresado al club granadino para convertirse en el líder de un equipo que lucha por volver a la élite del fútbol español. Con su presencia, el equipo granadino es más incisivo, peligroso y temible para los rivales.

Darwin Machís, viajes de ida y vuelta a Granada
Machís celebra uno de sus goles al Lorca | Foto: Antonio L. Juárez.

Mucho ha cambiado la plantilla del Granada CF para esta temporada en la que tiene como objetivo el regreso a Primera División. Entre todos esos cambios hay una cara conocida, que despuntó en el filial nazarí y que tras un periplo de cesiones ha regresado para quedarse en la primera plantilla y se ha convertido en el líder en ataque de un equipo que lucha por regresar a la élite del fútbol español, una categoría que perdió después de seis temporadas. Darwin Daniel Machís Marcano, 'el niño de Tucupita', quien maravilló en Venezuela y que empezó a sobresalir en el Granada B, está de regreso para ayudar a un equipo al que hirió 'de muerte' la temporada anterior con un gol que dio la victoria a su entonces conjunto, el Leganés, en un duelo clave por la permanencia en Primera División. Machís quiere volver las tornas y convertirse ahora en el héroe de un Granada CF que busca volver a saborear las mieles de Primera, consciente de las dificultades del camino tortuoso de una Segunda muy igualada. 

Regreso y una pretemporada sobresaliente

Machís jugó cedido la temporada pasada en un equipo de Primera, el Leganés. Anteriormente había estado en el Huesca, donde realizó una gran campaña en la que ayudó al equipo a mantener la categoría tras marcar diez goles y dar seis asistencias. Ese verano regresó con la intención de convencer al entonces entrenador Paco Jémez y tener la oportunidad de quedarse en el Granada, pero pese a su buen hacer en la pretemporada, se quedó  fuera del equipo al completarse el cupo de extracomunitarios con jugadores como Guillermo Ochoa, Tin Angulo y Gabriel Silva. El venezolano tuvo que poner rumbo al Leganés. En el conjunto pepinero jugó 29 partidos, marcó tres goles y dio tres asistencias. Tras su estancia al sur de Madrid, este verano ya sí ha regresado a Granada para quedarse. 

La pretemporada de Machís fue sobresaliente. El 'vinotinto' hizo gala de su velocidad, explosividad y regate y convenció a Oltra. El extremo se erigió junto a Joselu como el máximo anotador del equipo, con cuatro dianas. En principio iba a ocupar una de las plazas de extracomunitario hasta el mes de diciembre, pero en septiembre ya pudo obtener la nacionalidad española, lo que evitó además un quebradero de cabeza en el club con la situación del peruano Sergio Peña, que así pudo tener también hueco en la plantilla.

Inicio con el gol como asignatura pendiente

Desborde, regate, velocidad, peligro... Todo esto se vio en el juego de Machís al inicio de esta temporada. El venezolano se sentía cómodo en el equipo y en una ciudad que puede sentir también como suya - su pareja es granadina y también su hija, que ha nacido este año-. Machís comenzó a maravillar y a ser una de las principales amenazas en el ataque de los rojiblancos, un auténtico puñal por la banda zurda, pero empezó con una asignatura pendiente: el gol. Mucho peligro generaba el venezolano, pero fallaba en los metros finales, en esa toma de decisión que puede convertir una buena jugada en un tanto. Machís se precipitaba o se equivocaba en otras ocasiones a la hora de dar ese último pase. 

Machís se lamenta de una ocasión fallada | Foto: Antonio L. Juárez
Machís se lamenta de una ocasión fallada | Foto: Antonio L. Juárez

El toque de Oltra y un paso al frente 

Las primeras actuaciones de Machís no terminaron de convencer a José Luis Oltra que, tras el partido contra el Real Valladolid, dio un toque de atención al jugador. El míster valenciano aseguró que no estaba al nivel de la pretemporada. El internacional venezolano cambió 'el chip' y en el siguiente partido contra el Córdoba dio un pase al frente y marcó un doblete en un encuentro que significó la primera victoria del Granada en la temporada tras varios empates consecutivos y una derrota que habían sembrado algunas dudas.

A partir de entonces, Machís se ha convertido claramente en la gran amenaza del Granada CF. Fijo en el esquema de José Luis Oltra, el extremo está cada vez más cómodo y es un quebradero de cabeza para las zagas rivales. Ha marcado ya cinco goles y es el segundo máximo anotador del Granada por detrás de Joselu. De momento, es el único del equipo rojiblanco que ha logrado un hat-trick, el que le anotó al Lorca FC en un partido en el que su actuación fue sobresaliente. Oltra destacó el papel de venezolano y aseguró que "no ha tocado techo" pero también advirtió que tendrá "momentos y picos de forma" y eso "la gente lo tiene que entender". Para el valenciano, Machís es "un jugador diferencial" en el Granada CF pero él solo "no gana un partido".

Machís es una de las principales amenazas del Granada | Foto: Antonio L. Juárez
Machís es una de las principales amenazas del Granada | Foto: Antonio L. Juárez

Machís es, además, el máximo asistente de los rojiblancos, con tres asistencias de gol en su haber hasta el momento. El venezolano ha participado en ocho de los 23 goles que el Granada CF ha anotado en este primer cuarto de la temporada. Unos números que le catapultan como uno de los jugadores más destacados en este inicio de la temporada. 

¿Machísdependencia?

Si Machís está sobre el césped, el Granada CF es un equipo mucho más temible. Eso lo saben los rivales, que se afanan en intentar contrarrestar el poderío del atacante venezolano. El jugador se perdió el último partido del Granada CF contra el Sevilla Atlético y se notó bastante su ausencia. Los rojiblancos perdieron su primer partido en casa y su sustituto, Antonio Puertas, no estuvo a la altura. El 'vinotino' tuvo que acudir a la llamada de su selección para disputar un amistoso contra Venezuela. Y el Granada le echó en falta. Esta jornada, Machís retornará para continuar en su línea y ayudar al equipo granadino a volver a la senda de la victoria en su visita a la Cultural Leonesa. El equipo granadino no quiere depender de un jugador para obtener buenos resultados, pero la presencia del venezolano se está haciendo imprescindible. Si el balón lo conduce Machís es sinónimo de peligro. Si el venezolano está entonado, el Granada CF es un rival mucho más fuerte.