El futuro de La Roja

Un repóquer de futbolistas debutó anoche con la absoluta española, postulándose como candidatos a dar continuidad a los éxitos de la Selección.

El futuro de La Roja
Adrián celebra su primer gol con la absoluta (Foto: Europa Press)

Uno de los mayores privilegios que puede sentir un futbolista al poner fin a su carrera va directamente realizado al hecho de haber representado a la Selección de su país. La sensación de manejar la ilusión de millones de corazones en cada pase, cada cambio de juego o disparo supone, para cada jugador, un placer enorme. Anoche, en Saint Gallen, Vicente Del Bosque abrió la mano, haciendo saltar al ruedo a cinco futbolistas, hasta ayer, acostumbrados a ver a su país por la televisión.

El único que salió de inicio fue Juanfran, un futbolista cuya participación en la Eurocopa está en vilo. El exjugador de Osasuna confía en que Del Bosque detecte “las ganas e ilusión” que tiene por acudir a la cita . Reconvertido a lateral por Simeone, el futbolista alicantino puso fin a una sequía de cuatro años sin futbolistas del Atlético en la Selección. El último caso databa del 6 de febrero del 2008, cuando Pablo Ibáñez participó en la victoria del combinado español frente a Francia en La Rosaleda.

Fue la noche del Atlético de Madrid, demasiado preocupado por no llevar internacionales absolutos. Además de completar Juanfran los 90 minutos, Domínguez y Adrián tomaron parte del choque en su segunda mitad. El central pudo debutar tras una convocatoria sin premio en septiembre. Para el ariete de Taverga, máximo artillero en el pasado europeo sub21, su puesta de largo no pudo tener más estrellas. Además de anotar el tanto que abría la lata, fue víctima de un penalti que, a la postre, convertiría Cazorla para así finiquitar el segundo triunfo consecutivo de la Selección.

Otra de las piezas que hace ser optimista a Del Bosque de cara al futuro también tuvo sus minutos de protagonismo en Saint Gallen. Beñat, una de las sorpresas de la convocatoria, volvió a llevar el nombre del Betis a La Roja tres años después de la victoria de España ante Bélgica en Bruselas. En aquel partido, Juanito, actual zaguero del Valladolid, consumó su última internacionalidad, dejando hasta anoche al beticismo huérfanos de representación. El prometedor medio vasco recalcó tras el partido la obligación de “seguir trabajando”, porque la remodelación de España llegará tras el verano.

El último espacio de protagonismo estaba reservado a Javi García, una de las sensaciones en la concentración de esta semana. Tras una semana en la que se hizo como presumible titular, los galones de Albiol acabaron por condenarle a la suplencia. No obstante, el seleccionador le concedió el último cuarto del partido, donde compartió trabajo en la medular con Beñat. Su presencia en la lista definitiva está entre interrogantes, porque, como reconoce el futbolista del Benfica, “entrar en la Selección Española puede ser lo más complicado a nivel internacional actualmente”.

La limitación de cambios que permite la FIFA en los compromisos de carácter amistoso (6), impidió a Del Bosque dar la alternativa a Isco, el único de los presentes que se quedó sin debutar. Sus restantes cinco compañeros tomaron el relevo de Muniain, último debutante con la Selección, hace un trimestre. En el tiempo acumulado desde 2010, Del Bosque ha otorgado el honor del debut a un total de 15 futbolistas del total de 27 que han debutado bajo su tutela. Los primeros fueron Iraola y Capel en Dinamarca, cuando en España seguía repicando el éxito cosechado dos meses atrás en el Ernst Happel de Viena.