Ecuador Mundial F1: Carlos Sainz, sin resultados sólidos
Carlos Sainz en el GP de Alemania 2018 | FOTOMONTAJE: Martín Velarde VAVEL

Ecuador Mundial F1: Carlos Sainz, sin resultados sólidos

El piloto español ha conseguido algunos buenos resultados en esta primera mitad de temporada, pero es cierto que ni él ni su equipo terminan de consolidarse como referentes de la zona media.

Angelamerino
Ángela Merino Sánchez

Tras 12 Grandes Premios y tras llegar al ecuador de la temporada, Carlos Sainz ocupa la undécima posición en el Mundial de pilotos de Fórmula 1, con 30 puntos, 22 menos que su compañero de equipo, que suma 52. No obstante, Renault es el equipo que actualmente lidera la parte media de la tabla, con 82 puntos, aunque con los Haas pisándole los talones. 

El piloto español, del que aún no hay confirmación oficial sobre su futuro tras la marcha de Ricciardo a Renault, ha puntuado en la mayoría de las carreras de la temporada, consiguiendo su mejor resultado en la cuarta carrera del año, un quinto puesto en Azerbaiyán. También mantiene una lucha constante con su compañero de equipo, al que superó en el pasado Gran Premio, tanto en clasificación como en carrera. 

Quinto en clasificación y noveno puesto en Hungría

En el último Gran Premio antes del parón veraniego, el piloto español sorprendió a todos en una clasificación marcada por la lluvia. Logró colarse en la Q3 y colocarse en el quinto puesto en la parrilla de salida, justo por detrás de los Mercedes y los Ferrari, aunque por delante de los dos pilotos de Red Bull, ya que Ricciardo no consiguió pasar de la Q2. 

Carlos Sainz en la clasificación del GP de Hungría 2018 | Foto: @RenaultSportF1
Carlos Sainz en la clasificación del GP de Hungría 2018 | Foto: @RenaultSportF1

Sin embargo, en la salida comenzó a perder algunas posiciones, salió con los neumáticos blandos por las elevadas temperaturas de la pista. El monoplaza del español traccionó a la salida de la primera curva, y se tocó con uno de los Red Bull; después trato de cuidar sus neumáticos y cuando tenía un buen ritmo tuvo que entrar a boxes, para quedarse estancado detrás de uno de los Force India y de que los McLaren le superaran. "Nos ha faltado un poquito de paciencia al principio de la carrera", decía el español al finalizar el fin de semana. 

Sainz, muy exigente consigo mismo, aseguraba que partiendo desde la quinta posición, no es agradable terminar noveno. Por tanto, antes de irse de vacaciones tenían que analizar aquello en lo qué podrían haber mejorado y si quizá la estrategia a seguir podría haber cambiado el devenir de la carrera. "Quizá, ya que salíamos con los blandos, tendríamos que haber ido largo, ya que no sales con los ultrablandos", concluyó. 

Después de Hungría, el piloto madrileño se va de vacaciones con un sabor agridulce. Por un lado, ha terminado en los puntos y le ha ganado la partida a su compañero de equipo, en carrera y en clasificación; pero, por otro, perdió cuatro posiciones con respecto a la posición de salida, aunque el de Renault sabía que su lugar no era ese, ya que la lluvia de Hungaroring hizo que se alteraran muchas posiciones.

Resultados y evolución en la primera parte de la temporada

En la primera parte de la temporada, Carlos Sainz ha pasado a la Q3 y, por tanto, ha salido entre los diez primeros en todas las carreras de la temporada, excepto en Gran Bretaña, la última carrera de las tres consecutivas que se disputaron en el mes de julio. En cuanto a los resultados de carreras y los puntos que ha sumado a su casillero personal, el español ha terminado todas las carreras excepto la que se disputó en Silvertone; fue el peor fin de semana de lo que llevamos de temporada, ya que clasificó decimosexto. La salida fue buena, consiguió escalar hasta la novena posición, pero cuando trataba de adelantar a Grosjean, en la vuelta 38, el de Haas le empujó, ambos se salieron de la pista y tuvieron que abandonar. 

Accidente entre Sainz y Grosjean | Foto: F1
Accidente entre Sainz y Grosjean | Foto: F1

En carrera, Sainz comenzó su primera temporada completa con Renault con un décimo puesto en Australia, mientras que en Baréin fue undécimo, quedándose a las puertas de los puntos. En China comenzó una buena racha, ya que consiguió clasificar y terminar la carrera entre los diez primeros en seis carreras consecutivas, siendo el quinto puesto de Azerbaiyán y el séptimo de España los resultados más significativos.

A partir de Austria los resultados no han sido tan buenos, ya que ese fin de semana solo pudo ser duodécimo, en Gran Bretaña tuvo que abandonar y en Alemania marcó el mismo resultado que en el Red Bull Ring. En la última carrera antes del parón veraniego consiguió ser noveno, recuperando las esperanzas para la segunda parte de la temporada, aunque con mucho trabajo que hacer. 

Por otra parte, es evidente la lucha que hay entre los compañeros de equipo por conseguir un mejor resultado que el rival, aunque en el caso de Sainz y Hülkenberg, la disputa está muy igualada. Por el momento, es el piloto alemán el que gana la partida, ya que tanto en clasificación como en carrera, ha terminado por delante de su compañero de equipo en siete ocasiones, frente a las cinco en las que el español ha sido el más rápido. Sin embargo, Sainz solo ha tenido que abandonar en una carrera, mientras que Hülkenberg no ha conseguido terminar tres de los 12 Grandes Premios que se han disputado hasta la fecha.

Este año, su mejor resultado en clasificación lo ha conseguido en Hungría, un quinto puesto, igualando su mejor resultado en carrera, la quinta posición que logró en Azerbaiyán. No obstante, el propio piloto quiso resumir esta primera parte de la temporada, y cree que la última carrera lo explica a la perfección. "Siempre ahí, siempre en los puntos, siempre haciéndolo bastante bien. Aunque por una cosa o por otra, el resultado no acaba de llegar", explicaba el madrileño.

Carlos Sainz en el GP de Hungría 2018 | Foto: Getty Images
Carlos Sainz en el GP de Hungría 2018 | Foto: Getty Images

Puntos fuertes y débiles

Por el momento, Renault ocupa la cuarta posición en el Mundial de Constructores, aunque deben seguir trabajando si quieren consolidar ese puesto y ser el equipo de referencia en la parte media, con Haas siguiéndoles muy de cerca. Hasta el momento, el RS18 ha mostrado algunas debilidades. Por un lado, el coche ha demostrado que sufre un poco más que el resto cuando la temperatura de la pista es alta, tal y como ocurrió en el pasado Gran Premio, donde sobrepasó los 50℃. 

En segundo lugar, y no menos importante, la fiabilidad del motor Renault. McLaren y Red Bull también tienen esta unidad de potencia, y a lo largo de esta primera mitad de temporada, se han producido algunos abandonos por problemas de motor. De ahí que Red Bull haya decidido romper su contrato con la marca francesa de cara a la próxima temporada y pasarse a la unidad de potencia Honda, que está dando buenos resultados en el Toro Rosso.

Sin embargo, el equipo continúa trabajando para resolver los problemas, y a ello se suma el trabajo que sus pilotos realizan. La pasada temporada, cuando Sainz se unió al equipo a falta de cuatro carreras para terminar el año, fue crucial su trabajo para recoger datos y analizarlos, al igual que cuando se subió al RS18 en los test de pretemporada. Este año, continúa demostrando su talento, su forma de pilotar y su seguridad en cada trazado, así como su exigencia y su ambición por conseguir buenos resultados.

Posible evolución en la segunda parte de la temporada

Para esta segunda mitad de temporada, el equipo Renault tiene previstas algunas mejoras para consolidarse como los primeros de los mortales. Justo después de las vacaciones, en Bélgica, el equipo francés estrenará un nuevo fondo plano, mientras que continúan trabajando en la especificación C de su motor, para tratar de resolver los problemas de fiabilidad que se han producido. No obstante, hasta que llegue la actualización de la unidad de potencia no se quedarán de brazos cruzados, ya que continuarán incorporando mejoras aerodinámicas hasta el Gran Premio de Japón

Carlos Sainz en el GP de China 2018 | Foto: Getty Images
Carlos Sainz en el GP de China 2018 | Foto: Getty Images

Tal y como explicó Sainz en Hungría, el equipo continuará mejorando para tratar de resolver los problemas que les hacen perder algunas posiciones. Aunque los números no mienten, y es cierto que en términos de resultados, al madrileño se le da mejor la primera parte de la temporada que la segunda, y así lo ha demostrado en años anteriores. En los dos años completos que pasó con el equipo Toro Rosso, sobre todo en el segundo, marcó buenos resultados en los primeros meses del año, mientras que a partir de septiembre tuvo una racha considerable de malas carreras en las que no puntuó. 

El año pasado fue diferente, ya que se incorporó a Renault cuando faltaban pocas carreras para terminar, y es complicado adaptarse a un nuevo coche y a un nuevo equipo en plena temporada. Este año, tiene la oportunidad de remontar lo sucedido en años anteriores y de pulir los fallos que se han podido cometer en lo que va de temporada.

Conclusión

Sainz está a la espera de resolver su futuro, ya que Ricciardo y Hülkenberg serán los pilotos que tengan un asiento en Renault la próxima temporada, aunque son muchos los que sitúan al madrileño en McLaren, que también está a la espera de la decisión que tome Fernando Alonso. Sea lo que sea lo que le depara el destino, en esta primera mitad de temporada ha demostrado su valía como piloto y su capacidad para situar su RS18 lo más arriba posible, aunque tenga que luchar con uñas y dientes contra coches superiores en determinados circuitos. 

Con las mejoras que están por llegar, el español tiene una oportunidad de oro para olvidar los malos resultados y volver a la buena racha de las primeras carreras de la temporada. También es el momento para darle la vuelta al marcador y superar a su compañero de equipo, para exprimir al máximo el monoplaza, aunque no siempre pueda conseguir los resultados esperados y, por supuesto, para demostrar que las segundas partes no solo pueden ser buenas, sino que pueden ser mejores

VAVEL Logo