Otra derrota

La Reserva del Matador perdió 3-2 ante Huracán, en el Coliseo. Anotaron Dubois y Balmaceda para el elenco de Pablo Pérez, que sigue sin sumar puntos.

Otra derrota
Foto: Tigre Juveniles.

La Reserva, al igual que la Primera, comenzó con el pie izquiero del campeonato. Perdió por 3-0 primero ante Estudiantes de La Plata, en el Coliseo, y mismo resultado en contra ate su par de Newell´s Old Boys, en Rosario.  Y tras el 1-1 que dejó bronca el pasado lunes, esta mañana primaveral se disputó el duelo entre Tigre y Huracán, por la fecha 3 del Torneo de Reserva, en el José Dellagiovanna (que ayer cumplió 80 años).

El Quemero, en la primera ocasión que tuvo, ajustició, por medio de Tomás Molina, al minuto de juego. Sin embargo, el Matador se repuso rápidamente, a los 12 minutos, por medio del defensor Iván Dubois, primer gol de los tigrenses en el certamen. Sin embargo, otra vez Molina a los 35´ del primer tiempo, ponía de nuevo en ventaja al cuadro de Parque Patricios.

En el segundo tiempo, a los 26 minutos precisamente, fue expulsado el Principito Redondo. Desde ese momento, se hizo cuesta arriba, en desventaja con 10 hombres. No obstante, a los 35´, Sebastián Balmaceda (quien debutó en Primera con Mauro Camoranesi), puso el 2-2 desde el punto penal.

Parecía que estaba abrochado el punto, sin embargo, a los 40´, apareció Gonzalo Marinelli para poner el 3-2 para el visitante, y victoria de Huracán.

Los dirigidos por Pablo Pérez comenzaron de esta manera: Marco Wolff; Santiago Villarreal, Lautaro Velasco, Iván Dubois, Nahuel Banegas; Sebastián Balmaceda, Agustín Cardozo, Fernando Redondo, Walter Mazzantti (Alexander Meza, debutante en Reserva); Claudio Spinelli y Ramón Miérez. Luego ingresaron Brian Oyola (por Cardozo), Agustín Juárez (por Banegas) y tuvo su debut en Reserva Alexander Meza (por Mazzantti). De todos ellos, Miérez jugó unos minutos ante la Primera de Huracán, mientras que Cardozo estuvo en el banco de suplentes.

Tres partidos, tres derrotas, dos goles a favor y nueve en contra. Si bien el objetivo es foguear a los futuros jugadores del Plantel Profesional, los chicos no levantan cabeza. ¿Podrán cortar la malaria ante Independiente?