El regreso de Ustari a casa
(Foto: Omar Villagrana)

Para muchos fue un ídolo, para otros un fracaso. Los cierto es que el paso de Oscar Ustari por los Rojinegros del Atlas dejó huella. Su nivel, experiencia, liderazgo y carisma formaron parte de la institución tapatía. Sí bien, siempre será recordado por sus constantes lesiones, también lo será por sus grandes atajadas y oportunas jugadas.

El guardameta argentino llegó a los Zorros en la temporada Clausura 2016 que era dirigido por José Guadalupe Cruz, y estuvo hasta el torneo Apertura 2017. Durante su paso por el cuadro rojinegro, participó un total de 45 partidos, entre Liga MX y Copa MX. Sumó 3969 minutos.

Su legado sirvió de motivación y aprendizaje para Pepe Hernández y Jonathan Estrada. Aunque también ayudó un poco a Miguel Ángel Fraga, quien con el tiempo se volvió su sucesor. Hasta que decidieron no renovarle el contrato al experimentado portero sudamericano.

En julio de 2018, tras no ser renovado su contrato, permaneció prácticamente un año sin equipo, pero se quedó a vivir en Guadalajara, donde continuó con sus entrenamientos, hasta que en 2019 fue anunciado como fichaje del Liverpool de Uruguay, donde rápidamente se convirtió en referente del equipo, donde a la postre sería campeón de la liga.

Su técnico ahí era Paulo Pezzolano, quién tras el campeonato con el Liverpool, fue fichado por los Tuzos del Pachuca. Su confianza en el arquero de 33 años fue fundamental para que pidiera su fichaje a las semanas de llegar a México. Así llegó para el presente campeonato, donde de inmediato debutó en la Copa MX, y ahora en la Liga MX, ante el Club Puebla.

Se espera que sea titular ante su exequipo; los Rojinegros del Atlas, y vaya marco lo podrá recibir, en el estadio Jalisco ante La Fiel, la que durante un par de años fue su hinchada, y seguramente le guarda un gran cariño.

VAVEL Logo