El método Salazar
Galen Rupp y Mary Cain tras batir los récords americanos de 5000m y 1000m // Foto: ochocalles.bolgsport

Mucho revuelo están causando las últimas hazañas logradas por el grupo de entrenamiento liderado por el entrenador Alberto Salazar. Los sistemas utilizados por Salazar, hasta el momento muy criticados por llevar a sus atletas hasta un límite sobrehumano, están dando unos resultados que deja atónitos a todos los entrenadores y atletas de élite.

El 16 de enero tuvo lugar la primera gesta de los atletas de Alberto Salazar, con Galen Rupp y la joven Mary Cain como protagonistas. Ambos tuvieron un día de records, Mary Cain logró el record del mundo junior de 1000m con 2:39.25 y Galen Rupp el récord americano de 5000m en pista cubierta con 13:01.26, unos tiempos asombrosos. Pero eso no es todo, tras batir dichos récords realizaron un entrenamiento espectacular aquella misma tarde, algo que no es muy habitual en los entrenamientos de atletismo por la creencia de que el cansancio hace que el entrenamiento no sea asimilado correctamente. Salazar se defiende diciendo que el entrenamiento se asimila de mejor forma tras un momento de optimismo y euforia, como puede ser tras batir un récord.

Esa tarde Galen Rupp realizó un entrenamiento de 2x (800+400) en 2:01, 54”, 1:59 y 54” para más tarde hacer 3x400 en 53-54 segundos, algo que se antoja casi imposible para el resto de los mortales y más tras realizar un 5000m en poco más de 13 minutos. La otra pupila de Salazar, Mary Cain, tras batir el récord junior de 1000m, hizo un entrenamiento de 4x800m entre 2:20 y 2:25 y 4x400 entre 57 y 60 segundos, y lo más asombroso de todo es que esta joven promesa estadounidense tan solo tiene 17 años.

Las exhibiciones de los atletas de Alberto Salazar no quedaron ahí. Una semana más tarde Galen Rupp corrió una doble milla con un resultado magistral, de nuevo otro récord americano y otro día espléndido para él, el tiempo final fue de 8:07.41, convirtiéndose en la séptima mejor marca de todos los tiempos en esa distancia.

De nuevo, y como ya hizo la semana anterior, tras la competición volvió a realizar otro entrenamiento brutal, esta vez 5x1 milla (1.609m) registrando unos tiempos de 4:21, 4:20, 4:20, 4:16 y en la última de las repeticiones nada más y nada menos que 4:01, todo eso en solitario y sin la ayuda de ningún compañero que le estableciese el ritmo. Tras ver los vídeos no quedan adjetivos para describir las proezas del estadounidense Galen Rupp. Juzguen ustedes mismos.

El éxito del nuevo sistema de entrenamientos que está planteando Alberto Salazar es un hecho, una multitud de récords y medallas le abalan. ¿Pero hasta cuándo podrá soportar el cuerpo de sus atletas estas machacadas? ¿Es realmente beneficioso a largo plazo para sus atletas competir y entrenar de esa forma el mismo día?

MEDIA: 1.2VOTES: 22
VAVEL Logo