La herida aún no cierra
La herida aún no cierra (Foto | Imago7)

Los Pumas de la Universidad Nacional Autónoma de México son el equipo de los llamados cuatro grandes que más títulos ha ganado desde que se instauró el modelo de los torneos cortos en el futbol mexicano. Sus títulos obtenidos ante las Chivas Rayadas del Guadalajara (2004), Rayados de Monterrey (2004), 'Tuzos' del Pachuca (2009) y Monarcas Morelia (2011) y los subcampeonatos ante los 'Potros de Hierro' del Atlante y los Tigres de la UANL lo avalan como un equipo acostumbrado a ocupar los reflectores y generar emociones y recuerdos entre sus aficionados, aunque estos no siempre sean tan placentero.

Sin lugar a dudas, la Final del torneo Apertura 2015 perdida ante Tigres aún sigue presente en la mente de la afición auriazul, y es que a pesar de que resultó ser espectacular (sobre todo el juego de Vuelta en CU), y dejó con un buen sabor de boca a gran parte de la fanaticada, pues tras una desastrosa actuación en el juego de Ida, el cual se jugo en la cancha del Estadio Universitario de Nuevo León, se veía poco probable que los auriazules consiguieran una proeza.

En aquella fría noche en el sur de la capital los locales cargaban con una loza pesada de tres goles en contra, la cual lograron reducir en el primer tiempo por conducto de un rebote en el cuerpo de Nahuel Guzmán que aprovechó Eduardo Herrera para marcar el primero. El segundo tanto cayó en los primeros minutos de la parte complementaria por medio de un gran remate de Matías Britos y en los últimos minutos del encuentro Silvio Torales emparejó el marcador global con un cabezazo en un tiro de esquina, el cual hizo cimbrar al Estadio Olímpico Universitario como pocas veces. Pocos minutos después de esa jugada, Pumas tuvo el gol del campeonato, pero una mala decisión en la definición de Fidel Martínez y una entrada imprudente de Herrera complicó el panorama.

Los tiempos extras llegaron y la afición esperaba expectante el resultado final. La escuadra norteña logró vencer el marco defendido por Alejandro Palacios y puso contra las cuerdas, sin embargo esto no acabó con los ánimos del superlíder, y al igual que el gol de Torales, Gerardo Alcoba empató el marcador en los minutos finales. Tras esto llego la tanda de penales, en la cual los de San Nicolás se impusieron a la escuadra unamita, lo cual significó el segundo campeonato que Tigres le arrebata a Pumas en la máxima categoría.

Sumado a lo anterior, la partida de jugadores como Ismael Sosa, Luis Quiñones y Francisco Meza al equipo regiomontano, el que un sin fin de jugadores emblema de Pumas se incorporará a la plana mayor de los de la UANL y el "plagio" de algunos de las costumbres que identifican al equipo representativo de la UNAM han hecho que el duelo cobre mayor relevancia, por lo que el duelo de este miércoles tendrá tintes de revancha.

VAVEL Logo