Es el segundo, Aldirico
Rinaldi conectó el centro y la pelota terminó en gol. 

Primer partido de local en el torneo de la Primera Nacional para Temperley. Había mucha expectativa por como iba a responder el equipo dirigido por Aldirico ya que el debut fue muy malo en tierras cordobesas. Del otro lado, un rival como Nueva Chicago, duro en la categoría y con historial ante el Gasolero, hacía pensar que el trámite iba a ser complejo.

El árbitro dio la orden y el partido comenzó. Y hubo poco para rescatar, de ambas partes. Un primer tiempo muy malo en cuanto al juego, se lo vio a Mauro Guevgeozián muy solo contra los centrales contrarios, a Mauro Cerutti, que se movió por el centro del campo, actuando de "enganche", prácticamente aislado del partido, casi sin intervenciones. Por otro lado, Alexis Vega y Lucas Baldunciel, tuvieron buenos momentos cuando lograron desbordar por los costados. Pero se notó que la falta de un delantero más también los complicó.

Ramiro López marcó el fin de la primera parte y, parecía que se había jugado ya todo el encuentro de lo largo que resultó. Pero el entrenador gasolero percibió que algo no funcionaba y movió el banco. Para el complemento, envió a la cancha a Lautaro Rinaldi, que acompañó al uruguayo arriba. Además, Baldunciel, que mostró signos de cansancio, fue reemplazado por Emiliano Ellacópulos. Y los cambios surgieron efecto: Rinaldi fue autor del gol de Temperley, de cabeza, e hizo resaltar al Armenio, que tuvo más libertad para moverse y complicó a la defensa del Torito. Aldirico manifestó que al autor del gol lo van a "llevar de a poco por su larga inactividad".

Por momentos a Temperley se mostró cómodo con la pelota, intentando jugar por abajo y superando a su adversario. Los minutos finales después del gol parecieron jugarle en contra al local, que perdió la pelota y cometió errores, como el tiro libre que terminó en el empate de Chicago faltando solo 5 minutos. 

Pero, si algo logró rescatar el técnico de este partido fue, sin dudas, el doble nueve que formaron Guevgeozián-Rinaldi, que también potenció al resto, como a los extremos que tenían más referencias para enviar los centros y asistir a sus compañeros. Veremos como forma Temperley en Puerto Madryn, pero si juega como en el segundo tiempo lo hará mucho mejor.

VAVEL Logo