A seis años de la despedida de Ramón 
Ramón en alzas, con la medalla de campeón (Foto: La Nación).

Un entrenador carismático, con aura ganadora y riverplatense de pura cepa. No hay mucho misterio: Ramón Ángel Díaz, un delantero formidable que la rompió dentro de la línea de cal con La Banda pero más aún del otro lado, dando indicaciones y armando equipos para la historia. El riojano, que estuvo a cargo como DT en tres ciclos (1995-1999; 2001-2002 y 2012-2014), y en casa uno de ellos fue campeón. ​​​​​​Y así lo logró nueve veces (solo superado por Marcelo Gallardo), incluso hasta su último encuentro, el 24 de mayo de 2014.

El Millonario se había consagrado campeón del Torneo Final 2014 poniendo fin a una sequía de seis años. Y una semana después, debía jugar por un título ya extinto, la Copa Campeonato, que consistía en una final a campo neutral ente los campeones de la temporada, del Torneo Inicial 2013 y Final '14. El rival era San Lorenzo, donde Ramón también dejó una huella imborrable (allí conquistó el Clausura 2007). 

En el estadio Juan Gilberto Funes, de San Luis, de disputó aquella final. River, envalentonado por el campeonato ganado recientemente, recién pudo desnivelar el marcador a los 28' del segundo tiempo, luego de un tiro libre de Manu Lanzini y un cabezazo de Germán Pezzella, quien había ingresado por Jonatan Maidana. Ese tanto bastó para ganar y llevar una copa nacional a la vitrina. Además, esta copa le dio un boleto a la Copa Sudamericana 2014 (que sería ya mérito de Gallardo).

Luego de los festejos por los dos títulos en menos de una semana, Ramón Díaz sorprendió a todos y pegó en portazo, por diferencias con el presidente Rodolfo D'Onofrio y el Mánager, Enzo Francescoli. Luego de 370 partidos dirigidos y nueve torneos ganados, siendo estos la  Libertadores '96, Apertura '96, Clausura '97, Apertura '97, Supercopa '97, Apertura '99, Clausura '02, Final '14 y Copa Campeonato '14, puso fin a su tercera etapa en el Club. Cada vez que se fue, se fue ganador. Volvió a River a fines de 2012, en plena reconstrucción del equipo que llevaba meses de nuevo en Primera División. Dejó un sello ganador que se mantendría hasta estos días. El sello de Ramón campeón.

VAVEL Logo