El machismo obliga a Pinfold a "colgar el casco"
Sharni Pinfold | Foto: redes sociales oficiales de Sharni Pinfold

El Motociclismo nuevamente vuelve a mostrarnos una de sus caras más amargas; algo de lo que desearíamos no hablar pero que, sin embargo, es una realidad. Y es que pese al paso de los años donde las mujeres han ido ganándose un (leve) hueco en las distintas competiciones sobre las dos ruedas, aún sigue habiendo desprecio y comportamientos machistas hacia la figura femenina en las competiciones de motociclismo: las mujeres son una minoría en este deporte, una minoría que las caras femeninas visibles en las parrillas de las diversas competiciones intentan paliar, pero muchas veces es en vano ya que son algunas las figuras que se dedican a despreciar el papel femenino en un deporte como este, algo que, en pleno siglo XXI, es difícil de creer.

En este caso ha sido la piloto Sharni Pinfold la que ha tenido que pasar por esta situación; una joven piloto de 25 años que, al fallecer su padre, dejó todo de lado: su casa, su familia, sus amigos, su día a día… para dedicar su vida únicamente a su gran pasión, el motociclismo. Pinfold viajó de Australia a Inglaterra, considerando este su nuevo hogar, para correr el campeonato nacional en la categoría de Moto3, consiguiendo muy buenos puestos que le facilitaron disputar algunas carreras en el Europeo. Tras ello, la joven piloto entró en Superbikes, en la categoría de SSP300, donde a consecuencia de un accidente en pista se fracturó el fémur y tuvo de alejarse de los circuitos por un tiempo. Sin embargo, toda la situación que la chica vivió en los diversos Paddocks en los que ha estado, le ha hecho tomar la decisión de “colgar el casco”; abandonar su pasión y volver a su vida anterior, ya que se ha sentido humillada como mujer en un mundo considerado “de hombres” en el que abrirse hueco como mujer piloto es una tarea bastante complicada: y si no, que se lo digan a otras pilotos como Ana Carrasco o María Herrera.

Pinfold ha comunicado su decisión de abandonar el motociclismo mediante redes sociales, en las que podemos leer lo siguiente: “La mayoría de los desafíos que he tenido que soportar han sido causados por la falta de respeto y el trato despectivo hacia las mujeres. Cosas que nunca debería haber experimentado si sólo hubiera sido un chico. La cuestión es que llegas a un momento de tu vida en el que ya no puedes soportarlo, ya no quiero que me traten así. Me entristece pensar en todos mis sacrificios, así como en el hecho de que las mujeres que dedican su vida a perseguir sus sueños estén expuestas a estos tratos. Este fue el factor principal que contribuyó a mi decisión de retirarme. Mi amor por el deporte continúa, pero no sé lo que me deparará el futuro. Estoy orgullosa de los resultados obtenidos, lamento no haber podido expresar mi verdadero potencial. […] mi deseo es saber que nadie tiene derecho a hacerte sentir indigno o incómodo, y que debes rechazar todo aquello que no te conviene”, comenta la australiana en una publicación en las redes sociales que muestra, una vez más, que el machismo sigue arruinando los sueños de todas esas mujeres luchadoras, sea en el campo que sea.

Lamentablemente, son muchas las personas que consideran que el motociclismo es sólo cosa de hombres. Pese a ello, son bastantes las figuras que luchan por la igualdad en un campo como es el circuito, algo que ojalá, llegue pronto.

VAVEL Logo