La partida de un canterano

Luego de un torneo sin pena ni gloria, el jalisciense surgido en las fuerzas básicas de los Guerreros dará un salto en su carrera al arribar de forma definitiva a uno de los clubs grandes por tradición. Dicha transferencia será benéfica tanto para el mediocampista como para su ex equipo.

La partida de un canterano
El jalisciense fue uno de los mejores jugadores santistas que han sido formados por la institución lagunera en los últimos años. (Foto: Club Santos Laguna)

El pasado 20 de noviembre, se oficializó la partida de Gael Sandoval del Santos Laguna para enrolarse en las filas del Deportivo Guadalajara a partir del torneo Clausura 2018. Este cambio representa una oportunidad importante en la proyección del jugador y le abre varias opciones al cuadro albiverde para encontrar un reemplazo.

Durante tres torneos, el mediocampista tapatío exhibió varias facetas que lo llevaron de ser un canterano que se ganó la titularidad, merecer por su constancia el galardón como Mejor Novato de la Liga hasta terminar por ser un suplente que careció de continuidad en el cuadro de Siboldi.

A pesar de su basta calidad, su inconsistencia sumada al hecho de que se le incrementaron los reflectores por ganar premios y reconocimientos acabaron por desembocar en su partida de la institución que lo formó futbolísticamente.

Walter Gael en su pasado tuvo la oportunidad de incursionar en la Roma de Italia y de acumular minutos en la Liga de Ascenso con Juárez FC, para terminar debutando profesionalmente por los verdiblancos en en el Apertura 2016 entonces dirigidos por Luis Zubeldía.

Con la llegada de José Manuel de la Torre al banquillo lagunero, el joven pudo ofrecer su mejor nivel en el ciclo futbolístico 2016-2017, mismos que lo llevaron a hacerse acreedor al Balón de Oro de la Liga MX como Mejor Novato y obtener convocatorias a Selección Nacional.

Sus centros efectivos, buen manejo de pelota, velocidad y buen despliegue físico lo convirtieron en un titular indiscutible de los santistas. Muestra de ello fueron sus actuaciones en 35 de los 36 encuentros oficiales disputados por los verdiblancos en el año futbolístico que abarcó los campeonatos Apertura 2016 y Clausura 2017.

Sin embargo, para el Apertura 2016 el mediovolante bajo considerablemente su rendimiento para terminar la temporada con menos minutos en el terreno de juego. Tanto él como sus compañeros ofrecieron un torneo que disto mucho de las altas expectativas que se depositaron en ellos después de un significante arranque del año.

Ganó el balón de oro como mejor novato del año 2016-2017 (Foto: Twitter)

Mucho se dijo que se le subió el éxito tras ganar el Balón de Oro, y que consecuentemente eso lo convirtió en un jugador complaciente, comodino y conformista que reflejó en la cancha su relajación. Pero no considero que “se le subió la fama”, ni que “se la creyó”, sino que fueron los reflectores y el estatus que se ganó como elemento desequilibrante lo que provocó que los equipos contrarios lo marcaran de manera más específica para evitar que creara opciones de gol. Los rivales lo tenían tan bien ubicado, que muestra de ello es que terminó el año siendo pretendido y fichado por las Chivas.

Este cambio de aires representa el fin del ciclo de un canterano verdiblanco, pero también demuestra la capacidad de los laguneros por formar jugadores, darles seguimiento y sacarles provecho como talentos de exportación. Muchos hubieran querido que Sandoval se quedara para crecer más en la Laguna, y tal vez se fue prematuramente si consideramos que el jugador tiene un techo amplísimo, pero su salida aparte de traer a un jugador con cartel como José Juan Vázquez, abre la oportunidad para contratar o ascender a otros elementos en esa posición que estuvo ocupando las tres últimas temporadas.

A sus 21 años y una carrera que está en ascenso, Gael tiene como refuerzo del Rebaño la oportunidad de brillar en un club de mayor convocatoria, aunque siempre llevará consigo un agradecimiento especial por los Guerreros, pues al debutar con ellos y pertenecer en sus filas contribuyeron a que se ganara un reconocimiento en el medio futbolístico.

El volante deja la institución luego de pertenecer a ella desde 2013. (Foto: Club Santos Laguna)

La partida de un jugador que formaste suele ser dolorosa, pero en esta ocasión es válida. Es una de esas veces en las que todos ganan. Santos se queda con el “Gallito” Vázquez y Chivas se lleva a un joven con mucho potencial por sacar a relucir.