Coyotes dio seis mordidas a Albinegros
(Foto: Roberto Ortega | VAVEL)

Pocas veces las estadísticas juegan en un partido de fútbol, pero el Estadio Socum fue testigo de un partido muy disparejo entre Albinegros de Orizaba y Coyotes de Tlaxcala F.C., como lo marcaba la previa del partido, con un equipo veracruzano que llegaba a este encuentro con tres derrotas al hilo, mientras que los tlaxcaltecas habían despertado y sumaban cuatro victorias consecutivas, rachas que se vieron reflejadas en el desarrollo del juego y en el abultado marcador final.

El balón rodó en punto de las 12 horas, ante 200 espectadores que se dieron cita en el inmuble de Orizaba. El encuentro comenzó muy parejo, con llegadas en ambos costados, pero con muy poca certeza y con dos arqueros muy atentos bajo los tres palos.

Fue hasta el minuto 23, cuando José Juan Calderón dio una muestra del gran momento que vive y, con el balón controlado, recorrió campo rival burlando defensas, para disparar dentro del área grande y clavar el balón en el ángulo superior del arquero Albinegro, con lo que sellaría su cuarto partido consecutivo anotando gol.

Tras la anotación, Coyotes siguió demostrado el gran juego ofensivo que ha manejado el técnico Sabater desde su llegada al club, pero en esta ocasión, el portero de Orizaba, Luis Rubio, salvaba a su equipo con una gran atajada ante el cabezazo colocado de Taufic Guarch.

Albinegros intentó llegar al arco contrario, pero sus llegadas no eran ningún problema para Alaín Estrada. Al 35' el ex americanista, Lugiani Gallardo aprovechó un rebote del arquero albinegro para empujar el balón al fondo de las redes y marcar el segundo tanto de su equipo, ante la alegría de la afición tlaxcalteca que viajó a Orizaba.

Las constantes llegadas de Coyotes continuaron, y antes al 43', Francisco Di Franco se haría presente en el marcador, pues después de varios disparos de sus compañeros, el balón le quedó al argentino quien remató el esférico ante el arquero vencido y cerrar el primer tiempo con un contundente 0-3.

El inicio de la parte completementaria sería muy trabado en medio campo, y con algunas llegadas de Orizaba, quien intentaba acortar distancias, pero sus delanteros no tenían certeza en sus tiros. 

Albinegros comenzaba a dejar muchos espacios atrás, ante la necesidad de buscar goles que lo pusieran de nueva cuenta en el juego, pero al 68', un trazo largo de Coba al ex Boca Juniors, Francisco Di Franco ante el portero rival, quien solo tuvo que cruzar el balón con parte izquierda ante la salida de Luis Rubio y poner el 0-4.

Pablo Sabater no se conformó con las cuatro anotaciones, y continuó mandando a sus jugadores al frente, refrescando su ofensiva con la entrada de Ricardo Álvarez, jugador que reaparecía tras más de un mes lesionado, logrando un regreso soñado, al aprovechar un repote en el poste tras un cabezazo de Di Franco, quien solo tuvo que empujar el balón ante una portería sin arquero y poner el 0-5 al minuto 83.

Al 87' una jugada ofensiva de José Juan Calderón ponía dos contra uno a la defensa albinegra, por lo que el mediocampista mexicano solamente tuvo que otorgarle el balón a Ricardo Álvarez para que mandaran el balón dentro de la portería contraria, ante la gran molestia de la afición veracruzana que mostraba su enojo vitoreando todas las jugadas de Coyotes, y pidiendo la renuncia del técnico Martín Pérez.

El partido llegó a su fin y Coyotes se llevó los cuatro puntos y se metió de lleno a los puestos de liguilla con 19 puntos, mientras que Orizaba cada vez ve más lejos los primero ocho lugares de la clasificación.

VAVEL Logo