Festival de goles en una exhibición de poderío ofensivo

El Real Madrid salió victorioso de un encuentro cuyo rival mediático estuvo en la grada en lugar de sobre el verde. Gareth Bale abrió la lata y Marcelo, con algo de fortuna, amplió la ventaja. Un absurdo penalti de Danilo dio esperanza a los polacos. Asensio anotó el tercero antes del descanso. El equipo blanco afrontó la segunda mitad con los deberes hechos, ofreciendo un buen espectáculo a su afición. Lucas Vázquez y Morata, con sendos goles, cerraron la cuenta.

Festival de goles en una exhibición de poderío ofensivo
Asensio celebra su gol con Danilo | Foto: Daniel Nieto - Vavel.com
Real Madrid
5 1
Legia de Varsovia
Real Madrid: Keylor Navas, Danilo, Pepe, Varane, Marcelo; Kroos, Asensio (Kovacic, min. 79), James Rodríguez (Lucas Vázquez, min.62); Bale (Morata, min.62), Benzema y Cristiano Ronaldo.
Legia de Varsovia: Malarz; Bereszynski, Czerwinski, Rzezniczak, Hlousek; Jodlowiec, Moulin (Kopczynski, min. 81), Guilherme (Kazaishvili, min.74), Odjidja, Kucharczyk; Radovic (Nikolic, min.73).
MARCADOR: 1-0, min. 16, Gareth Bale. 2-0, min. 19, Marcelo. 2-1, min. 21, Radovic. 3-1, min. 36, Asensio. 4-1, min. 68, Lucas Vázquez. 5-1, min. 85. Morata.
ÁRBITRO: Ruddy Buquet (FRA). Amonestó a Moulin (min. 50), Radovic (min. 61), Cristiano (min. 62)
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 3ª jornada de la Fase de Grupos de la Liga de Campeones. El encuentro se disputó en el estadio Santiago Bernabéu ante 70.251 espectadores.

El Real Madrid afrontaba la tercera jornada de la UEFA Champions League ante un rival netamente inferior, lo que aprovechó Zidane para experimentar en la sala de máquinas con jugadores ofensivos, con Kroos de pivote y con James y Asensio de interiores. Así, el conjunto blanco tardaba muy poco en materializar la primera ocasión clara de peligro, en las botas de Cristiano Ronaldo. El luso chutó escorado tras una rápida transición merengue, enviando el esférico al lateral de la red defendida por Malarz.

El Legia presenta sus credenciales

Los locales planteaban un fútbol directo, buscando la espalda de su rival, cuya defensa, presumiblemente, iba a  cubrir las porosidades existentes. Sin embargo, la ofensiva total que planteaba el Madrid dejaba a Kroos desguarecido. Odjidja estrelló un disparo en el poste con empate a ceroEl alemán es una estrella consumada en posiciones de creación a la par que un caballero sin montura en la deconstrucción, premisa que quedó patente una vez más tras una pérdida absurda en la salida del cuero que culminó Guilherme con un disparo cruzado. Tan sólo la intervención de Keylor Navas evitó que se adelantasen los locales. Pocos minutos después Odjidja hizo saltar de sus asientos a la afición al probar suerte con un disparo desde la frontal que se estrelló en el poste derecho de Keylor. La diosa Fortuna se decantó del lado blanco, repeliendo el cuero hacia fuera.

Gaita y samba en la fiesta merengue

El Real Madrid se daba cuenta de que, aún siendo de inferior calibre, el polvorín del Legia contaba con suministros, y buscaba golpear primero. Así, Gareth Bale penetraba por el extremo diestro del ataque blanco y se sacaba un zurdazo de la chistera al palo largo del portero, imposible para Malarz. El Legia no supo sobreponerse del tanto merengue y dos minutos después recibía un nuevo gol. Marcelo remataba desde la frontal tras una posesión larga de los blancos y asistencia de Benzema, con tal suerte que el cuero golpeó en Czerwinski y se coló en la portería polaca. El partido parecía resuelto con este marcador, pero una absurda acción de Danilo ante Kucharczyk iba a dar alas a los visitantes; el lateral brasileño derribó al extremo dentro del área y Buquet no dudó en señalar la pena máxima, que transformaba Radovic con sutileza.

Benzema controla el esférico dentro del área ante un rival | Foto: Daniel Nieto - Vavel.com
Benzema controla el esférico dentro del área ante un rival | Foto: Daniel Nieto - Vavel.com

El Madrid, escarmentado por la falta de intensidad en algunos encuentros, iba a buscar un nuevo gol que le permitiese afrontar el partido con garantías. Asensio gozaba de una nueva ocasión tras atrapar un balón muerto dentro del área grande; fusiló el balear con intención a la escuadra, pero el esférico se marchó alto. El conjunto merengue trabajó muy bien en ataque durante todo el partido pero dejó serias dudas en la zaga. Una muestra de ello es el regalo de Bale tras intentar sacar el balón jugado desde el córner merengue. Kucharczyk intentó resolver ante Keylor, pero el costarricense desbarató la ocasión.

El Legia iba a ver cómo se hacían añicos sus aspiraciones de empatar tras la enésima penetración desde la derecha de Danilo. El brasileño, que no estuvo muy acertado durante el choque, filtró para Cristiano, omnipresente en ambas bandas; el luso controló y aguantó esperando la llegada desde atrás de Asensio, a quien regaló el esférico. El balear tan solo tuvo que ejecutar un disparo raso, cerca del palo siniestro de Malarz, para poner tierra de por medio.

Plácida segunda parte para el Madrid

El segundo tiempo fue una exhibición a medio gas de los blancos, que trataban de hacer daño a su rival con transiciones rápidas. El Legia intentó aislarse del marcador y desplegar su fútbol, por escaso que fuese, aguantando hasta donde pudo Guilherme. El extremo diestro fue la referencia ofensiva durante el primer tiempo, pero se le acabó la gasolina en el segundo. El conjunto polaco mostró su impotencia en un ataque blanco que pudo acabar en expulsión de Moulin por una inapropiada entrada por detrás sobre James cuando pisaba el área rival.

Zidane continuó con su guion preestablecido dando entrada a Lucas y Morata por James y Bale. No tuvo que hacerle mucha gracia el cambio al colombiano, que tuvo que ver cómo Lucas anotaba el cuarto empalmando un gran centro de Morata desde la izquierda. Lucas Vázquez y Morata pusieron intensidad y goles en la segunda parteAmbos canteranos iban a gozar de protagonismo en el segundo tiempo, ya que el '21' iba a anotar el definitivo 5-1 tras un gran contragolpe con Cristiano y Lucas. El ariete blanco sigue llamando a la puerta de la titularidad, sumando un gol a la entrega que le pone siempre y dejando en evidencia a Benzema, quien demostró su mal estado de forma y estuvo muy impreciso en varias acciones.

Morata anota el quinto gol ante Malarz | Foto: Daniel Nieto - Vavel.com
Morata anota el quinto gol ante Malarz | Foto: Daniel Nieto - Vavel.com

Los últimos minutos fueron un regalo para el Legia, que pudo maquillar el resultado con varias ocasiones en las botas de Nikolic, pero Keylor resolvió sin problemas. Tres puntos más para el casillero blanco que mantienen el pulso con el Borussia y permite distanciarse del Sporting de Portugal.