¡Gracias por todo, Querido Elías!

La gente te lo agradece, porque llegaste con dudas, incertidumbre y en un momento clave que precedía la última época dorada del León. Vivirás un gran reto mediático, futbolístico y personal, lleno de reflectores y altas exigencias, con pocas comodidades, pero en el que seguramente tendrás éxito.

¡Gracias por todo, Querido Elías!
(Foto: Especial)

El futbol da enseñanzas, deja grandes lecciones que más allá de las canchas pueden implementarse en la vida personal de cada uno de los apasionados por la redonda. Hoy Elías Hernández es oficialmente refuerzo de Cruz Azul a cinco años de haberse arreglado con León y tras un paso desafortunado con los Tigres.

Pero si algo queda decirle al 'Patrullero', si una sola palabra merece en su partida es: ¡GRACIAS! El aficionado leonés le llora, le duele que uno de los jugadores más importantes desde su llegada al equipo tenga que partir y como todo, duelen las despedidas. No fue América o Chivas, ni tampoco de Europa 'vino' el guapo que pudo llevárselo; fue 'la Máquina'.

Si algo puedo presumir, es haber podido ver a Hernández levantarse una y otra vez. Una mañana después del entrenamiento, justo después de que se anunciara una convocatoria de Juan Carlos Osorio con la Selección Mexicana, me tocó verlo cabizbajo, incrédulo al no ver su nombre ahí siendo el mejor pasador de la Liga pero con la misma mentalidad: "No sé por qué (no esté), pero a seguir trabajando".

Quizá si algo te faltó en tu paso por León, Elías, fue dar el salto con la Selección Mexicana, pero todos entendemos que fue algo lejano a ti, la decisión no era tuya pero sí las actuaciones. Lo que hay que reconocer, es que cuando los reflectores apuntaban a los extranjeros que brillaban en 2013, como Franco Arizala, Darío Burbano o Eisner Loboa, estuviste detrás de ello aguardando el momento que luego aprovechaste para convertirte en el máximo aliado del goleador esmeralda.

Hoy en día la gente te lo agradece, porque llegaste con dudas, incertidumbre al no haber vivido un dulce momento con Tigres, con una accidentada escala en Pachuca, y en un momento clave que precedía la última época dorada del León con el bicampeonato y Copa Libertadores. En la Noria vivirás un gran reto mediático, futbolístico y personal, lleno de reflectores y altas exigencias ante sequía de títulos, con pocas comodidades por la necesidad de triunfo, pero en el que seguramente tendrás éxito.

La duda es si tu ciclo con la Fiera había terminado o no, en lo personal creo que daba por lo menos para uno o un par de años más, pero entenderemos que en las cosas del futbol también se ve en la mejora personal, del club que fue tu casa y el que te recibirá. Quizá será tu último gran contrato, quizá era el momento para que las ganancias llegaran a las arcas esmeraldas, quizá debías retirarte de verde. 

Finalmente, si algo nos queda claro, es que ante los malos momentos estuviste ahí dando la cara, con profesionalismo y humildad, aguantando adversidades pero siempre demostrando trabajo, eso que hoy en día quizá haga mínimo el complicado último torneo que viviste. Por eso, la gente y el club te lo dicen: "Gracias, Querido Elías".