Una fábrica exportadora de talentos

El Caja Laboral suma, con la operación de Prigioni, un total de siete jugadores que desembarcan en la NBA tras su paso por el Buesa Arena.

Una fábrica exportadora de talentos
Prigioni, el último azulgrana en desembarcar en la NBA (Imagen: EFE)

La gestión del Caja Laboral es un ejemplo mayúsculo de cómo conseguir más cosas con menos recursos. El equipo vitoriano, especialmente tras la toma de los mandos del club por parte de Querejeta, ha sabido anteponerse a los hechos. Es decir, fichar diamante por pulir antes que esperar a que reluzcan para contratarlos. Bajo esa política, el plantel de Zurbano ya ha conseguido exportar a siete jugadores a la NBA, uno de los registros más altos de entre todos los clubes de las ACB.

El fichaje de Pablo Prigioni por los New York Knicks supone un nuevo salto de un jugador a la liga americana con escala previa en el Buesa Arena. De los seis que cruzaron el charco con anterioridad al base de Río Tercero, la mitad eran europeos -Calderón, Macijauskas y Dragic- y la otra mitad americanos -Nocioni, Scola y Splitter-. Eso sí, salvo Dragic, que no llegó a debutar con el Baskonia, todos coincidieron con Dusko Ivanovic en algún momento de sus carreras.

El primero en cambiar la modestia de la liga española por el barullo de la NBA fue Andrés Nocioni en el verano de 2004. Tras completar un expediente de tres temporadas en Vitoria, el alero santafesino abonó al club alavés su cláusula de rescisión, en torno a los 3,5 millones de dólares, y firmó un contrato que le unía a los Chicago Bulls durante tres temporadas. El aval que encontró la entidad de Illinois fue la designación de Nocioni como MVP de la ACB en su última temporada en la misma, tras promediar 16 puntos, 7,6 rebotes y 18 de valoración.

Una temporada después, Calderón y Macijauskas siguieron el camino del Chapu. En el caso del director de juego pacense, se puso fin a una etapa de más de una década en Vitoria, donde llegó con 13 años, para convertirse en el cuarto español que daba el salto a Estados Unidos. Macijauskas, por su parte, abandonó el TAU Cerámica tras dos campañas que supusieron para él las primeras fuera de Lituania. El extremo recaló en los Toronto Raptors, mientras que Mache se decantó por los Hornets de Nueva Orleans. No obstante, la aventura de sendos jugadores no siguió el mismo discurrir. Mientras Calderón va camino de su octava temporada consecutiva en Toronto, el exterior báltico tan sólo disputó 19 partidos en Nueva Orleans, de donde extrajo una mala percepción de la NBA. “Todo el mundo está hablando de dinero y de negocios, parece que no importe ganar o perder”, comentó al año siguiente de abandonar Estados Unidos.

Los restantes exjugadores del Caja Laboral que decidieron probar fortuna en la NBA aún siguen enfrascados en la aventura. El caso de Luis Scola fue el más destacado. Fichado de su Argentina natal con 18 años, se convirtió, a la edad de 27 años, y hasta el anuncio de Prigioni, en el jugador más veterano en acudir a la NBA procedente del Baskonia. Pasadas siete campañas en el plantel de Zurbano, el ala-pívot argentino cosechó 3 Copas y 1 ACB además de dos premios al MVP de la temporada, el último en el ejercicio 2006/07, donde promedió 16,86 puntos y 6,95 rebotes. Pocos meses después, hizo oficial su marcha a los Houston Rockets.

Sin duda, el caso más llamativo fue el de Goran Dragic. El exterior esloveno se incorporó al Baskonia con 20 años, aunque fue cedido primero al Murcia y luego al Unión Olimpija de su país. En el verano de 2008 se presentó al draft de la NBA, y los Phoenix Suns se hicieron con sus servicios a cambio de ceder a los Spurs los de Malik Hairston. Por tanto, sin llegar a debutar en el conjunto azulgrana, Dragic partió a la NBA, aunque con el sello de procedencia del plantel vasco.

Por último, y quizá el caso que produce mayor apego a los seguidores vitorianos, es Tiago Splitter. El poste brasileño se trasladó a Vitoria cuando tenía 15 años, y tras foguearse en equipos de inferior categoría, alcanzó el primer equipo. En él permaneció siete temporadas, en las cuáles conquistó 2 ligas y sendas Copas, además de ser capitán del equipo en su última temporada. En dicha campaña, fue elegido MVP de la Liga Regular y la final ACB, algo únicamente logrado previamente por Arvidas Sabonis. En el verano de 2010, y renunciado a un mejor salario, puso rumbo a la NBA, concretamente a los San Antonio Spurs, puesto que ese “era el momento de venir”.

Pablo Prigioni será el séptimo de la saga en poner pie en la NBA con el Caja Laboral como último recuerdo. En su caso, cambiará el remozado Fernando Buesa Arena por el místico Madison Square Garden, pabellón mítico donde los haya. Tras Nat Hickey, con 46 años, y Charlie Shipp, 35 años y 10 meses, se convertirá en el tercer jugador más veterano en debutar en la NBA. A partir de ahora, la afición neoyorquina será la que deguste el talento y la inteligencia de uno de los mejores directores de juego que han pisado Vitoria.

Listado de jugadores

Andrés Nocioni (Chicago Bulls; 2004)

José Manuel Calderón (Toronto Raptors; 2005)

Arvydas Macijauskas (New Orleans Hornets; 2005)

Luis Scola (Houston Rockets; 2007)

Goran Dragic (Phoenix Suns; 2008)

Tiago Splitter (San Antonio Spurs; 2010)