El Jaén Paraíso Interior consigue su segunda remontada consecutiva. Los de Dani Rodríguez planteaban un difícil partido frente al FC Barcelona que llegaba como líder al partido en la capital del Santo Reino. Los catalanes sacaban 6 puntos de ventaja a los locales, que venían de vencer por 4-6 a Xota en Anaitasuna.

Primera parte

Los andaluces comenzaron el encuentro con su quinteto habitual, formado por Espíndola, Taborda, Míchel, César y Alan Brandi, mientras que los catalanes salieron con los ex-lagartos Dídac y Antonio, así como también Dyego, Matheus y Sergio González. El FC Barcelona sabía que tenía que ganar para sacar ventaja a sus competidores que acechaban el primer puesto de la clasificación, el Pozo Murcia y el Jaén.

Los de Jesús Velasco controlaban la posesión del balón buscando la meta de Espíndola. Sin embargo, la primera más clara llegó por parte de los amarillos. Alan Brandi probaba fortuna tras un gran control, pero Antonio conseguía interceptar el cuero.

Pese a que Pablo del Moral tuvo una gran ocasión mandando el balón al poste, lo cierto es que los de la ciudad condal pusieron de manifiesto su fuerte pegada. Nicolas Marrón alertaba estrellando un gran disparo contra la madera. Posteriormente, en el 18’ la balanza caía del lado de los azulgrana. Una acción por izquierda hacía llegar la bola a Sergio González, que introducía el balón en el fondo de las mallas. Eran minutos complicados para Jaén. Tanto fue así que el argentino Mati Rosa tuvo que salvar el 0-2 bajo la línea de gol.

Segunda parte

En cuanto a la segunda mitad, ésta comenzaba con la misma tónica del final de la primera parte. El jiennense Antonio López aumentaba la ventaja para el FC Barcelona con un fuerte disparo que se metía en el interior de la meta. Jaén, sin embargo, no bajó los brazos en ningún momento. En el 31’, Mati Rosa recortaba distancias y hacía ver tanto a afición como a jugadores que la remontada era posible.

El punto clave para los locales llegaba en el 34’. La desafortunada lesión de Sergio González, así como la quinta falta del equipo catalán hizo que Chino no desaprovechara la oportunidad y empataba el partido con un Olivo Arena que rugía llevando en volandas a su equipo. Sin embargo, pese a que Jaén fue de menos a más, se producía un penalti en contra que pudo haber acabado con la fiesta que se vivía en las gradas locales. Catela lanzaba y Espíndola se vestía de héroe manteniendo el empate.

A falta de un minuto, el partido podía decantarse por cualquiera de los dos bandos. Para desgracia del Barcelona, apareció el de siempre. Chino volvió a rememorar sus famosos chinazos que hizo tricampeón de Copa a Jaén y consumaba una gran remontada que da pie a los aficionados andaluces a soñar con el primer puesto, que ya se encuentra tan solo a 3 puntos.