Entrevista. Miguel Ángel López: "Con la preparación de los 20 kilómetros me bastará para los 50"
Miguel Ángel López, campeón de Europa y del mundo de 20 kilómetros marcha

Entrevista. Miguel Ángel López: "Con la preparación de los 20 kilómetros me bastará para los 50"

Al marchador murciano solo le falta el oro olímpico en los 20 kilómetros marcha para completar un palmarés que ya cuenta con victorias en los últimos Europeo y Mundial. No firma la plata, aunque queda trabajo por hacer. Atiende a Vavel en Roma, dónde ha terminado en el puesto 33º de la Copa del Mundo. Una lesión trastocó sus planes, pero no renuncia a doblar su apuesta con los 50 kilómetros en Río.

ismaelperez
Ismael Pérez

ROMA. Campeón de Europa en 2014 y del mundo en 2015, solo un oro olímpico completaría la triple corona de Miguel Ángel López (Llano de Brujas, Murcia, 1988) en los 20 kilómetros marcha. Por eso tiene grabada a fuego la fecha del próximo 12 de agosto y la ciudad de Río de Janeiro. Y por eso afirma que no firmaría la plata, a pesar de no tener todavía ninguna medalla olímpica. El murciano que empezó a prácticar atletismo animado por un amigo a los siete años y llegó a la marcha por casualidad a los 11, atiende a Vavel en el estadio Marmitelli de Roma durante la Copa del Mundo de Marcha minutos después de saber que solo José Ignacio Díaz acaba de superar su marca en los 50 kilómetros, lo que confirma su deseo de doblar pruebas en Río. Está sereno pero no oculta cierta preocupación. El año no comenzó bien y en la Ciudad Eterna no pasó del puesto 33º. Se esperaba algo más, pero nadie lo recordará si sus sueños se cumplen en Brasil. Para ello lleva toda la vida en marcha.

Pregunta. ¿En qué momento es consciente de que puede dedicarse profesionalmente a la marcha?
Respuesta. Vas cumpliendo etapas y pasos. Primero quieres ganar un campeonato de tu región,. Luego intentas ir a un campeonato de España,  ganar una medalla, luego el oro...y después el siguiente paso al entrar en la categoría juvenil es ser internacional. Fui cumpliendo esas etapas con éxito. Y cada vez aspiras a más, eres internacional y te vas planteando conseguir la medalla en los campeonatos....

P: Y en 2012 debuta en unos Juegos. En mayo entra 42º en esta misma Copa del Mundo. Y, de repente, termina quinto, consigue el diploma olímpico y marca personal. ¿Qué pasa en esos tres meses?
R: Fue un cambio de mentalidad, de chip. Físicamente en tres meses se puede hacer poco, aunque es verdad que entrené más fuerte y mejor, pero es difícil cambiar mucho si no has trabajado bien antes. Eso lo tenía, me faltaba creer más en mí, tener más confianza en la competición. A Londres fui más confiado.

"Antes de los JJOO de Londres cambié la mentalidad. Solo me faltaba creer más en mí"

P: Y desde Londres no ha bajado del podio. ¿Cuándo se ve en la élite mundial?
R: Son pasos. Después de Londres salí con mucha moral y al año siguiente ya intente pelear por estar en las medallas. Conseguí ser subcampeon de la Copa de Europa y bronce en el Mundial de Moscú. Te vas planteando objetivos mayores para mejorar. A partir de ahí siempre he ido hacia arriba y seguir mejorando es lo que más cuesta. Pero es mejor que haya sido progresivo. Si en Londres ya hubiera ganado medalla, no sé qué habría pasado después.

P: En Zúrich gana el Europeo al sprint agónicamente mientras en Pekín puedes disfrutar del oro mundial con tranquilidad, ¿qué le cuesta más?
R; Las dos fueron difíciles. El Europeo fue competicion atípica. Pocas veces se ha visto resolver una carrera al sprint entre cuatro corredores. Era complicado, cada vez íbamos más rápido y nadie cedía. Había que controlar los nervios porque después de trabajar mucho podías ser primero o quedarte sin medallas. En Pekín la carrera el nivel era altísimo y fue muy duro, pero fue diferente. Para ganar el Mundial hay que sumar la camiseta, aunque pude disfrutar más el final.                                                                                                                                                              

P: Ahora llega Río. Es una de las mayores opciones de medalla de toda la delegación, se le mira más que otros años. ¿Cómo se lleva esa presión?
R: Se nota. Es distinto a otros años, que no tenemos los focos encima. Pero lo importante es trabajar. Que te pongan la vitola de favorito es bueno porque es por los resultados que, pero no tiene que suponer presión.

P: ¿En qué cosas concretas se siente esa presión? Amigos, vecinos, conocidos, prensa...
R: La gente está muy ilusionada, muy emocionada. Con los Juegos todo el mundo se vuelca más, hay mayor seguimiento y todos tienen la esperanza de que traiga medalla. Pero de ahí a que ser una obligacion hay un paso muy grande. A lo unico que está obligado el atleta es a darlo todo. Y el resultado que se dé depende de muchas cosas. 

P: En los 20 kilómetros, ¿teme a alguien en especial?
R: Los chinos siempre están y compiten bien, en forma casi todo el año. No me sorprendió su resultado. Sabía que Wang (el ganador) iba a estar adelante. Los japoneses estuvieron por debajo de lo esperado, pero los chinos serán los grandes favoritos en Río.

"Ganar medalla no es una obligación. A lo único que estoy obligado es a darlo todo"

P: Y si la IAAF levanta el veto y van los rusos...
R: No lo sé. Llevan prácticamente un año sin competir, no sabemos cómo están pero habría que contar con ellos. Es un tema complicado...una historia...quizá también paguen justos por pecadores si se les sanciona.

P: El extremeño Álvaro Martín se colgó el bronce en Roma. ¿Otro rival?
R: Hizo una carrera magnífica, supo aprovechar su oportunidad, estar delante y en sus marcas. Una grata sorpresa. En Río será diferente pero habrá que contar con él.

Un año complicado

En enero una lesión en el poplíteo, el músculo posterior de la rodilla, corta la preparación de López. Un mes después, casi a contrarreloj, consigue acudir al Campeonato de España y en la primera prueba de 50 kilómetros de su vida logra la mínima olímpica para doblar en los Juegos de Río.
P: ¿Cómo le afectó?
R: Comparado con el 2015, no está siendo el año ideal Entonces todo fue más rodado. Pero supe sobreponerme a la lesión para lograr la plaza en 50 y hacer un digno papel. Ahora estoy cogiendo el ritmo y la forma de nuevo. Todavía queda. 

P: Entonces en Roma. ¿Se tomó la carrera relajadamente?
R: No, ni mucho menos. No llegaba en mi mejor forma. Sabia que estar en los puestos delante iba a ser muy dificil. En la Copa del Mundo el nivel es altísimo y se suele venir bien y hacer buenas marcas. Tuve peores sensaciones de lo que esperaba. Pelee por el equipo, la marca fue aceptable y fue un entrenamiento más 'a la saca' para seguir mejorando esta semana,

P: ¿Le preocupa cómo pueda afectarle ese cambio de planes de cara a Río?
R: No, solo entrenar, estar bien, cuidarme, no tener ningún contratiempo. Luego el resultado un día sale bien y otro mal. En mi caso la gente está malacostumbrada porque solía salir bien en los ultimos años. Vendrán días mejores.

P: Y ahora, ¿cómo es el camino hasta Río?
R: Haré como siempre en los últimos años, pasar casi dos meses entrenando en altura entre Sierra Nevada y Font Romeu.  En la última semana probablemente entrene en Barcelona para adaptarme a la humedad de Río. Entrenar más tiempo en humedad sería perjudicial porque pierdes calidad. Competiré en Cantones en La Coruña el 28 de mayo, los cinco kilómetros en Murcia a finales de junio y ya los 10.000 en pista del Campeonato de España como prueba test antes de los JJOO. En Coruña me gustaría estar mejor que en Roma, mejorar poco a poco y en las pruebas cortas ganar rapidez para los 20 kilómetros.

P: Sorprende a todos anunciando que planeas hacer no solo los 20 kilómetros sino los 50. ¿Cómo nace está idea? ¿Por qué no esperar un año más y centrarse en conseguir la medalla en 20?
R: Ha sido un cúmulo de circunstancias. Al ganar la plaza fija en la Copa de Europa del año pasado pensé que si el Mundial de Pekín salía bien podría empezar este año en los 50 a modo de experiencia y sin locuras. En Motril (Campeonato de España de 50km en febrero) no salió tan bien cómo esperaba pero pude hacer mínima y ganar. Sé que mi prueba es el 20, lo voy a preparar de forma prioritaria, pero quería cumplir la ilusión de competir bien en los 50.

"No ha sido el año ideal. Veía que no podía hacer marcha. Pasé por momentos malos"

P: Y cuando en enero se lesiona, ¿no piensa en aparcarlos?
R. Claro. Hubo momentos que dudé si hacer el Campeonato de España, porque obviamente a Roma no iba a venir a hacer un 50 a tres meses de Río. Pasé momentos malos, veía que no podía hacer marcha, así que una carrera de cuatro horas iba a ser complicada. Llegué muy muy justo, entrenando poquísimo ese último mes. Temía que no saliera y tiré de raza.

P: ¿Y cómo cambia eso sus entrenamientos?
R: Para Río haré preparación como todos los años para 20km y con eso me será suficiente para afrontar el 50. Llegando en un buen estado de forma al 20 tengo capacidad de hacer un buen 50. Si he podido hacer el Campeonato de España en esas condiciones, si ando mejor puedo hacer un buen papel.

P: ¿Entonces está convencido de hacerlo?
R: Lo estoy. Si deciden que vaya quiero estar a no ser que ocurra algo inesperado.

P: ¿Con qué se sentiría satisfecho en los 50 kilómetros?
R: Quiero hacerlo bien. No tengo la experiencia de los que llevan más tiempo, pero otros de 20 kilómetros han conseguido grandes resultados. ¿Por qué no voy a poder yo también? Acercarme a ser finalista o serlo ya sería un paso adelante?

Carrillo, el gurú de la marcha


Paradójicamente, quizá fue Miguel Ángel López, la joya de la corona el peor pupilo de José Antonio Carrillo en Roma. El entrenador murciano está detrás de Álvaro Martín (bronce en 20km), Manuel Bermúdez (bronce en 10km) o José Ignacio Díaz (sexto en 50km). Por algo parte de la selección española empezó a corear su nombre al final de la competición. 

P: El sábado le pregunté a Manuel Bermúdez qué tiene de especial Carrillo. Y simplemente me dijo 'es el mejor del mundo'. Le pregunto lo mismo
R: (Ríe) Tendrás que preguntarle a él. No hay muchos secretos. Es su trabajo, su dedicación con nosotros, sus conocimientos. Tiene la experiencia de muchos años y sabe lo que hacer. Hace de padre y de amigo, y eso es importante. Lo que ha logrado no es por casualidad.

P: Y con él, su técnica es de las mejores del mundo. Jamás ha sido descalificado.
R: Carrillo ha pulido los pequeños detalles que tenía. Lo hemos trabajado desde siempre y lo seguimos puliendo en el tapiz, haciendo grabaciones con varias cámaras ante un espejo. Afortunadamente le doy poco trabajo, pero lo cuidamos mucho.

P: ¿Qué importancia tiene el físico y qué importancia la técnica en la marcha?
R: La técnica es fundamental. Hay que ser lo más natural posible, ir sin brusquedad te ayuda a marchar mejor, lo más natural posible. Aunque cada uno tiene su propio estilo.

"Valgo menos de la marca que tengo, pero los récords nunca me han importado mucho"

P: Y en las mejores condiciones posibles de físico, de técnica, de temperatura...¿cuál es su límite? ¿el récord de España, quizá (1.17.22 frente a sus 1.19.14)?
R: Sé que valgo bastante menos de la marca que tengo, porque al final he hecho mis marcas en campeonatos importantes,  pero nunca he preparado ninguna prueba solo para hacer marca. Puedo estar en una hora y 18 minutos y quién sabe si bajar. Pero el record tampoco me lo planteo. Los récords nunca me han importado mucho, prefiero pensar en los campeonatos.

P: Hablando de campeonatos... en Río ¿firma la plata?
R: Ahora no firmo nada. Una medalla siempre es importante, y más esta que no la tengo, pero a priori no firmo nada. No me quiero conformar.

VAVEL Logo