Jonathan Orozco, el portero que llegó como enemigo a la Laguna y se fue como ídolo a Tijuana
Foto: VAVEL

Tras semanas de rumores, los Xoloitzcuintles de Tijuana confirmaron la contratación del portero mexicano Jonathan Orozco, quien durante los anteriores tres años defendió el arco del Santos Laguna, consiguiendo ingresar cuatro veces a la liguilla y levantar un título en el Clausura 2018.

A pesar de defender la meta de los Rayados de Monterrey durante doce años, Orozco supo ganarse a la afición santista gracias a sus atajadas bajo los tres postes y a su estilo de juego ofensivo en el que su buen manejo de manos y piernas le permitieron habilitar a los atacantes albiverdes, logrando convertirse en el iniciador de varios embates de los Guerreros.

Un Rayado orgulloso

Durante su infancia, ‘Jona’ empezó jugando como delantero, pero como en una ocasión faltó el arquero del equipo, pasó a tomar la posición que no dejaría desde el 2005, año en que debutó profesionalmente en el marco de los Rayados bajo la dirección técnica de Miguel ‘Piojo’ Herrera.

Tras la salida de Christian Martínez de los Rayados, Orozco se adueñó del arco blanquiazul para lograr un par de campeonatos de liga en 2009 contra Cruz Azul y en 2010 sobre Santos.

Los Guerreros fueron un rival al que Jonathan enfrentó en diversas ocasiones, destacando un par de finales de Concachampions en las que pudo levantar el trofeo –las mismas que lo llevaron a participar en el Mundial de Clubes- y otra de liga en la que Santos salió avante.

En 2016 los minutos de Jonathan Orozco comenzaron a escasear en La Sultana del Norte debido a la incorporación de Alexander Domínguez, quien como extranjero se ganó la titularidad. A finales de ese año se confirmó la salida del ‘SpiderMan’ del club de sus amores.

Su traspaso al Santos Laguna

A partir del Clausura 2017 ‘Jona’ defendió el arco santista, pero hubo muchas dudas en su arribo, pues debido a la rivalidad sostenida contra los Rayados se le seguía viendo como enemigo del equipo albiverde.

La desconfianza se incrementó porque el arquero “calentó” un juego mencionando que Torreón era un pueblo, algo que sin ser agresivo, fue tomado como un insulto por los aficionados laguneros, que además estaban dubitativos por la salida de Agustín Marchesín, quién con su traspaso al América, dejó de defender el arco guerrero que defendió durante cuatro temporadas.

Orozco debutó en el TSM durante la jornada 1 del Clausura 2017 derrotando 2-1 a Veracruz con dos anotaciones de Jonathan Rodríguez. Eduardo Herrera fue el primer adversario que perforó su cabaña como elemento verdiblanco. Una semana después empató en el ‘Volcán’ contra Tigres, ante quienes como rayado dijo ser “su padre” tras ganarle un Clásico Regio.

En la liguilla quedaron eliminados en Cuartos de Final contra Toluca destacando un par de errores del guardameta durante el duelo de vuelta.

En el torneo siguiente no entraron los Guerreros a la ‘Fiesta Grande’ y en el inicio del Clausura 2018 cometió un error contra León que le costó los abucheos de los aficionados santistas que pedían a gritos que el lugar de Orozco fuera ocupado por el canterano lagunero Carlos Acevedo.

No obstante, el técnico albiverde Robert Dante Siboldi hizo caso omiso a los señalamientos de los aficionados y como ex arquero conocedor de la posición, le dio el voto de confianza a Orozco para que no perdiera su confianza en sí mismo y se redimiera de las equivocaciones.

Jonathan no defraudó la confianza depositada en él y aumentó su nivel en la liguilla del torneo atajándole un penal en las Semifinales al americanista Jeremy Menez. Con este hecho y su espectacular actuación contra Toluca en la Gran Final le permitieron conseguir el trofeo del Clausura 2018 con los Guerreros y “ganarse el cariño” de los aficionados laguneros.

Durante el desfile, el portero fue aclamado y fue tanta su emoción por la pasión desbordada que durante ese año se tatuó en su pierna el escudo del Club Santos Laguna.

En las temporadas siguientes se convirtió en el referente de los aficionados albiverdes debido a sus actuaciones constantes y a que partieron varias figuras del club.

En el Apertura 2019 Guillermo Almada le quitó el gafete de capitán a Javier Abella para entregárselo a Orozco, quien se ganó a pulso esa distinción. Al final del torneo los Guerreros acabaron como superlíderes y Orozco volvió a ser convocado a la Selección Mexicana, ahora por el estratega Gerardo Martino.

Su partido 126 como guardameta santista fue el 15 de marzo del 2020 en duelo a puerta cerrada celebrado en el TSM en el que se impusieron 2-1 a Necaxa. Unas semanas después se canceló el resto del Clausura 2020 debido a la pandemia del Coronavirus de la cual también se infectó el arquero junto a otros 14 santistas.

Ya recuperado del Covid-19, el Club Tijuana anunció el fichaje de Orozco, quien a partir del Apertura 2020 defenderá la valla de La Jauría, culminando con su etapa de elemento santista, una en la que gracias a su profesionalismo pasó de ser enemigo reconocido a convertirse en ídolo distinguido.

VAVEL Logo