En un rincón de C.U., Pumas - Puebla
Foto: Obed Ruiz | VAVEL

En un rincón de C.U., Pumas - Puebla

Esto es lo que piensa la afición acerca del equipo y todo lo que lo rodea desde el corazón del Estadio Olímpico Universitario.

ObedRuizG
Obed Ruiz

Hace quince días, la situación parecía ser la peor para el Club Universidad Nacional, desde que comenzaron los torneos cortos. Dos jornadas después, regresaron a casa buscando conseguir la tercera victoria consecutiva, para acercarse a los puestos de clasificación y seguir sumando unidades para evadir los problemas porcentuales el próximo semestre. 

Desde muy temprano, los seguidores de los Pumas comenzaron a hacerse presentes en las inmediaciones del Estadio Olímpico Universitario.

Alrededor de las 10:30 a.m., el operativo policiaco comenzó a desplegarse a las afueras del recinto. Cabe destacar, que desde las primeras jornadas del torneo comenzaron a aparecer tanquetas antimotines los domingos que jugaba Pumas y, el número de los elementos policiacos había incrementado considerablemente. 

Lo anterior me incitó a preguntarles a los primeros en llegar, cómo se sentían con respecto al incremento de los elementos de seguridad en las cercanías del recinto. Para mi sorpresa, la respuesta ante la presencia de los uniformados no es del todo agradable para la afición auriazul, ni siquiera para los padres de familia, pues visualmente es una agresión a la privacidad de quienes solamente asisten a un espectáculo y muchas veces son los policías aquellos que provocan la violencia dentro de los estadios, sentencia en la que coincidió la mayoría. 

Antes de que el cotejo comenzara, la gente se mostró entusiasta y tenía la seguridad de que Pumas conseguiría la tercera victoria consecutiva en la Liga, pero ninguno de ellos contaba con el "gol de vestidor". El equipo visitante se puso al frente en el primer disparo y la afición respondió de inmediato, incrementando la intensidad con que entonaban los cánticos para los de casa. 

A pesar del gol tempranero, los aficionados no cesaron de alentar al equipo para que fuera al frente y, en una jugada a balón parado llegó el tanto que empataba el marcador y quitaba la tensión de los seguidores. El gol en las tribunas se vivió así: 

Al medio tiempo, me acerqué a la gente para platicar con ellos y preguntarles acerca de la respuesta que tuvo el cuadro universitario en el primer tiempo. Las respuestas no dejaron de mostrar entusiasmo y fe, pero fueron los pocos los que se aventuraron a vaticinar un triunfo auriazul.

Asimismo, tuve la oportunidad de encontrar en la Planta Baja a varios seguidores del equipo poblano vistiendo la respectiva playera, me acerqué para preguntarles su experiencia en cuestión de seguridad y ninguno de ellos tuvo queja alguna de su recibimiento en el Estadio Olímpico Universitario, por lo cual también consideraron innecesarias las medidas del gobierno y la FMF que se quieren implementar con el Manual de "Estadio Seguro". 

El segundo tiempo tuvo sus altibajos y después de un par de acercamientos, nuevamente la táctica fija le dio la oportunidad a los felinos para alargar la racha de partidos ganados. Los túneles comenzaron a llenarse con el silbatazo final y la siempre fiel afición puma dijo estar satisfecha con el resultado del partido, pero cuando les pregunté de las probabilidades del equipo para clasificar a la liguilla, la mayoría dijo que por la poca competitividad que presenta la liga mexicana era posible que el equipo se colara en la fase final, pero siendo críticos y dejando a un lado la afición, era algo que no merecían por las intermitencias en el desempeño mostrado del terreno de juego

También, respondieron agradablemente al plan de juego planteado por Guillermo Vázquez y sus jóvenes canteranos, incluso las críticas de hace un par de semanas que culpaban a Alfredo Saldívar por los malos resutados, en esta ocasión se expresaron con reconocimiento y aplausos para el joven guardameta. 

Finalmente, aproveché que la afición no estuvo tan consentidora y trató de ser objetiva para pedir su opinión en cuanto al llamado de Eduardo Herrera a la Selección Nacional. La mayoría dijo que el llamado no era fortuito sino merecido, aunque uno que otro expresó que la convocatoria de Miguel Herrera era "resultadista", por lo que no era de extrañar que el delantero mexicano con más goles en la tabla de goleo individual (Herrera) fuera convocado. 

Y a pesar de estar conformes con la convocatoria del delantero auriazul, los aficionados creen que se le debería dar una oportunidad a David Cabrera y con el paso del tiempo, también debería darse un seguimiento a Javier Cortés. Así que, a la espera de que la fecha FIFA no interrumpa el ritmo del equipo, los aficionados marcharon a casa sonrientes y optimistas. 

Agradecimieto a los aficionados:

Guadalupe Fuentes, Fernando, Gerardo Muñoz, Roberto, MIguel Ángel Soto "el Pelón", Omar López, Alejandro de la Garza, Luis García, Ricardo López, Genaro Olvera e Israel Romero.

VAVEL Logo
CHAT