Ánimo de revancha
Este año, el Granate volvió a amargar al Millonario (Foto: Los Andes).

Ánimo de revancha

River visitará a Lanús este viernes en La Fortaleza, aún con el recuerdo fresco de la Copa Libertadores 2017. El Granate viene en picada en esta Superliga.

nicocarp
Nicolás Diz

La alegría por una nueva victoria en el Superclásico, nada menos que en La Bombonera, sigue aún latiendo en los corazones riverplatenses. Sin embargo, el fixture continúa. River se prende en la lucha por la Superliga, y tiene la chance de seguir con su invicto en el certamen doméstico.

El Millonario jugará ante Lanús este viernes desde las 21.15, por la fecha 7 de la Superliga, en La Fortaleza, partido adelantado dado que el martes jugará ante Independiente por la revancha de la Copa Libertadores. El Granate fue el karma del 2017, primero ganándole a La Banda la Supercopa Argentina (en La Plata), y luego, a fin de año, eliminándolo de la semifinal de la Libertadores 2017, una serie que River ganaba por 3-0 y el cuadro del sur de lo dio vuelta por 4-3, con una polémica utilización del VAR. Y como si eso fuera poco, en la Superliga pasada, Lanús volvió a ganar en su casa ante River, por 1-0. Por eso, en Núñez tomarán este encuentro como una revancha, aunque es seguro que Marcelo Gallardo apostará a una formación con muchos suplentes, dado que ante el Rojo pondrá a sus mejores soldados.

Lanús es uno de los peores equipos del 2018, con decir que en el semestre pasado, solo ganó dos partidos (uno de ellos, a River), quedó afuera de la Copa Sudamericana y la Copa Argentina prematuramente, y que en esta Superliga, empató los primeros dos partidos (Defensa y justicia y San Lorenzo) y perdió los cuatro encuentros siguientes, de forma consecutiva y sin convertir goles (Aldosivi, Argentinos, Racing y Newell´s). Y por Superliga, el Grana acumula 13 partidos sin triunfos. Por tal motivo, se fue Ezequiel Carboni de la dirección técnica, a cargo ahora de Luis Zubeldía. El desmantelamiento feroz del gran plantel que el año pasado llegó a la final de la Copa Libertadores es una de las razones por las cuales el equipo sureño atraviesa este duro presente, que se manifiesta en los promedios: solo 10 puntos separan a Lanús de la zona de descenso, y si no empieza a sumar, arrancará la temporada próxima muy comprometido con la permanencia.

De los referentes, solo sigue Lautaro Acosta, tras las partidas de José Sand (a Deportivo Cali) y Esteban Andrada (a Boca Juniors), y pocos de los refuerzos han rendido (entre ellos, el delantero Sebastián Ribas).

River, con un equipo alternativo pensando en la Copa, quiere aprovechar su envión anímico tras el Superclásico y seguir hundiendo al Granate, con quien tiene la espina aún doliendo.

Último triunfo millonario en la casa granate

MEDIA: 5VOTES: 1
VAVEL Logo