La última vez que La Máquina pitó en una semifinal

Han pasado ya varios años en que Cruz Azul tuvo una actuación destacada dentro del torneo de liga.

La última vez que La Máquina pitó en una semifinal
Foto: Marca

Cruz Azul una vez más ha tenido otro torneo de pesadilla, pues pese a las grandes expectativas que se generaron al principio de la campaña, los resultados no acompañaron al plantel y ahora después de ser eliminados tanto de Copa MX como  de Liga MX, es innegable adjuntarle un nuevo fracaso para un club tan importante como este.

No obstante, lo realmente alarmante del caso es que, si bien La Máquina tiene una importante racha sin levantar el trofeo de Liga, había sido un equipo que acostumbró a sus seguidores a competir por el titulo, llegando a varias finales incluso de manera consecutiva, pero eso también se fue diluyendo poco a poco. 

Apenas el certamen anterior, se rompió una larga racha de 3 años sin pisar la fiesta grande de nuestro fútbol, lamentablemente su papel no fue para nada destacado, ya que solo completaron los cuartos de final, cayendo de manera muy gris ante el América, justo eso nos hace pensar, ¿Cuándo fue la última vez que La Máquina llegó a una semifinal de liguilla por lo menos? En VAVEL Mexico te lo recordamos. 

Dicho caso fue en el Clausura 2013, donde Cruz Azul entró a la disputa por el título como 5to. general, donde en cuartos de final, venció a Monarcas Morelia con un global de 4-3, por lo que su rival en semifinales fue el conjunto de Santos Laguna...

Partido de Ida Estadio TSM Modelo 

Cruz Azul llegó con mucha ilusión a casa de Los Guerreros, donde se esperaba un juego muy parejo pues Santos había sido de las mejores defensas del certamen, sin embargo esa noche se enfrentaron a un cuadro Celeste completamente inspirado teniendo así una noche de ensueño ya que, los capitalinos se llevaron una aplastante ventaja de 3-0.

Todo empezó a penas a los 2 minutos de juego, al cobrar una falta por el costado derecho, donde una pésima marca Santista dejo solo a unos pasos del área chica a Gerardo Flores quien no perdonó la oportunidad y con un cabezazo mando al fondo el esférico para abrir el marcador.

Pero fue hasta el minuto 24 donde tras una excelente conducción por la banda izquierda del Chaco Jimenez, da un pase corto a la posición de Chuleta Orozco quien de primera intención da un pase al costado derecho donde Barrera al entrar al área sin pensarlo 2 veces fulmina a Oswaldo Sánchez con un disparo con parte externa que se incrusto en el ángulo y así definir el segundo tanto de la noche.

Finalmente, el último gol del encuentro llegó a un minuto de terminar el partido, cuando en un despeje de 3/4 de cancha propia por parte de Gerardo Flores, encuentra solo a Alejandro Vela que al hacer un mal control provoca que en la desesperación del defensor termine rebotando el balón hacia su propia mete, decantando la goleada.

Unos días después llegó el partido definitivo en la cancha del Azul, donde Los Laguneros tendrían la misión de realizar un juego perfecto para revertir el marcador, sin embargo esto no sucedió, pues muy temprano en el juego, al minuto 7, Cruz Azul liquidó por completo todas las aspiraciones verdiblancas, pues debido a un error por parte de Salinas que le regala el balón dentro del área a Javier Orozco, termina con un excelente disparo que bate a Oswaldo Sánchez para abrir el marcador y extender el global a 4-0.

Pero justo como en el partido de Ida, al minuto 24, Barrera toma el balón por derecha y sin pensarlo envía un centro que nuevamente define Chuleta Orozco de manera poco ortodoxa, pero efectiva, decreta "la manita" global con este contundente 5-0. 

Finalmente, al minuto 36 luego de que Rentería rompiera la marca defensiva y tomara un balón filtrado dentro del área local, define perfectamente abajo para vencer a Corona quien no pudo hacer nada para evitar el gol de la honra para el Santos, poniendo cifras definitivas a este encuentro.

Terminó así este último encuentro en semifinales por parte de Cruz Azul, donde avanzó a la gran final contra  América, aunque ya sabemos como terminó esa final, es un dato que quedara para la siguiente entrega, mientras tanto la afición cementera no pierde la ilusión de volver a ver a su equipo competir por el título y ¿por qué no?, terminar con esa larga sequía que los ha alejado de volver a teñir el cielo en color azul.