¿Teddy Bridgewater será el QB del futuro en New Orleans?
Foto: NFL

¿Teddy Bridgewater será el QB del futuro en New Orleans?

Tras acudir a la entrevista con los Dolphins y no aceptar, Bridgewater seguirá siendo el mariscal de campo backup de Saints. Pero es esto, ¿un plan a futuro para la franquicia dorado y negro?

kike_ortega_
Enrique Ortega Sánchez

El tiempo nunca perdona. Con 39 años de edad y a la puerta de llegar al cuarto piso, los New Orleans Saints deben estar planeando el futuro inmediato de su franquicia. Con un QB histórico y de salón de la fama como lo es Drew Bress, es peligroso no tener una alternativa. Es por eso, que el equipo de Louisiana hizo su esfuerzo para mantener a Teddy Bridgewater en sus filas, pensando en que sea la nueva cara de la franquicia.

La decisión de Bridgewater va más allá en búsqueda de asegurar un futuro en un equipo que de verdad tenga posibilidades de ser competitivo. Porque aunque estará viendo los partidos desde la banca, por la titularidad de Drew Brees, Bridgewater está viendo hacia el futuro y que en un par de campañas, sea la cara de la franquicia de Saints al tener los controles del mariscal de campo.

El acuerdo momentáneo con los New Orleans Saints es por un año y un total de 7.5 MDD que podría aumentar si cumple con ciertos objetivos. Más allá de lo que pueda realizar Teddy, debe sembrar confianza en New Orleans que puede heredar al equipo. Y este 2019, sea la última campaña de Brees como profesional.

Si bien Bridgewater no ha tenido todavía una temporada donde emerja como uno de los mejores quarterbacks de la liga. Tiene toda la capacidad para asumir la titularidad de algún equipo. Su capacidad de lanzar está probada, solo necesita tener minutos en el emparrillado, porque tras esa dura lesión que sufrió en la rodilla cuando jugaba en Minnesota nunca ha vuelto a ser titular indiscutible en ninguna escuadra.

Aunado a su buen brazo, el QB tiene la capacidad de realizar jugadas de engaño en donde pueda hacer engaños de lanzar y correr en jugadas optativas. Esta es una dualidad que deben aprovechar los Saints desde ahorita, para poco a poco ir evolucionando a un ataque más explosivo en jugadas de engaño; y no depender tanto del brazo de Drew Brees.

VAVEL Logo