Entre dudas y alegrías
Foto: Bolavip

La Copa América dio comienzo en el Estadio Nacional ante más de 48.000 personas que le pusieron un gran marco a la fría noche de Santiago, en la cual La Roja obtuvo su primer triunfo. A pesar del mal juego, los goles de Arturo Vidal, desde la pena máxima, y Eduardo Vargas le dieron los primeros tres puntos a los locales.

La ceremonia inaugural tuvo todos los condimentos: distintas coreografías, un gran despliegue lumínico y muchos fuegos artificiales, los cuales hicieron que el público se deleite y el Julio Martínez Prádanos se llene de flashes.

Un hecho de color a destacar fue el himno nacional de Chile, el cual terminó siendo cantado a capela de manera espectacular por todos los hinchas locales que hoy se podrán descansar con sus primeros tres puntos bajo el brazo.

Marea Roja

Los primeros minutos de esta Copa tuvieron como claro dominador al conjunto dirigido técnicamente por Jorge Sampaoli, los cuales a través de buenas combinaciones por la banda derecha lograron obtener dos calaras situaciones en los pies de Alexis Sánchez. El jugador del Arsenal no estuvo fino y no pudo vencer la defensa impuesta por Alexander Domínguez.

El tiki tiki no le alcanzó a Chile para logar anotar el primer gol

El juego planteado por el técnico argentino fue clara y la tenencia de pelota fue un factor que no pudo aprovechar. A pesar de haber logrado una gran cantidad de combinaciones no pudo concretar ninguno de sus ataques.

Tras varios avances del conjunto local, Ecuador comenzó a avanzar en el terreno y el partido se equilibró en la mitad del campo. Los visitantes tan solo tuvieron algunas jugadas aisladas pero nunca pudieron ser contundentes ni constantes en sus avances.

El primero se hizo desear

En el segundo tiempo la Selección Ecuatoriana salió a presionar arriba los avances del conjunto local y le complicó la creación de juego. Poco a poco se fueron emparejando y el primer gol del torneo no parecía tener lugar en una jugada.

Así fue que cuando el reloj pasaba los veinte minutos, Vidal desbordó por la banda derecha y al enganchar Miller Bolaños alcanzó a tocarlo. En ese momento Néstor Pitana señaló la pena máxima a pesar de que el contacto fue mínimo.

La pena máxima fue muy dudosa, aunque el árbitro no tuvo divagó al señalarla

Tras la sanción impuesta por el árbitro argentino, el propio Vidal tomó el balón y convirtió el primer gol de la Copa América.

El gol le sirvió a Chile para poder jugar con un poco más soltura y obligó a Ecuador a salir un poco más de su propio campo, quien con poco logró incomodar en algunas ocasiones a Claudio Bravo. El arquero del Barcelona respondió de manera brillante cada vez que lo incomodaron.

Gol y expulsión

Cuando parecía que el local iba a doblegar el marcador, Gabriel Achillier tuvo el empate en su poder, pero su cabezazo dio en el horizontal y le devolvió el alma al Nacional que se había quedado en silencio al ver al defensor ecuatoriano saltar.

A menos de diez minutos del final Alexis recibió el balón y tras ganarle en velocidad a Achillier asistió a Vargas, quien definió de zurda y pudo anotar el segundo tanto el cotejo inaugural.

Chile ganó por tercera vez consecutiva su primer partido de Copa

Cerca del final del encuentro, Matías Fernández vio la segunda tarjeta amarilla tras una infantil falta contra Juan Carlos Paredes y tuvo que dejar el campo de juego. El jugador de la Fiorentina había visto la primera cartulina en una jugada en la cual simuló un penal, que Pitana no compró.

Cuando el argentino señaló la mitad del campo, el conjunto trasandino festejó lo que fue el primer triunfo de La Roja en el torneo continental. Sampaoli se va con muchas dudas y sabe que con este juego no le será fácil consagrarse el 4 de julio.

VAVEL Logo