Wawrinka consigue una trabajada victoria seis meses después
Wawrinka golpeando con la derecha./ Foto: Zimbio

Tras seis meses de inactividad, había ganas de volver a ver en acción a Stan Wawrinka, quien no jugaba desde la primera ronda de Wimbledon 2017, donde cayó ante Daniil Medvedev. Stan tuvo que operarse de la rodilla el pasado verano y tras una larga recuperación afirmó que estaría listo para volver a las pistas en Melbourne. Su rival en el día de hoy era el número 136 del ránking ATP, el lituano Ricardas Berankis, quien jugó bastante agresivo con la derecha, lo que le produjo, aparte de varios winners, muchos errores, por lo que facilitó la tarea al suizo, quien no terminó de encontrarse demasiado cómodo con el saque, pero solventó el partido en dos horas y cincuenta minutos por parciales de 6-3, 6-4, 2-6 y 7-6.

Berankis empezó el partido concentrado, golpeando fuerte a la bola, y avisaba de que no se lo iba a poner fácil al campeón de la edición de 2014. Consiguió el break inicial, y consolidó para colocarse 2-0. Pero Wawrinka no se quedó atras, y ganó los dos siguientes juegos en blanco para igualar el marcador. En el séptimo juego, Wawrinka tuvo que salvar tres bolas de rotura. Esto le sirvió de inspiración para romper al juego siguiente, y cerró con su saque el primer set, que se lo anotó por 6-3.

El segundo set fue trascurriendo con normalidad, sin nada destacable hasta el quinto juego, donde tras aprovechar dos errores no forzados consecutivos del lituano, Stan logró el break. Al juego siguiente, logró salvar una oportunidad de quiebre. El suizo mantuvo esta ventaja hasta el desenlace del set, cuando lo cerró por 6-4. El tercer set fue más rápido que los dos anteriores. Berankis no se dio por vencido y elevó su nivel de juego, siendo más agresivo con la derecha y mejorando sus prestaciones al servicio. Con tres juegos en blanco, y roturas en el sexto y octavo juego, Ricardas se apuntó el tercer parcial por 6-2.

Tras un gran tercer set, el número 136 del mundo, continuó su buena dinámica y logró colocarse 3-0. No tardaría en reaccionar el suizo, y se anotó los tres siguientes juegos, para igualar el parcial. En el noveno juego, Stan dispuso de cuatro bolas de break, pero no las logró aprovechar. Sin ninguna nueva rotura, el set se tuvo que decidir en el tie-break. Un tie-break que dominó de principio a fin el octavo jugador del mundo, y se lo apuntó por 7-2, cerrando en dos horas y cincuenta minutos un partido disputado. Tras esta dura prueba ante Berankis, el semifinalista de la pasada edición se las verá en segunda ronda al americano Tennys Sandgren, que se deshizo por 6-4, 7-6 y 6-2 de Jeremy Chardy.

VAVEL Logo