Empate con sabor a nada
 No se sacaron diferencias entre el Gasolero y los de Madryn. Foto: VAVEL.

Empate con sabor a nada

Temperley y Brown de Madryn empataron en el Beranger sin goles. En un muy aburrido partido, el punto le sienta mejor a los visitantes.

rodriicabrera_
Rodrigo Cabrera

Mal partido se vivió en el Sur. Aburrido y muy impreciso, el empate fue justo. Los de Madryn, bastante ordenados, se defendieron hasta el último minuto cuando Temperley iba con más ímpetu que fútbol.

Cuando comenzó el primer tiempo se podía ver que iba a ser un partido duro. Los 15 minutos iniciales se lo vio mejor parado al elenco visitante, ejerciendo una buena presión sobre los defensores del Celeste y complicando la salida limpia del equipo.

Cuando pasaron los embates del visitante y Temperley parecía acomodarse y llegar con peligro, ocurrió lo peor: Mauro Guevgeozián chocó con Cristian Cepeda y tuvo que ser reemplazado por Santiago Giordana. Se lo vio con claros signos de dolor al uruguayo que padeció un grave esguince de tobillo. Los minutos finales fueron más de lo mismo: poco juego por parte de los dos conjuntos y  finalizó en un empate en cero.

Para el complemento Temperley salió con otra cara. El desgaste físico que ejercieron los jugadores de Madryn se vio reflejado en la segunda parte, donde el Gasolero fue protagonista pero no supo bien que hacer con el balón. El arma de ataque principal era el costado derecho, comandado por Mancineli. El volante pudo colocar dos centros peligrosos, y uno no terminó en gol de milagro: cabeceó solo Giordana y la pelota fue muy esquinada, donde lo sorprendió a Magnín que no supo como resolver en el área chica.

Fue empate, con sabor amargo para el anfitrión y festejado por la visita que viene en levantada. La próxima fecha nos llevará hasta Bahía Blanca para chocarnos con Olimpo.

VAVEL Logo