Bregados con el gol
Riascos no ha sido solución (Foto: hidalgosport.com)

900 minutos de torneo, siete goles. Un gol casi cada partido y medio. Sólo superado por los Pumas como la peor ofensiva de la Liga Bancomer MX. El Apertura 2013 será el tercer torneo consecutivo en el que los Tuzos no logran marcar más de 20 goles a lo largo de las 17 jornadas, situación que ha sido componente crucial para que Pachuca se mantenga alejado de la liguilla desde el Apertura 2012.

Nery Castillo, Raúl Tamudo, Felix Borja, Raúl Meraz, Fernando Cavenaghi, Duvier Riascos, y Othoniel Arce son los nombres de los delanteros que desde hace casi un año y medio han ocupado la camiseta tuza con exiguos resultados. Además de ellos, Abraham Darío Carreño tal vez es el único que no ha quedado a deber, pues con cinco goles a la mitad del torneo pasado sufrió una lesión que lo aquejó al punto de tener que recurrir a una cirugía de rodilla de la cual aún no se repone. Enrique Esqueda, quien llegó al conjunto hidalguense hace más de dos años, ha pasado veintiún meses inactivo debido a que las lesiones no lo han dejado en paz. El de Marco Bueno es un caso especial, con llamados constantes a selecciones menores no ha podido consolidarse en el plantel del primer equipo, aunque ha marcado una razonable cantidad de goles en relación a los escasos minutos que ha recibido en primera división.

La temporada anterior fue el mediocampista, Ángel Reyna, el mejor marcador de los Tuzos en el torneo con cinco pepinos, empatado con Carreño. Ahora, Daniel Ludueña se halla como el máximo goleador de los albiazules con la muy modesta cantidad de dos goles convertidos. Duvier Riascos, por su parte, costó 5 millones de dólares, y acumula únicamente una diana en 820 minutos disputados con la casaca hidalguense, caso parecido al de Cavenaghi, quien suma 1119 minutos y solamente tres anotaciones en liga desde que llegó a suelo azteca.

Pachuca sigue sin encontrar el camino del gol, han probado con muchos, tal vez demasiados jugadores y entre lesiones, bajas de juego y malas contrataciones ninguno consigue redimir a los tuzos de su menoscabo frente a la portería rival. Pero tal vez en este mismo párrafo reside la clave del problema. DEMASIADOS jugadores son los que han desfilado en la delantera tuza, y a la necesidad de prontos resultados, a la mayoría de ellos se les ha desligado de la institución de un modo tal vez precipitado. Un ejemplo es el de Ángel Reyna, Christian Marrugo y Avilés Hurtado, jugadores que estuvieron la temporada pasada con los de “La Bella Airosa” y que entre los tres reportan una productividad adicionada de doce goles hasta este momento del actual campeonato.

Quizá ahí está la respuesta que ha buscando Pachuca desde que Hugo Sánchez llegó al banquillo de los Tuzos, en la continuidad, en la paciencia, o tal vez esté en los hombres que han tenido menos actividad como Marco Bueno, o los lesionados Enrique Esqueda y Darío Carreño, ambos previstos para volver a las canchas en aproximadamente un mes. Tendremos que ver como se desenvuelve la ofensiva de los albiazules en las siete fechas que restan de competencia, con Enrique Meza ya como cabeza del equipo. Asimismo, sabremos que decisiones tomará la directiva, tomando en cuenta el paupérrimo rendimiento de los actuales ofensores del combinado minero y el hecho de que el contrato de Cavenaghi está presto a fenecer. Jesús Martínez y Andrés Fassi no deben olvidar la fórmula que mejor resultado les ha dado y esa no es fichar jugadores con etiqueta de figuras.

VAVEL Logo