Zverev recupera sensaciones en casa
Alexander Zverev durante su partido de hoy en Halle. Foto: gettyimages.es

Tras su primer traspiés en hierba la semana pasada en el torneo de Stuttgart, del cual salió a las primeras de cambio, Alexander Zverev parece haber recuperado la confianza o, al menos, la regularidad al plantarse en los cuartos de final del ATP 500 de Halle sin ceder ni un sólo set. El tenista local, segundo favorito del cuadro y actual número cinco del mundo, solventó con autoridad su duelo de octavos ante el estadounidense Steve Johnson, 76 del mundo pero cuyo rendimiento siempre sube en pistas rápidas, por un marcador de 6-3 y 7-5 en una hora y tres cuartos de juego.


27 golpes ganadores, entre ellos once saques directos, por 20 errores no forzados para Zverev en el día de hoy. Además, el alemán sólo cedió seis puntos con primer saque (33 de 39)


Pese a comenzar con alguna que otra duda (dos bolas de 'break' en su segundo turno de servicio), Zverev cogió pronto la manija del encuentro para ya no soltarla. En cuanto el alemán logró neutralizar el potente servicio de su rival, lo arrinconó sobre su revés cortado y ahí se acabó lo que se daba. Johnson solamente resistió durante los primeros cinco juegos del citado primer set, pero al primer 'break' que recibió, sus múltiples carencias desde el fondo de pista quedaron al descubierto. Zverev quebró en el 4-3 y lo volvió a hacer dos juegos más tarde para llevarse la primera manga por 6-3, dando una sensación de control total sobre la pista, algo que no sucedía desde hacía mucho tiempo.

El segundo parcial estuvo marcado por los servicios. Ambos jugadores no ofrecieron prácticamente ninguna oportunidad al resto, pero si había alguien que podía evitar un posible desempate, ese era Zverev. Con 6-5 a su favor y habiéndose ya asegurado ese hipotético 'tie-break', el de Hamburgo metió presión a Johnson, esperando que al estadounidense le fallaran los nervios, algo que ocurrió de pleno.

Con tres errores seguidos, Johnson entregó su servicio en el último momento para poner el bandeja el triunfo a su rival, que, por primera vez en mucho tiempo, logra encadenar dos buenos partidos seguidos y con sendas victorias por la vía rápida. El pupilo de Ivan Lendl, que siguió atentamente las evoluciones de su nuevo discípulo desde su box, buscará continuar con su buena racha en Halle (llegó a la final en 2016 y 2017) ante el belga David Goffin, número 33 del mundo pero que llegó a ser el quinto mejor tenista del planeta en noviembre de 2017

VAVEL Logo