Un empate de suspenso
(Foto: Agencias)

Un empate de suspenso

La tarde del 2 de enero del lejano 2011 en el Azul fue de suspenso para las dos aficiones, Cruz Azul y Pumas dieron un gran espectáculo de futbol y sacaron lo mejor de su arsenal.

farell-avila
Diego Farell

Cruz Azul no pudo culminar con su venganza y por poco vuelve a tropezar con la misma piedra ante los Pumas de la UNAM. El sábado 2 de enero del 2011, "La Máquina" tuvo en la lona a los universitarios, pero no pudieron darles el golpe definitivo y tuvieron que conformarse con un empate a tres en el Estadio Azul.

Fue un partido lleno de emociones, en donde los errores fueron un factor que impuso  para que los aficionados disfrutaran de una "feria de goles" en el inmueble azul. Los cementeros salieron con el pie derecho y parecía que la suerte estaba de su lado, pero nada estuvo escrito en el futbol.

En los primeros minutos, Emanuel Villa se encontró con una serie de rebotes en el área y aprovechó que el cuadro visitante no pudo despejar el balón, que se fue a las redes para decretar el 1-0 en el marcador.

(Foto: Agencias)

Minutos después, en un buen contragolpe, Horacio Cervantes tomó la pelota a las afueras del área y sacó un disparo, que salió sin mucha fuerza, pero que tuvo la fortuna de ser desviado por Marco Palacios, quien le cambió el rumbo y simplemente observó como caía el 2-0.

El partido se estaba pintando de color azul, mientras que los felinos no aparecían en el encuentro. En la segunda mitad, Pumas salió con la garras bien afiladas y, en una distracción de la defensa cementera, Juan Carlos Cacho aprovechó para mandar el esférico a la redes locales y poner el 2-1 en el encuentro.

(Foto: Agencias)

El momento felino

Empezó el momento auriazul y no dejaron ir a su presa. Al 73', Darío Verón se impulsó en el área y, con un remate de cabeza, venció al portero cementero, José de Jesús Corona para lograr el empate.

(Foto: Agencias)

Los fantasmas se asomaron para el equipo azul, quienes perdieron el control del encuentro y no lograron regresar en el marcador. Al 80', volvió a aparecer Cacho con un golazo que dejó silenciado a toda la afición cementera.

Pero los locales alcanzaron a reaccionar y al 83', Hugo Droguett evitó un nuevo ridículo en la cancha para finalmente lograr el tanto del empate que los salvó de una dolorosa derrota en el Clausura 2011. 

VAVEL Logo
CHAT