Copa Davis 2016. Federico Delbonis: juventud y experiencia al servicio de la patria

A pesar de no llegar en su mejor momento de forma, el zurdo de Azul llega a la gran final de la Copa Davis como el teórico número dos del equipo argentino y con inmejorables credenciales tras su gran eliminatoria en cuartos de final ante Italia. Su mayor problema será la adaptación a una superficie, bajo techo, como es la del Zagrev Arena, escenario de la final.

Copa Davis 2016. Federico Delbonis: juventud y experiencia al servicio de la patria
Fotomontaje: Adrián Cobo. - VAVEL.com

Este fin de semana la selección argentina de Copa Davis vuelve a tener otra cita con la historia. El plantel argentino disputará su quinta final de esta competición ante en busca de conquistar la ansiada ensaladera por primera vez en su historia. Uno de los que puede jugar un papel fundamental en la final que jugarán ante Croacia será Federico Delbonis. El segundo mejor jugador argentino, actualmente se encuentra en el número 41 del ránking ATP, ha admitido que siempre soñó desde pequeño con un momento como éste. Su calidad y su experiencia, a pesar de tener sólo 26 años, juegan en su favor mientras que las condiciones de la pista, dura y bajo techo, serán el mayor inconveniente para el zurdo nacido en  Azul.

Buen tramo inicial de temporada pero bajón fuera de la tierra

Como buen tenista argentino, el mejor desempeño de Delbonis se ha producido siempre sobre superficie de tierra batida. Este año ha conquistado su segundo título ATP en el torneo de Marrakech (Marruecos), torneo de categoría 250 y en el que venció en el pasado mes de abril al croata Borna Coric, un enfrentamiento que bien podría darse este fin de semana puesto que el joven croata se ha recuperado a tiempo para formar parte del equipo de Croacia de cara a la gran final.

El balance de Delbonis este año ha sido de 26 victorias por 23 derrotas. En indoor, 2-2.​Aparte del título en Marrakech, Delbonis alcanzó las semifinales en Bucarest (Rumanía), Estambul (Turquía), ambos torneos también de la misma categoría que el de Marrakech. Antes, en el mes de marzo, consiguió una de las victorias más importantes de su carrera al imponerse al, por entonces, número dos del mundo y actual número uno, el escocés Andy Murray en la tercera ronda de Indian Wells. 

Delbonis posa con su trofeo en Marrakech. Foto: atpworldtour.com
Delbonis posa con su trofeo en Marrakech. Foto: atpworldtour.com

También alcanzó los cuartos de final tanto en Río de Janeiro y Basilea, pertenecientes a la categoría 500. Este último resultado en tierras suizas puede haberle dado confianza puesto que se trata de un torneo en una superficie muy parecida a la que se va a encontrar en el Zagrev Arena. Sólo en Basilea Delbonis ha sido capaz de vencer bajo techo en la presente temporada. Es, sin duda, su gran asignatura pendiente. Tanto es así que en toda su carrera su balance en este tipo de superficie es negativo, once triunfos por trece derrotas.

El argentino alcanzó durante el pasado mes de mayo su mejor ránking de siempre, el número 33 pero, a partir de ahí, y a excepción del citado evento de Basilea sus resultados han sido bastante pobres. Tanto en Roland Garros como en Wimbledon cayó a las primeras de cambio. Igual destino sufrió en los Masters 1000 de Toronto y Cincinnati y en los Juegos Olímpicos de Rio 2016. Delbonis no pudo llevarse dos partidos seguidos hasta su último torneo del año en Basilea. La parte positiva es que llega con bastante frescura como para afrontar la enorme exigencia de un evento de tal envergadura como es una final de Copa Davis y de que esto le ha permitido tener más tiempo para adaptarse a las condiciones donde se disputará la eliminatoria decisiva.

Delbonis celebra su victoria ante Andy Murray en Indian Wells 2016. Foto: zimbio.com
Delbonis celebra su victoria ante Andy Murray en Indian Wells 2016. Foto: zimbio.com

Héroe ante Italia en los cuartos de final

Todavía no se sabe a ciencia cierta quién será el acompañante de Juan Martín Del Potro como número dos argentino de cara a los choques individuales pero lo que es seguro es que Federico Delbonis se ha ganado su presencia en el equipo no sólo por su ránking sino por su gran rendimiento en esta competición.

Delbonis presenta un récord de cuatro victorias por tres derrotas en sus encuentros en Copa Davis, tanto en individuales como en dobles​A pesar de llevar sólo tres años en el equipo (debutó en 2014 en dobles), el zurdo argentino acumula una gran experiencia en la Copa Davis, combinando actuaciones estelares con otras de infausto recuerdo para él mismo y para su país. Ha sido nominado en seis ocasiones y ha participado en cinco eliminatorias. El año pasado sentenció el pase de Argentina a los cuartos de final tras vencer en el quinto y decisivo punto al brasileño Thomaz Bellucci. En la siguiente ronda contribuyó al pase de su selección a las semifinales tras ganar su encuentro al serbio Viktor Troicki. Pero en dichas semifinales ante la selección belga Delbonis conoció el lado más amargo de la Davis al caer en sus encuentros individuales ante Goffin y Darcis. Especialmente doloroso fue éste último ya que se trataba del punto definitivo. Delbonis luchó y dio todo lo que tenía pero acabó cediendo en cuatro mangas. 

Delbonis durante la Copa Davis 2016. Foto: zimbio.com
Delbonis durante la Copa Davis 2016. Foto: zimbio.com

Esa derrota dolió a todo el país pero a Delbonis le sirvió y le ayudó a hacerse más fuerte mentalmente. Algo que quedó patente cuando se convirtió en el héroe del cruce de cuartos de final ante Italia este mismo año. Con el público en contra, Delbonis no se dejó amilanar y dio el pase a su selección con dos triunfos ante Andreas Seppi y Fabio Fognini, desquitándose de lo que le había sucedido en Bélgica en la edición anterior. Por lo tanto "El Fede", como le apodan sus más allegados, ha demostrado que tiene calidad y experiencia para ayudar a su país a conquistar la cima del tenis mundial por primera vez en la historia. Argentina se presenta con un equipo muy completo y capaz de ganar a cualquiera en cualquier sitio y si Delbonis tiene la posibilidad de mostrar todo su potencial, tendrá muchas opciones de lograrlo.