Puebla, a semifinales
(Foto: Getty Images)

El Puebla logró el objetivo de avanzar a semifinales, luego de vencer 1 gol a 0 a los Rojinegros del Atlas, con un autogol de Anderson Santamaría a los 70 minutos. En un partido donde pasó quien más lo intentó, ya que los Zorros se conformaron con el gol en la ida y no les salió el plan.

Desde el comienzo del partido el juego mantuvo una tónica de juego dividido, peleado y con más faltas que acciones de peligro en las dos áreas. Fue un juego rudo, con mucho reclamo de ambas bancas y posesión dividida. No fue hasta el minuto 25, cuando Amaury Escoto sacó un zurdazo en el travesaño.

Tras esa jugada, sólo hubo un equipo en la cancha, Puebla dominó dentro de la cancha, en todos los aspectos, posesión de balón, presión, recuperación instantánea y por supuesto, constantes llegadas al marco de Camilo, pero ninguna con la misma claridad del tiro de Escoto.

En la recta final del primer tiempo, Atlas pudo respirar al emparejar la cancha y alejar al rival de su marco, con regreso al fútbol tosco, de gritos y empujones. Así culminó la primera parte, con empate parcial a cero goles.

En el comienzo del segundo tiempo el juego seguía con un ritmo trabado en mediocampo. Hasta que Puebla anotó a los 70 minutos, luego de un error en densa, donde Gustavo Ferrarais encaró y metió una diagonal, que Santamaría anotó en propia puerta, en su intento de evitar que Ormeño lo anotara.

Tras el gol, Atlas metió 3 delanteros a la cancha, pero sin ideas y con empuje buscaron ir al frente. Puebla se dedicó a destruir las pocas intenciones rojinegras. Así transcurrió el tiempo hasta llegar al silbatazo final que decretó el pase a semifinales de los poblanos.

VAVEL Logo