Christian “Chaco” Giménez, la gira del adiós

El último sobreviviente de aquella época dorada del Fútbol Club Pachuca, el “10” naturalizado mexicano vive sus últimos instantes como jugador profesional, el “Chaco” de 37 años pondrá fin a su longeva y fructífera carrera, repasemos lo que ha sido.

Christian
“Chaco” Giménez, la gira del adiós
(Foto: VAVEL | Ezequiel Gasca)

Inició su trayectoria en su natal Argentina donde campeonó con Boca Juniors tanto en liga como en la libertadores, después de deambular por Unión de Santa  Fe e Independiente, Giménez llegó en el 2006 al conjunto de Hidalgo, luego de su paso por los Tiburones Rojos del Veracruz. Disputó un total de 124 partidos de liga, sumando 9405 minutos y marcó 45 goles. Obtuvo un título de liga con los Tuzos (en el Clausura 2007 frente la América).

En el ámbito internacional y con los colores del Pachuca, Christian Giménez fue donde más brilló. Jugó 40 partidos y marcó 16 goles; consiguió la Copa Sudamericana del 2006, único título de Conmebol que tiene un equipo mexicano.

Además ganó el Campeón de Campeones de Concacaf en dos ocasiones consecutivas (2007 y 2008), la Súper Liga Norteamericana en 2007 y participó en el mundial de clubes defendiendo la camiseta del Pachuca, único certamen donde el cuadro Tuzo quedó a deber tras sus años de éxitos.

Posterior a ésta época se enfundó en la camisa del Cruz Azul, una época de frustración para Christian pues no logró consagrar la comunión que tenía con la afición, ganó una Copa Mx y una concachampions. Frustrado y aún con ganas de demostrar que puede seguir, el ídolo Hidalguense regresó a la bella airosa para dar sus últimas patadas.

A su retorno dijó: “Los objetivos míos son clasificar a la liguilla, ayudar a los jóvenes a afianzarse, quiero salir campeón, me quiero retirar con un trofeo en un equipo al que quiero mucho, no vine a pasearme, estoy trabajando duro para estar al cien y ayudar al equipo a regresar al lugar que merece” 

Un jugador comprometido que tendrá sin duda minutos a cuenta gotas, pero que estarán llenos de nostalgia, preparándose para cuando vista de largo.