Cara a cara: Sebastián Prieto vs. Nicolás Dematei
Foto: VAVEL

La trabajada victoria de Temperley en San Juan renovó tanto los aires como las esperanzas en el ámbito “Gasolero”. Después de penar durante 6 fechas con una idea de juego difícil de aplicar y con resultados esquivos, esta nueva faceta de Temperley promete mostrar mayor practicidad a la hora de desarrollar lo trabajado en los entrenamientos.

Pese a que Perazzo llegó hace poco tiempo, mediante diferentes declaraciones ha dejado claro que se busca un equipo compacto y ordenado. A partir de esa base, poder terminar con el arco en cero es otro objetivo a cumplir en los partidos venideros. Y, finalmente, afinar la puntería en la delantera para, concreción de goles mediante, conseguir victorias de local y sumar puntos en condición de visitante.

El partido ante San Martín de San Juan fue una buena forma de expresar el cambio de paradigma en el juego de Temperley, dejando a un lado el circuito de pases en la zona defensiva y reemplazándolo por ataques más frontales, buscando aumentar la generación de peligro. Aunque también es cierto que se deben corregir algunos errores, como ser el asunto de lo físico en los segundos tiempos, que suele hacer que merme el rendimiento del equipo.

Del otro lado, Agropecuario llega golpeado después de algunas derrotas, con arbitrajes polémicos de por medio. Por un incidente en el partido ante Barracas, el arquero Martín Perafán y el entrenador Felipe de La Riva sufrieron sendas sanciones por su comportamiento (con el condimento de que, curiosamente, se dieron en el partido frente a Barracas Central).

Probablemente, el elenco “Sojero” llegue al Beranger en busca de los tres puntos, cuestión que puede provocar que descuide la parte defensiva.

Independientemente de los nombres y la jerarquía con la que cuenta Agropecuario, el torneo le está resultando cuesta arriba. En seis partidos disputados, ganó los primeros dos encuentros, pero lleva cinco partidos sin ganar, con un empate y cuatro derrotas.

En relación a estos números, es de esperar que Agropecuario esté necesitado de obtener un buen resultado para no seguir quedando atrás en la pelea por los primeros puestos, objetivo que se trazó el equipo de De la Riva al iniciar el torneo, teniendo en cuenta el presupuesto que posee.

Si hay algo en que estos equipos coinciden, es que tienen dos laterales izquierdos que simpatizan con la pelota parada y el aprovechamiento de su pegada para generar peligro en el área rival. A pesar de tener características futbolísticas y técnicas diferentes, este punto de encuentro es digno de destacar y objeto del presente análisis. Para ello, hablaremos de Sebastián Prieto y de Nicolás Dematei.

Sebastián Prieto

Probablemente con tendencia exagerativa, algún comentarista de TyC Sports lo bautizó como “El Marcelo del ascenso” (en referencia al excelso marcador zurdo del Real Madrid). Más allá de que esta comparación sea exagerada, es probable que se deba a que Prieto es un defensor que se caracteriza por ser muy técnico y tener buen dominio de balón. Es muy aficionado de participar en la ofensiva, cuestión en la que se siente cómodo. Inclusive, en el torneo pasado hemos visto que Aldirico lo probó como carrilero, haciendo la banda izquierda y complementando la línea de tres defensores (como fue en el caso del agónico triunfo de Temperley en Adrogué).

Algo que describe a Prieto, y que ha demostrado en la práctica en sus previos pasos por Talleres (RE) y UAI Urquiza, es su simpatía por el arco rival y los disparos de larga distancia. Si hacemos un poco de memoria, podremos recordar aquel gran gol que le convirtió a Ferrocarril Oeste, en un partido donde el “Cele” estaba 2 a 0 abajo y pudo empatarlo gracias al empuje que dio ese gol.

A pesar de que no estaba teniendo un buen torneo hasta el momento (como la mayoría del equipo “Gasolero”), Prieto sabe que cuenta con una muy buena pegada, capaz de vencer la resistencia de los guardametas rivales. Es más, puede hacerlo en situaciones candentes y difíciles en el partido.

Aun sabiendo esto, el excelente gol de larga distancia que convirtió en San Juan y que le dio el triunfo a Temperley resultó una grata sorpresa para los aficionados celestes.

Seguramente, si logra afirmarse en el aspecto defensivo, podrá convertirse en una pieza casi inamovible del equipo de Perazzo, tal como lo era el torneo anterior con Aldirico.

Nicolás Dematei

Áspero pero también técnico. Dematei es un lateral que siempre termina redondeando buenos rendimientos. De vasta trayectoria en la categoría, el conocido “Vikingo” hizo un gran trabajo con la camiseta de Independiente Rivadavia, que trajo como consecuencia su incorporación al equipo “Sojero”, que lo fichó no solo para que sea el lateral zurdo titular, sino también para que se encargue de los tiros libres y los tiros de esquina, aprovechando su fuerte y precisa pegada.

El relevo ofensivo que puede dar Dematei es similar al de Prieto, aunque el primero cuenta con más experiencia (por una cuestión etaria) en la divisional. Sin embargo, hasta el momento no puede hacer la diferencia para Agropecuario, sabiendo que puede hacer interesantes combinaciones con jugadores de la jerarquía de Mariano Miño, Emmanuel Molina y Matías Defederico.

La última temporada (donde defendió los colores de la Lepra Mendocina) anotó un gol. Dematei, de 31 años, cuenta con pasos por Argentinos Juniors, Atlético Tucumán, Sarmiento, Defensa y Justicia, Instituto, Crucero del Norte, Brown de Madryn y Atlético Rafaela.

En conclusión, Temperley buscará la primera victoria en el Alfredo Beranger en este torneo, cuando reciba a Argentino Agropecuario de Carlos Casares el domingo a las 17 hs. El encargado de impartir justicia será Fabricio Llobet. El partido será transmitido por Tyc Sports Play y por SoyCelesteXTV.

VAVEL Logo