Dos directores para la orquesta
El 10 azul y oro sentenció un partidazo a los 79'. Con Gago, fueron los ejes del juego del local. Fuente: Clarín

Tévez volvió a ser el de la Juventus y Gago el del Real Madrid. Entre ellos dos crearon un Boca dinámico, vertical y muy peligroso. Los cuatro goles a un equipo que venía de golear 3-0 pudieron ser seis y los pocos minutos en los que el resultado corrió peligro fueron solo una ilusión.

El arranque del partido fue una foto de lo que sería los siguientes 89 minutos. Racing no pudo frenar al Apache que llegó hasta el borde del area y exigió a Agustín Orión a realizar una gran atajada. Fueron diez minutos iniciales arrolladores, en los que el local manejaba los hilos del encuentro al compás de Fernando Gago y no dejaba que los de Avellaneda tuvieran la pelota. Pintita, capitán del club que lo vio debutar en primera, tuvo su primer partido como local desde abril, cuando se lesionó ante River, y demostró que no solo está de vuelta, si no que ahora está mejor que nunca. Su pase a Frank Fabra en el primer gol, a los 23 minutos, fue la confirmación definitiva del gran nivel que había enseñado la semana pasada ante San Lorenzo.

El segundo, tras una jugada colectiva de 11 pases consecutivos, fue comandada por el ex delantero del Manchester United y City. Primero jugó con Fabra, que se la devolvió para que él la cruce para Peruzzi. Cuando la volvió a recibir se la volvió a dar al lateral por derecha que en una especie de pared con Cristian Pavón quedó libre para centrar y que Walter Bou meta el primero de su cuenta. La importancia del lateral colombiano en el primer gol y del ex defensor de Vélez en el segundo fueron una muestra de lo importantes que son en el esquema de Guillermo Barros Schelotto.

La segunda parte fue considerablemente peor para los dirigidos por el Mellizo. A pesar de empezar con un gol a los tres minutos, el descuento de los de celeste y blanco fue casi instantáneo. Además, tras haber fallado un mano a mano en el final del primer tiempo, el autor del doblete que adelantaba a Boca tuvo otra situación frente al ex arquero xeneize, tras un gran pase de Gago, y la volvió a malograr, dejando viva a la visita. Sin embargo, esa situación no fue tan clara como la que erró Tevez, que tras un pase del ex delantero de Gimnasia jugó la personal, quedó solo frente a Sergio Vittor y cuando quiso definir al primer palo, sin que haya un arquero para atajarla, fue la punta del botín del defensor la que le negó lo que pudo ser el 4-1.

Un minuto después de esa seguidilla de situaciones desaprovechadas llegó el 3-2, otra vez de Lisandro López. El empate era una posibilidad. Pero llegó un nuevo pase del ex volante de la Roma y Valencia, esta vez para Cristian Pavón, que también definió mal, pero en el rebote apareció el capitán sin cinta, el multicampeón azul y oro para luchar el rebote y definir para sentenciar el triunfo por 4-2.

Gran triunfo ante un candidato al título para quedar a solo dos unidades de la cima. Si Fernando Gago y Carlos Tevez siguen siendo ellos mismos y teniendo desempeños como el de esta tarde, la pelea por el título con Estudiantes va a ser muy intensa hasta el final del campeonato. Pero para el hincha, hoy por hoy, lo más importante es que todo el equipo vuelva a jugar como hoy la semana que viene en el Superclásico en el Monumental. Preferiblemente aprovechando todas las situaciones de gol.

VAVEL Logo